economia

Santander refuerza su liderazgo en la banca española

Los seis principales bancos han registrado unas ganancias un 22% superiores a las de 2017

01 DE febrero DE 2019. 12:28H Carmen

Una vez finalizada la ronda de presentación de resultados anuales de los grandes bancos españoles la conclusión es clara: Santander se mantiene firme. Con un beneficio neto atribuido de 7.810 millones de euros, un 18% más que en 2017, la entidad presidida por Ana Botín refuerza su posición con respecto a sus principales competidores.

El balance del año se ha dado a conocer tras unos días turbulentos para el banco cántabro con el fichaje frustrado de Andrea Orcel, la puja de los hermanos Reuben por la ciudad financiera y la decisión de la Audiencia Nacional de pedir responsabilidades penales a Banco Santander por la gestión que llevó a cabo dicha entidad en la etapa de Ángel Ron. Una semana negra cuyos resultados le han permitido ver algo de luz al final de túnel y que, en cualquier caso, le sitúan muy por encima de su rival directo: BBVA.

A pesar de que los problemas se van incrementando para BBVA a medida que se conocen más detalles sobre la 'Operación Trampa', el último año de Francisco González como presidente ha estado marcado por un resultado un 51,3% más alto, hasta los 5.324 millones de euros. Se trata de una cifra impulsada a raíz de la plusvalía generada en la venta de BBVA Chile, un mayor control de los gastos y la recurrencia en los ingresos.

En tercera posición se encuentra Caixabank, que se anota otro año récord tras registrar un beneficio atribuido de 1.985 millones de euros, con una subida del 17,8%. Un resultado histórico para la compañía encabezada por Jordi Gual que coincide con la finalización de su plan estratégico y la entrada en vigor del nuevo (2019-2021).

Bankia, por su parte, celebra resultados tras la integración de BMN. La entidad presidida por Goirigolzarri ha obtenido un beneficio neto atribuido de 703 millones durante el ejercicio pasado, con un avance del 39,2% con respecto a 2017, cuando alcanzó los 816 millones de euros. Sin embargo, en términos ordinarios se sitúa en los 788 millones, un 3,4% menos.

Le sigue Bankinter, que tras hacer una carrera de fondo, consolida su crecimiento en 2018 con unas ganancias de 526,4 millones de euros (+6,3%), así como una mejora tanto de su rentabilidad (+13,2%) como del ratio de capital (11,75%), dos de sus pilares "fundamentales".

Cierra la lista Banco Sabadell, con un beneficio neto atribuido de 328,1 millones de euros, casi un 55% menos, tras sanear su balance y completar la migración de su filial británica TSB.

En conjuntos, estos seis bancos han acumulado unas ganancias de 16.676,5 millones de euros, con un aumento superior al 22% en comparación con el cierre de 2017.

Artículos relacionados

Banco Santander, ‘Great Place to Work” en sus principales países
"Desde Amiral Gestion no vemos que EEUU presente muchas oportunidades"
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"