martes, 20 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Fondos

El primer semestre deja a la gestión activa como gran vencedora

La gestión pasiva también crece, de hecho su cuota de mercado avanza dos puntos respecto al año anterior.

28 de julio de 2019. 08:00h Funds & Markets
  • El primer semestre deja a la gestión activa como gran vencedora

Los fondos activos con vocación a largo plazo han registrado entradas de capital por valor de 27.600 millones de euros, mientras que los fondos pasivos, en los que se encuadran los fondos índice y los ETF, alcanzaron los 7.000 millones de euros. Aunque esto no significa que el crecimiento de los fondos pasivos se haya frenado, ni mucho menos. A finales de junio de 2018 la cuota de mercado de estos fondos era del 16,4% frente al 18,1% actual, según indica Morningstar.

Los que más han respirado son los fondos de renta variable gestionados de forma activa, que han vuelto a terreno positivo siete meses después. En el mes de junio registraron entradas por 730 millones de euros. Por su parte, los fondos de la misma categoría, pero pasivos registraron salidas por 2.100 millones en junio, el nivel más alto desde noviembre de 2013.

Mientras que los fondos de bonos activos y pasivos se beneficiaron de la enorme demanda de productos de renta fija, las entradas netas récord de 32.700 millones de euros de las que disfrutaron los fondos de bonos gestionados activamente fueron excepcionales y superaron con creces las entradas de 7.200 millones de euros que se destinaron a los fondos de bonos pasivos.

Los fondos de bonos pasivos alcanzaron una tasa de crecimiento orgánico del 1,8% en junio, frente al 1,4% para los fondos de bonos gestionados activamente, y en lo que va de año, los fondos pasivos crecieron un 12,7% frente a una tasa de crecimiento del 4,6% para los fondos de bonos gestionados activamente (la tasa de crecimiento orgánico mide el porcentaje de flujos en relación con el tamaño de los activos iniciales bajo gestión).

Los que más sufren son los fondos alternativos activos. En junio sufrieron salidas por valor a 8.400 millones de euros, pero en lo que va de año han perdido más de 37.000 millones, un 8,6% de lo que tenían a finales de 2018. Los fondos market neutral de renta variable y los fondos multiestrategia tampoco fueron muy apreciados, con unas pérdidas de 1.300 millones de euros y 1.000 millones de euros, respectivamente. Al 30 de junio, estas dos categorías sufrieron mucho, perdiendo el 20% y el 10% de sus activos bajo gestión en lo que va de año.