economia

¿Tendría sentido un gigante financiero español?

La unión de los dos mayores bancos españoles crearía una entidad con más de 2.200 millones de euros en activos y presencia en todo el mundo

11 DE enero DE 2021. 08:46H Mario Talavera

1cc29904d6aa3a871ecf44538c8fd170.jpg

Antes de sufrir un rechazo como el que BBVA recibió de Banco Sabadell, Banco Santander decidió retirarse del intenso movimiento de fusiones que está alentando la pandemia. "En Santander no estamos en esto ahora", dijo su consejero delegado, José Antonio Álvarez, a finales de julio. Sus bazas son la integración regional y su tamaño, "que ya es grande", como para necesitar de una integración que mejore su solidez.

Por su parte, Banco Sabadell dejó colgado a BBVA, tras estimar escasas las dádivas de la entidad de origen vasco. En estas circunstancias, los dos mayores bancos españoles parecen dispuestos a continuar sus caminos en solitario. Sin embargo, no se puede obviar que en los corrillos hay quienes han relacionado sus dos rutas, como si pudieran acabar formando una sola.

Más allá de que sea probable, la unión de estos dos colosos financieros llevaría a un nuevo ecosistema financiero en España y también en el mundo, dada la variedad de países en los que ya operan por separado. En conjunto, los activos superarían los 2.200 millones de euros, al sumar los 1.500 millones de Santander y los 730 millones de BBVA, lo que lo colocaría entre los 10 mayores bancos del mundo. De ese modo, miraría en igualdad de condiciones a entidades como JP Morgan Chase, HSBC, Bank of America o BNP Paribas.

Asimismo, sus cifras de beneficio anuales -en años no pandémicos- superan los varios miles de millones de euros. En el caso de Santander, alcanzaron los 6.515 millones de euros en 2019, mientras que BBVA obtuvo 3.512 millones ese mismo año. En ese sentido, la diversidad geográfica supone una ventaja, aunque también dificulta la gestión, como se ha visto en el caso del banco que preside Carlos Torres.

Además de España, América Latina representa una gran fortaleza. La entidad presidida por Ana Botín obtuvo unos beneficios de 2.249 millones de euros en Brasil en 2019, más otros 473 millones de euros en Chile. Por su parte, BBVA sumó 1.965 millones de euros de beneficios en México, además de 569 millones en el conjunto de América del Sur. Así, Santander cuenta con otras dos bazas: Reino Unido (828 millones de euros) y Estados Unidos (619 millones). BBVA compartió la apuesta por EEUU, donde sus ganancias ascendieron a 478 millones de euros, y añade Turquía, donde el negocio bancario aportó 380 millones de euros.

Como se puede ver, el resto del mundo ya aporta más beneficios a estos dos bancos que sus negocios en España. Para Santander, el mercado nacional representa una quinta parte y, para BBVA, cerca de una tercera parte. En todo caso, aunque comparten algunos mercados, como México o Estados Unidos, una fusión supondría incorporar la presencia en lugares tan distintos como Turquía o Reino Unido.

Con respecto a su implantación, entre los dos bancos cuentan 230 millones de clientes (80 millones de BBVA y 150 de Santander), a los que dan servicio 316.000 empleados en más de 19.000 oficinas en todo el mundo.

La fusión de CaixaBank y Bankia dejó relegados a los dos bancos españoles más internacionalizados al segundo y tercer puesto en activos. BBVA, con 403.000 millones de euros y Santander, con 350.000 millones, acumularían un total de 750.000 millones de euros, por encima de los 650.000 con los que contará CaixaBank cuando se consolide su unión con Bankia.

Esto dejaría el mercado español con apenas dos grandes bancos, más Banco Sabadell, Bankinter y Unicaja Banco en una posición más modesta, además del resto de pequeñas entidades. A estas últimas, el gobernador del Banco de España insiste en recordarles que "todavía existe margen" para nuevas fusiones.

Alberto Chan: "En el primer trimestre podemos ver correcciones en las bolsas"