ESG

BlackRock lanzará una estrategia de infraestructura perpetua para impulsar la transición energética global

Las estructuras de capital a largo plazo proporcionan la flexibilidad necesaria para invertir en las principales temáticas de la transición energética y la seguridad energética.

15 DE junio DE 2022. 18:26H Funds&Markets

BlackRock ha anunciado hoy que establecerá una estrategia de infraestructuras perpetua que buscará asociarse con empresas líderes en infraestructuras a largo plazo para ayudar a impulsar la transición energética. BlackRock aprovechará la amplitud y las capacidades de su plataforma de infraestructuras para realizar inversiones duraderas en activos de infraestructuras clave y para tratar de proporcionar a los inversores rendimientos resilientes y ligados a la inflación, al tiempo que buscará crear crecimiento en la economía real. Más de la mitad de la estrategia se asignará inicialmente a Europa para pasar a ser cada vez más global en las próximas décadas.

El movimiento global hacia una economía verde está generando actualmente cambios importantes en todos los sectores de las infraestructuras, generando oportunidades de inversión atractivas en varios ámbitos. Esta estrategia buscará inversiones que aprovechen determinadas megatendencias en los ámbitos de la transición energética y de la seguridad energética, incluidas las infraestructuras digitales y las infraestructuras para las comunidades, la movilidad sostenible y la economía circular. Tratará de desplegar capital en negocios totalmente integrados, como las empresas eléctricas y los actores de infraestructuras de energía renovable end-to-end (de extremo a extremo), así como en activos independientes, como centros de datos, tecnologías de digitalización de la red, sistemas de almacenamiento de baterías e instalaciones de almacenamiento y transporte de gas natural, cuando sean adaptables para incorporar el hidrógeno. A través de sus inversiones en estos negocios, BlackRock adoptará un enfoque activo para apoyar la transición de las empresas hacia modelos de negocio con menos emisiones de carbono a lo largo del tiempo.

"Creemos que la intersección de las infraestructuras y la sostenibilidad será una de las mayores oportunidades en las inversiones alternativas en los próximos años. Al mismo tiempo, los recientes acontecimientos han agudizado la atención sobre la seguridad energética y han agravado aún más la necesidad de invertir en infraestructuras", ha señalado Edwin Conway, responsable global de BlackRock Alternative Investors. "Los mercados privados seguirán desempeñando un papel fundamental en la transición energética y nos complace ofrecer a nuestros clientes otra capacidad que les ayudará a ir más allá de la simple navegación por la transición para pasar a verdaderamente impulsarla."

Se calcula que se necesitan 125 billones de dólares estadounidenses de inversión en todo el mundo de aquí a 2050 para alcanzar las cero emisiones netas, lo que incluye más de 4 billones de dólares al año, frente al billón que se destina actualmente.   Además de la financiación de la transición a largo plazo, la cuestión a corto plazo de la seguridad energética se ha convertido en una nueva fuerza impulsora, en particular en Europa, como resultado de los choques energéticos causados por la guerra en Ucrania. Según el BlackRock Investment Institute, el rechazo a la energía rusa acelerará la transición hacia las cero emisiones netas en Europa a largo plazo, pero la hará más divergente a nivel global.

"BlackRock es un líder en la transición energética y ya ha movilizado más de 55 mil millones de dólares de capital y deuda en inversiones a través de nuestras estrategias de infraestructura desde su creación", ha comentado Anne Valentine Andrews, responsable global de BlackRock Real Assets. "Nuestra capacidad para reunir a empresas, gobiernos y clientes institucionales significa que estamos en una posición única para desplegar el capital de los inversores de todo el mundo en activos reales que impulsan la transición energética y tienen un impacto positivo en las comunidades y economías locales."

BlackRock Alternative Investors cuenta con una amplia gama de capacidades en los mercados privados diseñadas para ayudar a impulsar la transición energética. Como pionero en la transición energética, la primera inversión de BlackRock en energía renovable en nombre de sus clientes fue un proyecto eólico en Europa en 2012. Desde entonces, el negocio de Activos Reales de BlackRock, de 75 mil millones de dólares, ha seguido evolucionando sus estrategias con la ampliación de las oportunidades del mercado a través de sus negocios de Infraestructura Diversificada e Infraestructura Climática. BlackRock gestiona hoy una de las mayores franquicias de infraestructuras climáticas a nivel global, invirtiendo en energías renovables en los mercados desarrollados. Recientemente, BlackRock se asoció con los Gobiernos de Francia, Alemania y Japón, junto con una serie de inversores institucionales y fundaciones líderes, para crear la Climate Finance Partnership, un vehículo de financiación mixta emblemático centrado en la inversión en infraestructuras climáticas en los mercados emergentes. Recientemente, BlackRock ha creado Decarbonization Partners, una asociación con Temasek centrada en la inversión de capital riesgo de última etapa y de capital privado de crecimiento temprano en soluciones de descarbonización. 

Además, BlackRock se ha asociado recientemente con empresas e invertido en proyectos que ayudan a impulsar la transición energética. Estos incluyen, entre otros una empresa conjunta con KX Power, el desarrollador y operador de sistemas de almacenamiento de energía en baterías con sede en el Reino Unido; una inversión en Kellas Midstream, una empresa de infraestructura energética que está desarrollando un importante proyecto de hidrógeno azul en el Reino Unido; la firma de un memorando de entendimiento con Aramco para explorar oportunidades conjuntas en futuros proyectos de transición energética relacionados con la infraestructura energética de baja emisión de carbono; una inversión en Calisen, propietario e instalador líder de contadores inteligentes en el Reino Unido; y una inversión en Ionity, una de las redes de recarga de alta potencia líderes en Europa, que permitirá a la empresa aumentar el número de puntos de recarga de alta potencia en más de cuatro veces para 2025. 

BlackRock tiene la intención de lanzar vehículos de inversión abiertos subyacentes y buscará socios fundamentales en la segunda mitad de 2022.  Las estructuras abiertas proporcionarán la capacidad de recaudar e invertir capital de forma continua durante la vida de la estrategia.

Noticia actualizada: 16-06-2022 11:42

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"