asia

El coste estimado del coronavirus asciende a 60.000 millones de dólares

Según los analistas consultados por DIRIGENTES, la economía china podría dejar de crecer dos puntos porcentuales, en torno al 5%.

04 DE febrero DE 2020. 08:31H Alberto Lebrón (Pekín)

0841f1d803aba1aa46f863e405d00456.JPG

Las vacaciones correspondientes al año nuevo chino se han extendido, en numerosos sectores, una semana más. Las bolsas chinas, por otra parte, se han desplomado un 10%. Y el banco central chino, de forma extraordinaria, ha introducido liquidez adicional al sistema.

En las regiones más afectadas, como Hubei, los bancos comerciales han sido forzados a flexibilizar sus condiciones crediticias. Se han recortado, por ejemplo, los tipos de interés. Y, tanto los negocios como todos aquellos particulares especialmente perjudicados por la crisis del coronavirus, también van a poder renegociar sus préstamos con los bancos. El gasto sanitario del gobierno para contener este brote supera, hasta este momento, los 12 mil millones de dólares. “Es prácticamente imposible encontrar suministros de mascarillas o materiales médicos, incluso, en España”, señalan fuentes del mundo empresarial a DIRIGENTES. Algunos indeseables, incluso, han acumulado stock para hacer negocio con esta crisis (vendiendo mascarillas a siete euros, el doble del precio minorista en España). Pero, en general, casi todas las fábricas han vendido la producción de todo un año, según ha podido saber DIRIGENTES.

La economía, por otra parte, está empezando a notar los primeros efectos. El desempleo, por un lado, puede repuntar debido al cierre temporal o total de algunas fábricas. Las cadenas de suministro también se están viendo afectadas (Apple, ahora mismo, no tiene proveedores activos en Wuhan). Wuhan, conviene recordarlo, ha atraído un tercio de toda la inversión francesa en China. Y, el ser un centro destacado en óptica electrónica, muchos bienes intermedios se están dejando de suministrar, Y en otras regiones teóricamente menos afectadas, como Shanghai, Tesla también se ha visto obligada a cerrar sus fábricas. Las pérdidas del sector turístico, desde aerolíneas con todos sus vuelos cancelados hasta hoteles o servicios de ocio, son incalculables. En estas fiestas, además, estaba previsto el lanzamiento de los nuevos estrenos cinematográficos. El último año nuevo se recaudaron setecientos millones de dólares. Este año, debido a la crisis del coronavirus, todos los estrenos han sido cancelados. Ahora mismo, según el consenso de los analistas, es difícil que China consiga crecer por encima del 6% en 2019.

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”