economia

España y Chile reclaman más acción en la COP25

Las ministras de Chile y España para el medio ambiente quieren que la Cumbre del Clima suponga el inicio de acciones concretas para enfrentar el desafío climático

27 DE noviembre DE 2019. 13:09H Mario Talavera

5a6831132fdb21617469a5e759c177e4.jpg

La convulsa situación que vive Chile obligó al gobierno del país a reconocer sus culpas y a decir que "no estaba preparado" para acoger la Cumbre del Clima que, finalmente, se celebra en Madrid desde el día 2 hasta el 13 de diciembre.

La ministra chilena de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, ha entonado sus disculpas durante la celebración de un acto organizado por Nueva Economía Fórum, en el que también ha participado Teresa Ribera, la ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de España.

Ante los muchos interrogantes por responder, como se ha reflejado durante el acto, ambas dirigentes han tratado de responder con exactitud y detalle. No obstante, pocas han sido las preguntas que han respondido de los asistentes, entre ellas la de DIRIGENTES, que cuestionaba la posibilidad de lograr grandes acuerdos teniendo en cuenta las ausencias que se producirán en la Cumbre, como las del presidente estadounidense Donald Trump, su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, que rechazó albergar el evento, e incluso el propio presidente chileno Sebastián Piñera, anfitrión del encuentro.

La ministra chilena ha respondido a esta pregunta de este medio, admitiendo que es importante que el foco comience a trasladarse al ámbito local y regional. Es decir, Schmidt cree que debe ampliarse el compromiso de los gobiernos locales y regionales, dado que el cambio climático debe tratarse desde todos los ámbitos.

En esa línea, ha explicado que echa en falta la implicación local y también del sector privado. Coincidiendo con esa visión, Ribera afirma que acudirán entre 40 y 50 jefes de estado, de gobierno y ministros de todo el mundo, lo que demuestra el compromiso de buena parte de los gobiernos internacionales con la agenda multilateral y la cooperación para afrontar el problema.

Más acción

En ese sentido, las dos mandatarias han aprovechado para solicitar que la Cumbre del Clima debe servir para establecer más medidas concretas. "Hoy es tiempo de actuar", ha dicho Schmidt, mientras que Ribera afirma que es una responsabilidad de todos los sectores, si bien ha dejado entrever que el actual gobierno en funciones tiene una capacidad de acción limitada para presentar en la COP25 unas propuestas más ambiciosas.

Hay que tener en cuenta que, según ha explicado la ministra en funciones española, las inclemencias naturales ocurridas a raíz del cambio climático han provocado pérdidas en España y Portugal de 31.000 millones de euros en el periodo entre 1980 hasta 2013. Por ello, cree que no se trata de un desafío menor, sino que pone en riesgo "la sociedad, el modelo económico y la civilización".



BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"