economia

No ayer, hoy todo está mejor

La economía nunca ha funcionado tan bien para todos como ahora, a pesar de la crítica al sistema capitalista.

15 DE octubre DE 2018. 11:04H Europa

mundo_78580_20181015110517.jpg

El periodista alemán Hans Rosling, del periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung, lo dejó claro en un detallado artículo ilustrado con gráficos: el mundo nunca ha sido mejor que ahora. Aquí hay algunos ejemplos para los que no lo creen, también gracias al bombardeo de noticias negativas que sufrimos todos los días: la mortalidad de los niños en todo el mundo ha bajado en 200 años de un 44% a un 4%. Esto es gracias a los avances en medicina financiado por gente con valores y vista al futuro y universidades cada vez más orientadas e interconectadas con empresas.

Lo mismo pasó en la educación, de la que nos quejamos todos los días porque nos parece que funciona mal y no es suficiente lo que enseñamos y aprendemos. Pero es un hecho que en el año 1800 solamente el 10% de la población mundial sabía leer y hoy es el 86% de la sociedad, según datos de la Unesco. Todos los que se quejan constantemente de las brechas y las élites deberían reconocer que en el mundo en general la situación ha mejorado para la mayoría de las personas. Y estos cambios se han producido gracias a la inversión en el progreso.

Menos hambre, más paz

Y si miramos la agricultura y el hambre, también ha mejorado la situación de manera significante gracias al progreso y la inversión en métodos de cultivo más eficaces. La cosecha ha aumentado a nivel general en el mundo de 1.400 kg en 1970 por hectárea a 4.000 kg actualmente, según datos de la FAO. Está claro que la situación económica en Europa es diferente a la de África y que existen estas brechas enormes de conocimiento y hambre entre estas partes el mundo, pero hay que ver que la tendencia en general también en estos países es hoy mejor que hace 30 años. Algunos de los medios, sobre todo en Alemania, Gran Bretaña y Francia critican mucho a la Unión Europea y a esta tendencia se asuman nuevos partidos antieuropeos. Pero los hechos son estos:

Entre 1986 y 2013, España recibió 151.400 millones de euros de la UE, una cifra a la que hay que sumar 45.000 millones más asignados hasta el año 2020. Toda esta inversión se refleja en la red de alta velocidad más grande después de China, unas carreteras que son ejemplares para toda la UE. Todo esto ha provocado un espectacular crecimiento en las últimas dos décadas. Pero no solamente la historia de España y Europa es exitosa. El PIB per cápita de países como Dinamarca, Bélgica, Austria o Finlandia creció más del 1,5% de media gracias al ingreso en la UE.

En el caso de Alemania, se trata de un 2,3%. A veces hay que mirar un poco las cifras antes de seguir la onda negativa que provocan muchos medios de comunicación, grupos de interés y partidos políticos actualmente. Aparte de los argumentos económicos que hablan en favor de nosotros y nuestras políticas, también hay razones humanas, de las cuales podemos estar orgullosos, expresadas muy bien en estos gráficos de "60 poderosas razones para la UE", de la Comisión Europea.

No ayer, hoy todo está mejor No ayer, hoy todo está mejor
Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”