pymes

El temor a que el Gobierno suba el salario mínimo ya hace pensar en despidos

Un tercio de los trabajadores por cuenta propia con empleados a su cargo baraja la posibilidad de realizar algún despido

10 DE enero DE 2020. 07:26H Carmen Muñoz

0d35518f4042c8cf8d5f8fe9e1f07de4.JPG

Después de un 2019 marcado por la desaceleración de la economía, las perspectivas entre el colectivo de los autónomos no son nada alentadoras. Un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) arroja que al 50% de los trabajadores por cuenta propia les va peor que en años anteriores. La causa radica, principalmente, en la reducción de su volumen de negocio, fruto de la citada ralentización.

La coyuntura económica y la incertidumbre política fueron la tónica dominante del pasado ejercicio y que llegó a recalar entre el tejido autónomo. De hecho, el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) llegó a reducirse en un 70% con respecto al año anterior.

De las expectativas de una encuesta realizada a 1.212 personas entre el 26 de diciembre y el 5 de enero se desprende que, de la cantidad de autónomos con trabajadores a su cargo (62,39%), más de un tercio valora tener que realizar algún despido. "Este es el primer síntoma de desconfianza", ha señalado el presidente de ATA, Lorenzo Amor, durante la presentación del barómetro.

En esta línea, el dato que "más ha sorprendido" a ATA es la disminución de las previsiones de contratación. Si en años anteriores este índice solía oscilar alrededor del 30%, en el momento actual se sitúa en el 11,61%. La situación socioeconómica actual y los problemas por los que atraviesa el negocio son las principales causas que atribuyen a ello. "Todo dependerá de la confianza que se genere con el nuevo Gobierno", ha subrayado Amor, al tiempo que ha remarcado que esto dependerá de las políticas que se pongan en marcha. Una de las medidas estrella que contempla en su agenda el nuevo Ejecutivo pasa por adecuar las cotizaciones a los ingresos reales y que es respaldada por más del 45% de los entrevistados.

Subida del SMI

Otro de los aspectos que ha desatado una mayor crítica entre los autónomos es la posible subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) este 2020. Se trata de una cuestión que preocupa a casi siete de cada diez personas, ya que repercutiría directamente en la actividad de su negocio. Desde ATA han aseverado que no es un problema aislado que afecte exclusivamente a los empresarios, pues también perjudica a las familias, trabajadores y pensionistas que cuentan con personal contratado en su casa.

"Si subimos el SMI a 1.200 euros, que son 1.400 euros al mes incluyendo la Seguridad Social, el régimen del hogar pasa a ser de 1.700 euros, ¿qué familia de clase trabajadora puede permitirse tener ocho horas a alguien en su casa?", ha manifestado Amor. En este sentido, considera que la subida del SMI a 1.200 euros puede fomentar la economía sumergida, por lo que pide escuchar al empresario, que es quien paga las nóminas.

La morosidad continúa

Si bien el acceso al crédito ha dejado de ser un problema para los autónomos que han solicitado financiación, otros factores como la morosidad se ha convertido en un problema endémico. Entendiendo por retraso en el pago de las facturas una demora de 60 días o más, en el momento actual, cuatro de cada diez trabajadores por cuenta propia encuestados se ven afectados por esta situación. De hecho, hay algunos que tardan más de seis meses en cobrar. Una situación ante la que Amor se ha mostrado muy crítico con algunas Administraciones Públicas cuyo período de pago llega a superar el año. Por ahora, el Gobierno de coalición tiene previsto el desarrollo de una normativa para sancionar el incumplimiento de los plazos de pago. "Si a los autónomos les va bien, a España le va mucho mejor", ha sentenciado al respecto Amor.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”