economia

Vincular las pensiones al IPC costaría casi dos puntos de PIB en 2030

El Banco de España estima que el coste podría incrementarse hasta el 3,4% para 2050

18 DE diciembre DE 2018. 11:11H Carmen

shutterstock-478576633_41-109498_20181218124548.jpg

Actualizar la pensión media en función de la subida del IPC y mantener la entrada en vigor del factor sostenibilidad para 2023 provocaría un aumento del gasto del 1,9% del PIB en 2030. Es la principal conclusión que recoge el informe 'Medidas recientes relativas al sistema de pensiones: un análisis del impacto sobre las finanzas públicas' realizado por el Banco de España.

Dicho estudio, que analiza el efecto sobre las finanzas públicas de las últimas medidas que se han adoptado en el sistema de pensiones, contempla que en ese escenario, la citada cifra se elevaría hasta el 3,4% del PIB para el año 2050.

Se trata de una situación totalmente diferente al que se dibujaba tras la reforma de 2013 que contempla una revalorización anual del 0,25% cuando el sistema presentara déficit y del 0,5% en situaciones de superávit.

Pese a que la reforma del sistema de pensiones también recogía la introducción del Factor de Sostenibilidad en 2019 -que relaciona el valor de la pensión con la esperanza de vida de esa generación- su puesta en marcha ha sido retrasada hasta 2023. Una decisión que, según las estimaciones del Banco de España, provocará un aumento del gasto anual en pensiones del 0,1% del PIB en el período 2020-2030 y del 0,3% en la siguiente década.

La causa de dicho incremento radica tanto en el aumento de la pensión media de aquellos que se jubilen en el período 2019-2022, ya que quedarían exentos de la aplicación del factor de sostenibilidad, como de aquellos que se retiren a partir de 2023, pues el retraso en la aplicación "daría lugar a una pensión inicial mayor".

Si bien desde el organismo encabezado por Pablo Hernández de Cos aseguran que estas simulaciones se encuentran sujetas a un "grado de incertidumbre no despreciable, dado el dilatado horizonte considerado", asegura que las medidas adoptadas recientemente necesitarán de "actuaciones adicionales" que o bien aumenten los ingresos o reduzcan los gastos del sistema. Hasta la fecha, las medidas en materia de revalorización llevadas a cabo este 2018 han supuesto un gasto de 2.500 millones de euros. Cantidad que se incrementa hasta los 5.300 millones para 2019 (un 0,4% de PIB).

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"