economia

El nicho inexplorado de la movilidad para empresas

José María Campos, CEO de Celering, cree que el segmento tiene “mucho margen de mejora”

16 DE octubre DE 2019. 17:05H Mario Talavera

ec78f688817f1c2122425ef6922f3405.jpg

El taxi lleva un tiempo sin ser la única alternativa al transporte público en las ciudades. En apenas unos años, han aparecido diversas modalidades que van desde la posibilidad de contratar un vehículo con conductor, hasta la de alquilar todo tipo de vehículos por horas o por uso, tales como patinetes eléctricos, bicicletas, motos o incluso coches.

El uso de estas alternativas se presenta como una opción individual, es decir, las distintas compañías que prestan estos servicios los ofrecen directamente a los usuarios y no a empresas, con unas necesidades más complejas. De ese modo, desde el punto de vista de José María Campos, se realiza una “aproximación muy vertical”, sin “un análisis profundo de toda la movilidad”.

Campos es CEO de Celering, la compañía que pretende revolucionar la movilidad de las empresas. Celering tiene la ambición de aproximarse a las empresas de un modo “horizontal y transversal”, de manera que pueda “resolver u optimizar” la movilidad de una empresa de un modo integral, ofreciendo modalidades de transporte que vayan más allá del carsharing (Car2go, Emov, etc.) o el ridesharing (Blablacar).

Para hacer esto se analiza el perfil de movilidad que tiene una empresa. No solo se consideran los viajes de trabajo, como pueden ser los trayectos al aeropuerto o a reuniones, sino los que también cubren la distancia desde casa al trabajo. El resultado de ese análisis es la constatación de unas necesidades concretas y de unas soluciones que pueden ser más adecuadas para el perfil de esa compañía.

“Analizamos tres vectores: tiempo, coste y emisiones”, explica Campos. En términos cuantitativos, se puede reducir el tiempo de transporte desde casa al trabajo en la mitad, mientras que el ahorro económico puede disminuir un 40%, y “también hay un ahorro en emisiones”, comenta Campos.

La propuesta de Celering mejora la oferta de otros posibles competidores que, por otra parte, no incluyen el “análisis profundo de toda la movilidad de una empresa”, dice Campos. La principal solución de esta empresa de capital español es el shuttle dinámico, que ya ha trasladado 200.000 personas en cuatro meses en Berlín o 6.000 personas diarias en Nueva York.

Estas escuetas palabras de Campos sirven para definir qué es el shuttle dinámico: “Consiste en que los empleados que trabajan en una misma zona pueden compartir una furgoneta o un minibús bajo demanda”. La solución está orientada a la zona periférica, “con más dificultades para aparcar y con opciones más limitadas de transporte público”, analiza Campos.

La aplicación permite establecer una hora de recogida y de llegada, para lo que se ofrecen distintas opciones. La diferencia de este servicio es que el vehículo no recoge al pasajero en su puerta, sino que evita callejear y tan solo transita por grandes avenidas. Así se ahorra tiempo y se optimiza el uso del vehículo para que lo usen los usuarios que comparten una trayectoria similar. “Detrás de esa plataforma hay un algoritmo que identifica los puntos de origen y de destino de los usuarios que comparten una misma trayectoria y que serán quienes van en el mismo vehículo”, aclara el dirigente.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"