fondos

Tressis: “En bolsa seguimos apostando por EE.UU.”

Renovada apuesta por EE.UU. y por las grandes compañías que han empujado a Wall Street en los últimos tiempos, caso de la tecnología. Es una de las grandes tesis de inversión de Tressis para este año, según explica su CEO, José Miguel Maté en entrevista con Dirigentes. En renta fija, aún encuentran oportunidades en nichos muy concretos siendo muy selectivos y siempre en plazos cortos.

12 DE febrero DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

Hemos pasado de temer una recesión en el último ejercicio al convencimiento de que no la veremos, al menos, en este 2020... Partiendo de esa base, ¿son de los que piensan que la macro puede dar sorpresas positivas este año o son cautelosos?

Somos más bien prudentes, sobre todo por lo que estamos viviendo en estos últimos días y semanas en China con respecto al coronavirus y la paralización de amplios sectores de algunas zonas geográficas o regiones. Esto nos hace ser un poco más prudentes de cara a este 2020 que acaba de comenzar. 

¿Qué visión tienen para España respecto al crecimiento y al potencial del mercado nacional?

Desde el punto de vista del crecimiento de la economía española, los datos tampoco son demasiado positivos. Estamos viendo una ralentización del consumo, el principal motor de la economía en los últimos años, es verdad que en el último trimestre hemos visto un pequeño tirón de las exportaciones pero, como digo, no hay demasiados datos positivos que nos inviten a pensar en un mayor crecimiento de la economía española. Si nos mantenemos en el entorno del 2% sería positivo pero tenemos un desempleo muy importante y deberíamos crecer de manera más significativa para poder reducir ese desempleo.

Desde el punto de vista del mercado, dentro de los factores que nos influyen -aparte de los puramente macroeconómicos- aquellos que tienen que ver con la incertidumbre política que hemos vivido a lo largo de todo 2019 han hecho que el mercado español sea uno de los menos positivos del entorno europeo. Mientras esto siga siendo así, es verdad que hay un factor de valoración mejor que el de otros mercados, pero también es verdad que el dinero no viene a España con el interés o alegría con la que lo hace a otros mercados. Por tanto, también teniendo en cuenta el peso del sector bancario y de otros sectores, creemos que España no va a ser el mercado favorito entre los inversores internacionales y, por ende, su comportamiento desgraciadamente no va a ser demasiado positivo. 

Más allá de nuestro país, ¿la bolsa está o no está cara? 

Si nos fijamos en los datos históricos, la verdad es que sí. Cualquier dato fundamental: PER, cash flow, precio/beneficio...hace pensar que, comparado con la media histórica, las bolsas están con valoraciones exigentes, es decir, caras o por encima de las medias. Sin embargo, hay otros factores que nos hacen pensar que esa valoración no es tan alta, si lo comparamos en primer lugar con la falta de alternativas. La caída de los tipos de interés oficiales y la caída de las rentabilidades en el mercado secundario hace que no existan alternativas, por lo tanto, la comparativa de la renta fija con la variable hace que nos inclinemos por la renta variable.

¿Y hacia dónde están mirando en bolsa, en concreto? ¿Qué regiones y temáticas pueden ser ahora la mejor opción?

Seguimos apostando por EE.UU. por el peso que representa en la economía mundial y en las bolsas mundiales, creemos que la dinámica de la economía estadounidense sigue siendo favorable, creemos que el ciclo se puede extender todavía más, pese a que llevamos ya casi 11 años y medio de ciclo expansivo, aunque no ha sido el más intenso de la historia. Si tenemos en cuenta dónde están las rentabilidades, las políticas de la Reserva Federal y las dinámicas de consumo -que son las que están haciendo que la economía siga creciendo-, pensamos que EE.UU. lo va a seguir haciendo bien en este 2020. 

Apostamos también por los sectores que más han empujado a la bolsa en estos últimos años como es el tecnológico. EE.UU. es el paradigma en este sentido y, por tanto, tenemos que estar ahí y también apostamos por el consumo en el país. A nivel más global miramos a sectores un poco más defensivos: utilities, sector servicios o el sector de la salud...porque creemos que es lo que se va a beneficiar en esta primera parte del año del dinero y del interés de los inversores, siempre teniendo en cuenta que vamos a vivir más volatilidad de la que hemos vivido en 2019.

¿Y en renta fija? ¿hay algún nicho en el que vean algo interesante?

Tenemos un volumen ingente de bonos con rentabilidades negativas, pero el dinero tiene que invertir en algún sitio. El riesgo es asimétrico, por eso no nos gusta tomar duración en las carteras, estamos en plazos muy cortos, tanto en deuda pública como corporativa. Dentro de la deuda privada, quizá está mejor todo lo que tiene que ver con high yield, aunque los diferenciales se han estrechado mucho, pero hay algún nicho de oportunidad si se es muy selectivo. En nuestras carteras estamos invirtiendo en el sector privado en España a muy corto plazo, inferior al año, y estamos utilizando para ello incluso pagarés. Las exigencias de capital que se han aplicado a la banca hace que, desde el punto de vista del prestamista, el sector este mejor y tenga más posibilidades de rentabilidad frente a los accionistas de la propia banca (...).

Más allá de los activos tradicionales ( bolsa y deuda) ...¿Por qué otro tipo de estrategias optan ustedes en este escenario? 

Depende mucho del horizonte temporal que tenga el inversor, pero si cuenta con horizonte y con experiencia para conocer los riesgos que supone la inversión en capital riesgo, por ahí vemos oportunidades pero siempre de manera muy selectiva. Lo vemos en España y lo vemos a nivel global. Hay muchas empresas que lo están haciendo bien, que necesitan financiación, que no acuden a la bolsa para financiarse sino que lo hacen a través de rondas de capital privado y ahí vemos oportunidades. (...) Eso sí siempre de manera diversificada, con distintos gestores y con distintos sectores de actividad. Por tanto, muy diversificados y tratando de aprovechar oportunidades de empresas que lo están haciendo bien, que necesitan financiación y necesitan capital y, si tienes un horizonte temporal largo te puedes aprovechar de este tipo de inversión: capital riesgo, private equity, venture debt.

¿Los inversores realmente les piden un sesgo cada ves más sostenible a la hora de invertir?

Para nosotros no es un tema de moda ni de tendencia, lo venimos haciendo desde hace muchos años. Tenemos carteras individualizadas para particulares auditadas desde hace cinco años con una metodología de cálculo estándar a nivel internacional y auditadas por Deloitte. Hemos lanzado un producto de inversión socialmente responsable en un fondo multiactivo de fondos y además tenemos un fondo de corto plazo que invierte con estos criterios. Dicho todo esto, en nuestras carteras cada vez ocupan más peso las inversiones socialmente responsables. ¿Hay una demanda real por parte de los clientes? Vamos a decir que hay un interés cada vez mayor pero de ahí a que inviertan de manera importante una parte de su cartera en productos o alternativas socialmente responsables digamos que todavía falta mucho. 

Omega IGF: “Aún queda incertidumbre como para ver una ligera depreciación de la libra a corto plazo”