ESG

El BCE lanza su “carnet de puntos” para descarbonizar su tenencia de bonos corporativos

Las puntuaciones climáticas con las que la entidad pretende contabilizar la sostenibilidad de sus bonos será la guía de compras de la Eurozona

21 DE septiembre DE 2022. 08:43H Alejandra Gómez

Europa continua su hoja de ruta con un claro objetivo: ser el continente verde o que antes dé el salto hacia la economía sostenible, en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

Y si la Unión Europea ya ha puesto en marcha determinadas patas de legislación de inversión en sostenibilidad o ESG, ahora el Banco Central Europeo (BCE) busca desarmonizar sus tenencias de bonos corporativos en sus carteras de política monetaria.

Este lunes, la institución presidida por Lagarde, ha señalado los detalles de cómo pretende llevar a cabo este cambio verde en sus tenencias de bonos corporativos de forma gradual. 

Objetivos que persigue el BCE

Tal y como concreta el BCE, uno de los objetivos es reducir la exposición del Eurosistema al riesgo financiero relacionado con el clima, fundamentalmente tras la decisión adoptada por el Consejo de Gobierno en julio de 2022 de inclinar las compras de bonos corporativos del Eurosistema hacia emisores con un mejor comportamiento climático. 

Por otro lado, destacan que estas medidas apoyan la transición ecológica de la economía en consonancia con los objetivos de neutralidad climática de la UE.

Una puntuación climática global: subpuntuaciones que se retroalimentan

El banco central del bloque del viejo continente llevará a cabo este cambio verde de sus bonos mediante una puntuación climática global, un sistema que, tal y como destacan se utilizará para inclinar las tenencias de bonos y combina las tres subpuntuaciones siguientes: 

En primer lugar, la subpuntuación de las emisiones retrospectivas se basa en las emisiones pasadas de los emisores. “Examina el rendimiento de las empresas en comparación con sus pares en un sector específico, así como en comparación con todos los emisores de bonos elegibles. Los que tienen un mejor rendimiento reciben una mejor puntuación”, indica el comunicado del BCE. 

La segunda de estas subpuntuaciones se centra en el objetivo prospectivo, basado en los objetivos establecidos por los emisores para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en el futuro. “Las empresas con objetivos de descarbonización más ambiciosos reciben una mejor puntuación. Esto las incentiva a reducir sus emisiones”, insiste la entidad de la eurozona. 

En tercer lugar encontramos la subpuntuación de la divulgación del clima, que se basa en la evaluación de la información de los emisores sobre las emisiones de gases de efecto invernadero. "Aquellos emisores con información de alta calidad reciben una mejor puntuación. Esto incentiva a los emisores de bonos a mejorar su información sobre el clima”, desata el banco central. 

El resultado de las puntuaciones climáticas afectarán a toda la compra de bonos corporativos del Eurosistema 

Desde el BCE han querido hacer hincapié en la importancia de estas puntuaciones climáticas que indican que afectarán a su ponderación relativa en la referencia que guía las compras de bonos corporativos de reinversión en curso del Eurosistema. 

“El resultado será la compra de más bonos emitidos por empresas con un buen comportamiento climático y menos bonos de aquellas con un mal comportamiento climático”, subraya el BCE. 

Y añaden desde la institución que además, el Eurosistema utilizará la puntuación climática para ajustar sus ofertas en el mercado primario para favorecer a los emisores con un mejor rendimiento climático e imponer límites de vencimiento a los bonos de los emisores con menor puntuación.

Cabe destacar que esta medida de puntos afecta a todas las compras de bonos corporativos -ya sea en el marco del programa de compras para el sector corporativo (CSPP) o del programa de compras de emergencia para casos de pandemia (PEPP)- que se liquiden a partir del 1 de octubre de 2022.

Pero desde el BCE aclaran que el volumen global de las compras de bonos corporativos seguirá estando determinado únicamente por consideraciones de política monetaria. "Los criterios de elegibilidad para las compras de bonos corporativos permanecen sin cambios en este momento”, apuntan. 

La entidad también matiza que las puntuaciones climáticas y la metodología utilizada para calcularlas se revisarán periódicamente y podrán evolucionar para tener en cuenta los nuevos avances en términos de datos, modelos, regulación y capacidad de evaluación de riesgos.

El BCE empezará a publicar esta información en el 1T de 2023

El BCE empezará a publicar información relacionada con el clima sobre sus tenencias de bonos corporativos a partir del primer trimestre de 2023 e informará periódicamente sobre los avances en la alineación con los objetivos del Acuerdo de París.

“La publicación de las tenencias de bonos corporativos del Eurosistema a partir de octubre de 2022 marcará la consecución de otro hito en el plan de acción climática del BCE anunciado en julio de 2021. La agenda climática del BCE ofrece una visión general de todas las actividades en curso relacionadas con el clima”, cuentan desde la entidad de Lagarde. 

Artículos relacionados

CaixaBank, único banco europeo elegido por el BCE para colaborar en el prototipo del euro digital
El BCE no convence al mercado y los analistas tachan de "optimistas" sus previsiones
Es momento de volver a los bonos en Europa, según Amundi
La Renta Fija High Yield, y los Bonos indexados a la inflació, oportunidades en el 2º semestre
La política monetaria del BCE adopta nuevas medidas verdes y ajusta la tenencia de bonos
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"