fondos

Así se gestiona el fondo de Inteligencia Artificial de ODDO BHF

El equipo de la gestora explica para Dirigentes el proceso de gestión de su fondo ODDO BHF Artificial Intelligence, una manera de invertir en esta megatendencia aplicando la propia Inteligencia Artificial.

26 DE junio DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

dcc5eab73787c2c8e41f3264fb724918.jpg

¿Cuál es proceso de inversión particular que sigue este fondo?

ODDO BHF Artificial Intelligence es una nueva forma de invertir. Es nuestro primer fondo temático en el que la Inteligencia Artificial (IA) se incluye en el proceso de inversión. Gracias a la Inteligencia Artificial, somos capaces de implementar un enfoque global y, por lo tanto, ofrecer un fondo temático global con un proceso de inversión de tres pasos. 

Para afrontar el reto de tratar con un universo de inversión de 3.500 empresas, nos hemos asociado con una empresa líder en datascience que analiza unos 4 millones de datos por día en Bloomberg. Sus algoritmos Big Data son capaces de identificar las 300 mejores empresas vinculadas a la temática de la IA, basándose en la combinación de un análisis semántico y de sentimiento. Es decir, una selección de palabras clave predefinidas va a encontrar empresas. Los algoritmos leen los artículos, entienden sus significados y conceden una puntuación global.

Como segundo paso, estas 300 compañías pasan por un segundo filtro que es un modelo cuantitativo multifactorial, que han permitido un largo historial de rendimiento superior en ODDO BHF Asset Management. El propósito es seleccionar dentro de esas 300 compañías y de acuerdo a nuestro análisis, las 60 empresas más prometedoras en base a sus fundamentales y a sus características de riesgo, como el crecimiento, la calidad, la valoración, el momentum o los factores de tamaño ajustados al riesgo.

El tercer y último paso consiste en dirigir los controles, invertir y supervisar la cartera. Este es el paso en el que los gestores de la cartera proceden a un control de la validez de estas 60 acciones. Este chequeo puede acabar con la exclusión de un número muy limitado de las posiciones. Cada trimestre, los gestores proceden a reajustar la cartera, lo que lleva a una rotación de la cartera al año. Es decir, un 25% por trimestre.

¿Cuál es su objetivo de inversión?

El objetivo del fondo es generar un crecimiento del capital invirtiendo en acciones internacionales cotizadas que estén expuestas a la tendencia mundial de la "inteligencia artificial" durante un horizonte de inversión recomendado de 5 años. Nos proponemos superar el índice de referencia (MSCI World Developed Countries NR USD). Al mismo tiempo, también se pretende mantener el nivel de volatilidad de la cartera para que no sea muy superior al del mercado. Creemos que este objetivo se puede alcanzar de dos maneras: 

En primer lugar, la IA es una revolución silenciosa que impactará en todos los sectores de la economía y creemos que los altos rendimientos potenciales están implícitos dentro de la temática. En segundo lugar, la selección de empresas innovadoras y más prometedoras basada en factores de crecimiento, calidad, valoración, momentum y tamaño ajustado a los riesgos está dirigida por un modelo cuantitativo multifactorial que ha dado resultados probados y confiamos en que puede cumplir ese objetivo.

En la práctica, esto se reduce a seleccionar empresas con un alto ROCE y un crecimiento constante de FCF (flujo de caja), cualidades que se encuentran a menudo en sectores como el de la tecnología o el de la salud. En nuestra cartera ambos representan alrededor del 73% del total.

¿Qué rentabilidad acumula hasta el momento?

Hasta el 27 de mayo, el fondo ha publicado las siguientes rentabilidades. Desde su creación (14 de enero de 2019), ha superado en 411 puntos básicos su referencia (MSCI World DC) en la clase de acciones CR-Eur y, en términos absolutos, se ha producido un rendimiento del 21,9%. En lo que llevamos de año (YTD), el fondo ha superado en 348 puntos básicos a su índice de referencia (MSCI World DC) en la misma clase de acciones, lo que en términos absolutos es un rendimiento del -3,1%. En detalle, el fondo ha tenido un rendimiento superior cada mes: en enero, febrero, marzo, abril y mayo.

Este último mes (mayo de 2020), un periodo que se caracterizó por un repunte continuado de las bolsas de valores mundiales, nuestro AI Fund ha tenido un rendimiento superior al de su índice de referencia (MSCI World Developed Countries). De hecho, Mayo de 2020 representa el octavo mes consecutivo en el que se produce un mayor rendimiento; pero estamos ante nuestro mejor mes del año si tenemos en cuenta el criterio de rendimiento superior relativo. Esta rentabilidad superior se debe a varios factores. En primer lugar, a nuestra importante exposición a la Tecnología (en particular en Estados Unidos), que representa el 51%, pero también a que el fondo infrapondera el sector de consumo discrecional en Europa.

Además, si tomamos como referencia desde el comienzo del mercado bajista (que parece estar fechado con un comienzo el 19 de febrero), este rendimiento superior ha cobrado impulso y hemos alcanzado unos 255 puntos básicos entre el 19 de febrero y el 21 de abril. En las últimas semanas, esto se nota en que el fondo ha tenido un rendimiento superior mayor durante los días de caída del mercado que durante los días de expansión del mercado. 

Destacar también que hemos comenzado el año con una volatilidad del fondo a un año del 14% contra un 10% del índice de referencia. La fuerte volatilidad que hemos experimentado desde el 19 de febrero ha llevado tanto al fondo como al índice de referencia a una volatilidad anual del 28%. Por último, es importante recordar que el rendimiento pasado no es una indicación fiable del rendimiento futuro y no es constante en el tiempo.

¿Cuáles son los sectores que han dado el mayor valor añadido? 

Durante todo el período (desde el inicio hasta el 15 de mayo), los sectores de mayor rendimiento son: Farmacéutico (+6,1%) y Equipos de Salud (+3,7%)

¿Qué acciones de la temática ven interesantes ahora?

Por ejemplo, Masimo, que es una empresa global de tecnología médica estadounidense fundada hace unos 31 años. Ahora está presente en 150 países, con 5.300 empleados. La firma desarrolla, fabrica y vende tecnologías no invasivas para el cuidado de pacientes de hospitales y sus monitores. La inteligencia artificial es el núcleo del modelo de negocio de Masimo, ya que utiliza grandes series de datos clínicos de los pacientes para desarrollar aplicaciones de diagnóstico preventivo basadas en datos del cuerpo humano, como la intoxicación por monóxido de carbono, lo que permite salvar vidas humanas. Al crear constantemente valor económico, el precio de sus acciones se ha multiplicado por más de seis en cinco años (al 31 de diciembre de 2019). En 2020, la crisis de Covid-19 y el consiguiente aumento de la demanda de cuidados intensivos han supuesto un gran impulso para las ventas de la compañía y eso comenzará a manifestarse aún más en el segundo trimestre. Masimo ya ha informado de un crecimiento del 17% en el primer trimestre de 2020 y su cartera de pedidos del segundo trimestre de 2020 ha aumentado un 87%, con pedidos de más de 150.000 monitores, o 2,5 veces su ritmo trimestral normal.

Otro ejemplo sería Fortinet, de software de seguridad cibernética de EE.UU. Si hay una partida del presupuesto de IT que no está sufriendo en este momento es la ciberseguridad. De hecho, las inversiones en este campo se están acelerando, a pesar de la crisis actual. La razón de esto es que el trabajo desde casa ha abierto muchos nuevos puntos de acceso a los sistemas de información de las empresas, facilitando al mismo tiempo las posibilidades de phishing y hacking en todas sus formas. Fortinet es uno de los tres líderes mundiales en software de seguridad cibernética basado en cortafuegos. Disfruta de una ventaja competitiva con su oferta SD-Wan, una nube pública para empresas multisucursales que se asegura mediante una arquitectura definida de software, donde disfruta de una ventaja de ser el primero en llegar. Su principal competidor, Palo Alto, le pisa los talones, algo que ha validado la estrategia de Fortinet. Fortinet utiliza la inteligencia artificial para detectar más amenazas de forma más rápida y precisa. Lleva más de un año en el fondo.

¿Qué esperan del mercado en los próximos meses? 

Hay varios elementos a tener en cuenta. Por un lado, los tipos de interés, que están ahora en 0 no sólo en Europa sino también en EE.UU. Por otro, la FED y el BCE han lanzado al mercado una cantidad sin precedentes de dinero que representa en los EE.UU. el 20% del total del mercado de valores. Además, nos dirigimos a una severa crisis económica, particularmente centrada en algunos sectores, pero los inversores han decidido tratar esta crisis como una anomalía, aguda pero corta, y como resultado contemplan la suma de 2020 y 2021 en lugar de mirar los próximos 2 trimestres. Creemos que el mercado tiene razón al hacerlo. La primera conclusión que podemos inferir de estos 3 puntos es que ya hemos dejado definitivamente atrás los mínimos de marzo.

Junto a ello, desde principios de año y hasta hace pocos días, el mercado se ha polarizado en el crecimiento y la calidad de las empresas Tech y Healthcare. Esto ha creado una situación de dislocación sin precedentes donde básicamente la Salud y la Tecnología eran los 2 mejores sectores de los mercados. De hecho, representan el 75% del mercado. Sin embargo, esto ha empezado a cambiar últimamente, ya que los inversores están ahora contemplando la reapertura de las economías. Algunos sectores como el de automoción, aerolíneas o incluso financieros que han sido golpeados antes, tienen una propensión a repuntar bruscamente.

Creemos que tendremos que ser más selectivos con la tecnología ahora, mientras que se favorecen los sectores cíclicos tempranos como los semiconductores y el hardware que se benefician de los impulsores de autoayuda, como la nube, 5G y la inteligencia artificial. Creemos que el sector de la salud va a seguir siendo obvio ya que los gobiernos van a favorecer el CAPEX en ese campo a expensas del sector de la defensa, por ejemplo.

¿Por qué los inversores deberían tener un fondo como el ODDO BHF Artificial Intelligence en cartera?

Porque es un fondo temático global de renta variable gestionado a través de un proceso innovador que implica las herramientas más modernas que un gestor de activos puede utilizar hoy en día: algoritmos de aprendizaje automático para fijar el sesgo cognitivo y un modelo cuantitativo multifactorial con un historial probado en ODDO BHF AM que fija el sesgo psicológico potencial. Como cualquier fondo de acciones, el fondo también está sujeto a un riesgo de pérdida de capital.

Segundo porque esta es una convicción en la temática: la revolución de la "inteligencia artificial" que va a aportar billones de dólares de valor económico en las próximas décadas. En la crisis actual, vemos cómo la IA y la digitalización son fundamentales en temas como el descubrimiento acelerado de fármacos, la imaginería/radiología de los pulmones, la consulta médica/doctoral basada en la IA, la trazabilidad de los contactos o el reconocimiento facial. 

En este contexto, creemos que estamos viviendo un punto de inflexión con una aceleración del uso de Big Data y la IA. Esta es la selección de las mejores empresas según nuestro análisis de ese tema que está impulsando la tesis de inversión de ese fondo. 

Y tercero, por nuestro innovador proceso de inversión, que ha sido ha sido validado en un mercado en alza y a través de la prueba de estrés que supone una crisis del mercado financiero como la que estamos atravesando actualmente, cuando el fondo ha acumulado un gran rendimiento.

Spainsif: "Los planes de pensiones han sido la punta de lanza de la Inversión Sostenible en España"