fondos

Cada vez se demandan más fondos de inversión sensibles a la igualdad de género

Existe un reclamo generalizado de demanda y de necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo en el que se integra la idea de que la diversidad de género es totalmente compatible con la rentabilidad.

09 DE marzo DE 2020. 09:44H Funds & Markets

13b9b92658f83d1ed6d101a2b3752e56.jpg

A la hora de seleccionar un fondo en el que invertir no solo cuenta la rentabilidad que puede ofrecer. Cada vez es más común fijarse en otros aspectos como la reducción de problemas relacionados con la reputación o una canalización de talento más activa. Es por ello que, según las conclusiones del primer coloquio ISR sobre género organizado por el Foro español de Finanzas Sostenibles (Spainsif) con motivo de la celebración el domingo del Día de la Mujer, cada vez más se incluyen indicadores de igualdad de género entre los indicadores ASG de los fondos sostenibles. Eso, además de observarse el surgimiento de fondos temáticos en igualdad de género. Pese a ello, para que proliferen en mayor medida es necesario que se genere demanda y eso depende de que se tomen decisiones de inversión con convicción y de que los inversores identifiquen a estos fondos como igual o más rentables que los tradicionales. 

En este foro se ha puesto de manifiesto la “diferencia de cantidad de fondos temáticos de lucha contra el cambio climático respecto a fondos temáticos que luchan contra la desigualdad de género”. Se trata de una diferencia enorme que puede explicarse, entre otros factores, por “la urgencia reciente de cuestiones ambientales, la falta de homogeneidad y transparencia en la medición de indicadores sociales en los reportes no financieros, o la falta de convicción al respecto en el sector financiero”.

Abordar retos

Una de las opciones para que las situaciones de desigualdad por género se vayan reduciendo podría ser marcarse objetivos concretos de reducción de indicadores clave como la brecha salarial. También estaría la posibilidad de “diseñar una taxonomía de criterios sociales homóloga a la taxonomía de actividades verdes de la Comisión Europea”, destacan desde Spainsif.

Mientras, Cristina Sánchez, directora de la Red Española del Pacto Mundial, ha incidido en el tema de la brecha salarial en declaraciones a Dirigentes. Cree que ésta y el “techo de cristal” son dos puntos en los que las empresas pueden incidir para avanzar en igualdad de género. Sánchez asegura que, el caso europeo, “si seguimos avanzando en igualdad de género podríamos aumentar el PIB de la UE hasta un 10% de aquí a 2050 y crear más de 10 millones de empleos”. 

Por su parte, Joselyn Quintero, asesora financiera especializada en Psicología Financiera y Neuroeconomía, explica por qué las mujeres siguen teniendo dificultades para abrirse camino en el mundo de las finanzas. “Las mujeres hemos asumido un rol a nivel social de cuidado, consenso y visión a largo plazo”, explica. A su juicio, existe un a creencia y un sentimiento de “agresividad” en las transacciones financieras “que se asocia con que se le está quitando algo a alguien para beneficio propio. Eso, involuntariamente, la hace dar un paso atrás y dejar que el dinero ganado o invertido sea “cosa de hombres”; más no el ahorro ni las compras, que si se le hacen familiares porque lo asocian con cuidado”. 



Cuatroochenta: "BME Growth será una vía más de financiación para la compañía"