economia

Naturgy destinará 14.000 millones de euros a la transición energética

El nuevo plan estratégico de la compañía (2021-2025) recoge una retribución al accionista de 5.900 millones de euros

28 DE julio DE 2021. 13:47H Carmen Muñoz

0a7a63fe85ce597dae6b8817d9207cfa.JPG

Naturgy acometerá inversiones por valor de 14.000 millones de euros durante los próximos cinco años. Según contempla su nuevo Plan Estratégico 2021-2025, presentado este miércoles, la gasista busca consolidar los pilares hacia la transición energética, centrada en el crecimiento de la energía renovable y la distribución de redes. Para alcanzar tal fin, el documento recoge un desembolso de 8.700 y 4.100 millones, respectivamente, que serán complementados con menores inversiones en gestión y suministro de energía. De hecho, la partida de 1.200 millones asignada a esta última irá disminuyendo en los siguientes ejercicios. 

En rueda de prensa telemática, el presidente de la cotizada, Francisco Reynés, ha precisado que este plan les permitirá registrar un beneficio neto ordinario de 1.500 millones de euros en los siguientes años e incrementar el ebitda un 15% anual. Para el respaldo de estas inversiones, la energética empleará su cash Flow, de 16.700 millones, y 3.200 millones de deuda, situando la ratio de apalancamiento en el 20,7%.

En esta línea, la hoja de ruta prevista incluye una política de dividendos de 5.900 millones, que se traduce en 1,2 euros por título al año. Esto supone un recorte en la remuneración al accionista, con un pay out del 85%, frente al 120% del periodo 2018-2022. Tal y como ha precisado Reynés, este será abonado en tres tramos. Uno de 0,3 euros en los primeros seis meses del ejercicio, otro de 0,4 euros en el tercer trimestre, mientras que los 0,5 euros restantes se concederán tras la celebración de la junta general de accionistas. En cualquier caso, serán sometidos a revisión en 2023 “en función del rendimiento y de la ejecución de la transformación”. 

En un principio, la presentación de dicho plan estaba prevista para finales de 2020. La pandemia, la venta de su negocio eléctrico en Chile y la oferta de OPA parcial del fondo australiano IFM sobre Naturgy, obligaron a posponerlo. De hecho, este asunto todavía se encuentra a la espera del visto bueno del Gobierno, que dará su veredicto el próximo 3 de agosto en un Consejo de Ministros extraordinario que pondrá fin al curso político.

Desde la compañía buscan incrementar la capacidad de su parque renovable en 9,4 gigavatios (GW), hasta los 14 GW para 2025. Para ello, invertirán en tecnologías ya probadas y en mercados estables con marcos regulatorios sólidos. En materia medioambiental, han resaltado el compromiso de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) desde el 16% conseguido en el momento actual, hasta el 24% para 2025, “con el foco puesto en 2050”, fecha en la que serán eliminadas por completo. 

El máximo dirigente ha resaltado que este nuevo plan es “más simple y eficiente” que el anterior y se encuentra más focalizado en las renovables y las redes eléctricas, como una forma de “invertir para crecer”. 

Este plan no incluye los proyectos que Naturgy espera poner en marcha de la mano de los fondos europeos, Next Generation EU, que le permitirán impulsar la producción de gases renovables. 


El beneficio neto ordinario de Naturgy crece un 17% en el primer semestre

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"