miércoles, 17 abril 2019
ZONA PREMIUM
Economía

¿Qué frena la internacionalización de las empresas en Internet?

"Ante los desafíos del comercio internacional, las empresas online encabezan la nueva ola de globalización", según un estudio elaborado por la plataforma Stripe

05 de febrero de 2019. 17:45h Alexandra Gheorghiu
  • ¿Qué frena la internacionalización de las empresas en Internet?

2015 fue un año clave en el que se produjo un 'boom', una explosión de pagos que incrementó el volumen de la gestión de dinero movido por Internet. Así lo ha señalado el responsable de la plataforma de pagos y tesorería Stripe, Borja Santos, en la presentación del estudio ‘Nativos Globales’, el cual aborda los retos y oportunidades de las empresas nacidas en el seno de Internet y su expansión global.

La pregunta es: ¿Por qué las empresas online encabezan una nueva ola de globalización, pese a los crecientes desafíos del comercio internacional?

INTERNET ES UN MUNDO CON FRONTERAS

Aunque se tiene la concepción de Internet como un mundo sin fronteras, la realidad es otra. Sí existen limitaciones y, aunque no sean visibles, han sido heredadas de la venta tradicional. Este estudio realizado a más de 9.000 participantes de 15 mercados globales refleja que el ecosistema actual de startups y empresas españolas goza de buena salud.

Aun así, no crece al ritmo que podría hacerlo. Las barreras regulatorias merman su expansión mundial, que se ha convertido en una prioridad para los fundadores de las empresas online actuales. Determinados aspectos contribuyen a la pérdida de competitividad y productividad, tales como el tiempo que tienen que invertir en asuntos de impuestos, regulación y con aquellos relacionados con las normas de cumplimiento que dificultan el crecimiento del negocio. Tal y como indica el documento, el 42% de los encuestados manifiestan que cada vez es más difícil hacer negocios a nivel internacional hoy que hace cinco años.

Lo que les ha permitido al 59% de las empresas digitales internacionalizarse ha sido la tecnología, siendo este el primer habilitador. El segundo factor es el dinero, seguido por las mejoras logísticas. En la presentación se ha mostrado el ejemplo de Cristina Rodríguez, la fundadora de Mumablue, que puntualizó que ‘puedes vender internacionalmente, pero las patas logísticas deben estar muy bien atadas'.

En un contexto como este, más del 80% del tejido empresarial conserva la valentía y el afán internacional y pretenden lanzarse al mercado próximamente. "En el panorama actual, con un fuerte apetito de las empresas españolas por desarrollarse más allá de nuestras fronteras y con las herramientas tecnológicas que facilitan la expansión, la globalización desde el primer día es el camino a seguir", ha asegurado Borja Santos.

Por su parte, José Luis Zimmermann, director de la Asociación Española de la Economía Digital, ha contado que el mercado europeo es muy complejo y, en el caso de la pyme, es "la gran olvidada". "Es muy difícil para una pyme resolver los problemas que pueden plantearse a nivel de impuestos a pesar de que la UE ha mejorado esto mucho".

Con todo ello, Zimmermann ha concluido con una aclaración rotunda: "España no está apostando por la economía digital y las principales perjudicadas son las pymes".