economia

El Banco de España pide al nuevo Gobierno un "saneamiento de las cuentas públicas"

Durante su intervención en la X edición del 'Spain Investors Day' el gobernador del Banco de España ha pedido dejar más margen de maniobra ante posibles 'shocks' de la economía

15 DE enero DE 2020. 08:42H Dirigentes

50f4ec7dbe04a42d73f920be0920d779.JPG

El Gobernador del Banco de España (BdE), Pablo Hernández de Cos, ha asegurado que para mantener la senda de crecimiento económico y fortalecer el potencial de la economía española el Gobierno debería "avanzar en el saneamiento de las cuentas públicas" y poder así dejar margen de actuación ante futuras crisis económicas. El mandatario ha subrayado que la deuda de las Administraciones Públicas solamente ha experimentado una pequeña reducción desde su pico más alto, cuando llegó a alcanzar el 100% del PIB, hasta situarse en el 98% en el momento actual.

Durante su intervención en la X edición del 'Spain Investors day', De Cos se ha centrado en la competitividad de este país para repasar los logros y retos a los que se enfrenta la economía española. En este sentido, ha destacado que si bien se han mejorado algunas variables como el saldo por cuenta corriente, que ha pasado de registrar un déficit del 9,4% del PIB en el año 2007 a un superávit del 2% en el último año, fruto del incremento de las exportaciones tanto en cantidad de bienes y servicios como en número de empresas, esta aún enfrenta desafíos como conseguir mayores aumentos de productividad. "Para continuar reduciendo el endeudamiento frente al resto del mundo es necesaria la consecución de superávits exteriores de manera sostenida, lo que a su vez demanda el mantenimiento de las ganancias de competitividad, que a lo largo de la recuperación se han basado en la moderación de costes laborales y financieros y que, en adelante, deberían descansar en aumentos de productividad", ha remarcado.

En esta línea, De Cos también ha sido crítico con los avances experimentados en materia de productividad total de los factores, ya que estos continúan siendo más bajos que los del resto de economías desarrolladas. Es por ello que hace un llamamiento a los agentes públicos para que corrijan estos efectos a través de la puesta en marcha de políticas centradas en el mercado de trabajo, "la excesiva rotación y temporalidad", el sistema educativo o la "escasa" generación y difusión de avances tecnológicos, entre otros.

El gobernador ha resaltado el sesgo de las exportaciones españolas hacia bienes de intensidad tecnológica, ya que estos apenas representan el 10% del total. "Como resultado, la sensibilidad de las ventas al exterior ante la competencia vía precios es elevada", añade al tiempo que ha citado factores como las tensiones proteccionistas y la incertidumbre sobre el Brexit como condicionantes del sector exterior.

Por último, ha recordado que los esfuerzos por reducir la posición deudora de la economía se ha concentrado principalmente en el sector privado, mientras que el de las Administraciones Públicas se ha incrementado en casi el doble hasta situarse ligeramente por encima del 50% del PIB. Aunque el déficit público se ha reducido de manera sustancial, el déficit estructural sigue siendo "elevado". A esto ha agregado que el proceso de consolidación fiscal debe ser compatible con una mejora de la calidad de las finanzas públicas y la reanudación de reformas estructurales que contribuyan a la capacidad competitiva de la economía.

XTB: “Merece la pena tener un poco de oro y alguna criptodivisa en cartera”