economia

Roldán descarta que un impuesto a la banca garantice las pensiones

El presidente de la AEB pide soluciones integrales para resolver la financiación de las pensiones

20 DE junio DE 2018. 18:13H Adrián Varela

image_content_44211_20180620182955.jpg

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha participado este miércoles en los Cursos de Verano 2018 de la Universidad Menéndez Pelayo, la Asociación de Periodistas Económicos (APIE) y el BBVA, en una intervención en la que ha rechazado la utilidad y conveniencia de nuevos impuestos a la banca.

Roldán ha atribuido los problemas de financiación de las pensiones al descenso de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida, por lo que ha pedido "soluciones integrales" y ha recordado que "la banca ya paga muchos impuestos". Así, ha recordado que "el sector bancario representa el 3% del PIB, no puede afrontar un problema de la sociedad en su conjunto".

El presidente de la AEB ha rechazado el uso de impuestos finalistas, aunque ha reconocido que es una práctica muy en boga fuera de España. Además, ha defendido que "sin sector bancario no hay crecimiento económico" y ha pedido tomar conciencia para reflexionar sobre "qué gastos podemos financiar" sin tener que recurrir al déficit.

Respecto a las acusaciones de malas prácticas en el sector, Roldán ha asegurado que son "casos aislados, no se puede generalizar". Mientras, ha señalado que Mifid II "representa una oportunidad para resetear las relaciones con los clientes en bases sólidas", además de criticar el alto coste de la litigosidad en el sector sobre cuestiones como claúsulas suelo.

En clave política, José María Roldán le ha pedido al nuevo gobierno mantener el crecimiento, la creación de empleo y la capacidad exportadora, al tiempo que ha apostado por ir reduciendo el endeudamiento. "Necesitamos 3 o 4 años en esta senda para mitigar problemas que tiene la economía española y que otras economías no sufren", ha aclarado.

Además, el presidente de la AEB no ha descartado que continúe el proceso de consolidación bancaria, recordando que se han reducido las oficinas bancarias un 40% y un 32% las plantillas de las entidades, de tal modo que "45 bancos se han convertido en 13". Roldán ha reconocido que el ajuste ha sido más intenso que en Europa, aunque ha puntualizado que "la revolución digital no me permite decir que el ajuste haya terminado". Por ello, ha considerado que el tamaño de las entidades seguirá siendo un factor determinante en su futuro.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"