fondos

Casasús: “Creemos que hay mucho más valor estando en bolsa”

En Dirigentes Digital hablamos con Joaquín Casasús, director de Abante Asesores Gestión, sobre perspectivas para el ejercicio actual y sobre la evolución esperada para la gestora que dirige.

29 DE abril DE 2019. 22:32H Funds & Markets

abante-joaquin-casasus_41-154559_20190429223634.jpg

En el último año se visualizaba un descenso de patrimonio en la industria de fondos de inversión. ¿Qué espera este año? ¿Va a seguir esta dinámica tan complicada?

Las emociones siempre juegan un papel relevante. Cuando las rentabilidades son negativas y cuando el mercado se pone más complicado la gente vende. Eso siempre pasa y hay que entender que en España un alto porcentaje de la distribución de fondos se hace a través de entidades bancarias. Para estas entidades gestionar las emociones es más fácil. Este año ha empezado todo con buen pie. Ahora mismo con la situación de tipos las entidades financieras tienen un incentivo para que sus clientes inviertan en fondos. Por eso, si el escenario sigue más tranquilo el nivel de patrimonio debería aumentar. Por parte de las gestoras independientes, como es nuestro caso, vivimos una realidad un poco diferente, aunque no se nota en el agregado. Nosotros el año pasado tuvimos un crecimiento bastante sustancial en los activos que gestionamos y este año hemos empezado con esa misma dinámica.

¿Qué queda por hacer en términos de educación financiera para que un cliente piense más de cara a largo plazo?

Nuestra razón de ser es trabajar justo esto. Es algo que viene pasando desde que me dedico a esta profesión. Al final somos psicólogos de las emociones de nuestros clientes y tenemos que contrarrestar ese impulso. Cuando hay euforia hay propensión por parte de los clientes es de subirse al tren en marcha y viceversa. En definitiva, lo tenemos muy claro y llevamos haciendo este esfuerzo por los inversores desde hace mucho tiempo. De esta manera, el modelo de distribución que hay en España a través de las sucursales bancarias probablemente es más difícil de organizar para sentarte con un cliente y hacer una planificación financiera a largo plazo. Eso requiere más dedicación y toda una organización preparada para dar servicio. Y eso es lo que siempre hemos hecho.

Siguiendo este modelo de sucursales financieras, se está haciendo mucho hincapié en las captaciones en planes de pensiones. Visto esto con perspectiva, ¿qué es lo que falta para enganchar los usuarios a estos productos? Porque viendo los últimos datos, se quedan rezagados respecto a otros productos...

Es una pena, porque es cierto lo que comenta. Justo el plan de pensiones debería ser más fácil que el cliente se equivoque menos. Precisamente, hace aportaciones periódicas a lo largo del tiempo y luego no puede sacar el dinero hasta la jubilación. Por tanto, es el instrumento perfecto para que muchos ahorradores vayan creando una hucha para su retiro a largo plazo. Lo que falla aquí con respecto a otros países son muchas cosas. Por parte del gobierno en general el ahorro vía pensiones se ve como una competencia con respecto a la seguridad social. Hay algunos políticos que casi criminalizan invertir en un plan privado, porque parece que es como negar o no apoyar al sistema público, cuando es complementario. Por un lado u otro hay que ajustarlo. El sistema va a ser menos generoso a la larga. Por tanto, el pan de pensiones se hace mucho más necesario...

¿Qué previsiones tienen de crecimiento para este año como gestora?

Prácticamente desde que nacimos hemos ido aumentando los activos bajo gestión. Probablemente en el 2008 hubo un descenso, en plena crisis, más bien por la caída de los mercados. Este año con el cambio de edificio y la incorporación de un mayor equipo comercial pensamos que tenemos que ahondar en esa trayectoria. Tenemos la idea de en los próximos tres años duplicar los activos bajo gestión. La cifra que barajamos para este año, en concreto, son 500 millones de euros más de activos bajo gestión este año.

¿Cuál es la filosofía de Abante para proteger las carteras en momentos de incertidumbre como el que se vivió en diciembre del pasado año?

Nuestra arma secreta y recomendación principal es hacer un muy buen trabajo previo con los clientes en definir el horizonte temporal. En cuantificar cuánto dinero necesitan para la jubilación, en estimar cuánta rentabilidad necesitan para alcanzar esas metas etc. Luego, hacerles una propuesta acorde a esa hoja de ruta que hemos trazado. En esa meta, le hemos hecho consciente de los riesgos que puede tener a corto plazo. La principal protección es decirle que esas caídas se van a producir.

Hablando sobre clases de activos, ¿qué visión tienen para este para la renta variable? ¿Qué asignación de bolsa se puede hacer para las carteras?

Entramos en el 2019 con un alto nivel de sobreponderación con respecto a los niveles neutrales, aunque aprovechamos las subidas para reducir un poco. Lo que está claro es que no todos los meses la bolsa va a subir un 5% o 6%. A medida que la bolsa vaya subiendo iremos reduciendo para aprovechar y tener munición para cuando vuelva a haber un recorte. Dicho lo cual, y esto ya es un poco táctico, seguimos pensando que entre el nivel de tipos como está y las rentabilidades por dividendo que da el mercado, creemos que hay mucho más valor estando en bolsa.

Con las políticas laxas de los bancos centrales, que parece que van a seguir durante un tiempo, ¿es momento para aumentar más exposición a los bancos o hay que reducir las posiciones dentro del sector?

Por centrar el tiro, las carteras de Abante son muy globales. La mayoría son fondos de fondos, donde el peso en bancos es más o menos acorde con lo que pesan las entidades. Lo que sí es cierto es que, tanto el gestor que tenemos especializado en renta variable española como en renta variable europea, tienen un peso enorme en el sector bancario. El argumento de esto, que tiene bastante sentido, más allá de que es el sector más odiado e infrainvertido, es que está muy barato. Se da la paradoja de que los bancos están cotizando hoy por debajo de cómo estaban en el 2013, que estábamos en el albor de la salida de la crisis del euro. Desde entonces, han saneado enormemente sus balances. El problema de los bancos es de rentabilidad en un entorno de tipos de interés cero. Pues a pesar de esto, las entidades buenas están consiguiendo ROEs por encima del 10%. Eso, teniendo en cuenta, que cotizan a 0,5 o 0,6 valor en libros.

¿Qué oportunidades ven en renta fija?

En general en renta fija vemos muy poco valor. Obviamente, la gubernamental está muy influida por la política monetaria y eso hace arrastre al resto. Si el mercado se estresa algo, sí que podría haber alguna oportunidad, pero ahora no.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"