martes, 17 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Economía

¿Qué tipo de ahorrador eres de cara a la jubilación?

La Asociación Empresarial del Seguro UNESPA ofrece un portal que permite identificar qué perfil tiene el usuario y qué producto de ahorro para la jubilación se adapta a él

12 de diciembre de 2018. 13:50h Manuel Gutiérrez
  • ¿Qué tipo de ahorrador eres de cara a la jubilación?

Uno de cada cuatro españoles no espera recibir una pensión pública en el futuro, según el I Observatorio del Ahorro y la Inversión en España elaborado por Bestinver y la escuela de negocios IESE. Y este escenario es clave a la hora de que sea más atractiva la idea de recurrir a un producto de ahorro para la jubilación.

No obstante, gran parte de la población no sabe identificar qué herramienta es la idónea según sus circunstancias personales, su aversión al riesgo con las inversiones o su mayor o menor disponibilidad de ahorro. Para ello, la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA) ha puesto en marcha la iniciativa 'Ahorrar da mucha vida'. Este portal pretende "concienciar a la gente de la importancia de ahorrar de cara a la jubilación" y, para ello, la web explica cuáles y cómo son los principales productos a los que se puede recurrir para "preparar el retiro".

La experiencia se puede dividir en dos etapas. La primera consiste en un breve cuestionario sobre aquellas cuestiones para conocer las características y lo que busca el usuario. En este punto, se identifican cuatro perfiles de ahorrador: conservador, dinámico, sin prisas y sin ataduras.

El ahorrador conservador es aquel que quiere contratar un producto que garantice, al vencimiento del mismo o cuando se jubile, recuperar al menos el 100% del dinero invertido. Es decir, no quiere tener pérdidas a la hora del vencimiento. Por su parte, el ahorrador dinámico puede asumir el riesgo de que el producto no garantice la totalidad de la inversión a cambio de una expectativa de rentabilidad mayor.

El ahorrador sin prisas es una persona que estaría dispuesta a asumir que no podré disponer del dinero hasta que no me jubile, o durante un plazo de tiempo largo (por ejemplo, más de cinco años). Por último, está el perfil de ahorrador sin ataduras,que lo que más le importa es saber que podrá disponer a corto plazo del dinero que ha ido ahorrando para su jubilación si lo necesita en algún momento.

Tras identificar el tipo de ahorrador, se ofrece una descripción lineal de cada uno de los productos. No obstante, este instrumento no tiene una "finalidad comercial", sino que se tiene una pretensión "divulgativa", cuenta Carlos Esquivias, responsable de la Comisión de Vida de UNESPA.

De este modo, los productos que se describen en el portal web son los planes de previsión asegurados (PPA), los planes de pensiones individuales, los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP), los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), las rentas vitalicias y temporales, los seguros de capital garantizado, los productos de participación en beneficios, los unit-linked, los seguros colectivos que instrumentan compromisos por pensiones, los planes de previsión empresarial (PPSE) y los planes de pensiones de empleo.