inversion

El café, de mínimos de 15 años a subir más que el oro

El precio del café ha ocupado varios titulares de prensa a lo largo del año debido a que se encontraba en mínimos de los últimos 15 años.

30 DE diciembre DE 2019. 08:00H Patricia Malagón

Desde el año 2014 hasta el segundo trimestre de 2019, el precio del café cayó más de un 50% y se fue a mínimos de 2004. Un hecho que se explicaba por el exceso de producción que se había acumulado en Brasil y Vietnam. Sin embargo, desde el mes de septiembre el precio del café a comenzado a repuntar, tanto que en lo que va de año ya acumula una rentabilidad del 22%, superior al oro o al petróleo.

El grano de Arábica ha subido un 28% desde finales de septiembre, al ritmo del mejor rendimiento trimestral desde 2014 y la mayor ganancia entre las principales materias primas en los últimos tres meses. Los precios se recuperaron después de que el clima adverso amenazara la producción en Brasil, el principal productor y exportador del mundo. Los analistas comenzaron a predecir que el mercado del café podía registrar un déficit de oferta, lo que ayudó a impulsar el rebote. Pero el tamaño de las ganancias fue sorprendente, ya que la medida de la volatilidad alcanzó su punto más alto en más de cuatro años. Esto le da un tono cauteloso a las perspectivas para principios de 2020.

"El mercado subió demasiado, demasiado rápido, y ahora estamos viendo un saludable retroceso", dijo Josh Graves, un estratega de mercado senior de RJO Futures en Chicago. "A corto plazo, la alta volatilidad está aquí para quedarse", explica el experto en Bloomberg.

Los futuros del café que se negocian en Nueva York muestran el fuerte rally del último trimestre del año. En agosto, una libra de café estaba en 0,97 dólares, algo que obligó a muchos productores a tener que dejar el negocio. Sin embargo, el 17 de diciembre llegó a los 1,42 dólares. Aunque, por el momento se mantiene alejado de los 1,64 anotados en 2016.

Rabobank International, por su parte, ve un déficit de suministro mundial de 3,5 millones de sacos en la temporada 2019-2020, mientras que Citigroup Inc. predice 4,7 millones y ve un déficit de 1,3 millones de sacos para 2020-2021. Una bolsa pesa 60 kilogramos, o 132 libras.

Las concentraciones de cultivos suelen traer nuevos suministros. Las bajas tasas de interés y la inflación del país probablemente alentarán la expansión de la superficie cultivada, asegura Carlos Alberto Fernandes Santana, director de la Empresa Interagrícola S.A., la unidad local de Ecom Trading, una de las mayores comercializadoras del mundo de este producto. Tampoco está claro todavía cuán grande será la cosecha brasileña de la próxima temporada, con algunas expectativas de una cosecha récord. La lluvia ha sido excelente, bien distribuida en la mayoría de las regiones productoras del país.


Artículos relacionados

¿Por qué el precio del café ha caído a mínimos de 15 años?
Estas son las causas de la fuerte caída del precio del café
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"