fondos

“El value debe evolucionar y enfocarse más en el retorno sobre los activos que en su valor”

Dirigentes entrevista a Carlos Val-Carreres, gestor del fondo Value Strategy Fund, que acaba de cumplir un año y que tiene a Singular Bank como socio estratégico. Val-Carreres, que salió de Augustus Capital AM y fue co-gestor de Lierde Sicav, asegura que el estilo value no puede ser ajeno a la disrupción que se está produciendo en la economía.

29 DE septiembre DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

985e59c835ed0659ec275f71be20daf2.jpg

¿Un primer año intenso, no? Por la debacle del mes de marzo y también por la presión que sigue sin desviarse del estilo value, que no atraviesa en los últimos años por su mejor momento...

Efectivamente está siendo un año muy intenso, pero más que por lo que está sucediendo en los mercados, por la velocidad a la que se están produciendo nuevos cambios estructurales. Por un lado, la pandemia está acelerando la transición a una economía más próxima y digital. Por otro lado, el incremento del stock de deuda a nivel global por el esfuerzo de los Gobiernos para hacer frente a la crisis sanitaria, en un entorno con los tipos de interés en cero (o negativos). La inversión en valor no puede ser ajena a esa disrupción, siendo necesaria su evolución hacia una inversión más enfocada en el retorno sobre los activos que en su valor. Nosotros lo definimos como el nuevo paradigma “value”: la Creación de Valor.

Respecto a la presión sobre la gestión en valor, no es exactamente así, ya que la presión más que sobre un estilo de inversión, está siendo sobre las compañías que no se están adaptando a los factores anteriores. De forma resumida, las compañías mal posicionadas a esta nueva realidad económica más próxima y digital y con balances más débiles son las que están sufriendo. El motivo principal es que ven disminuida su Creación de Valor y, lógicamente, el mercado lo refleja en su valoración. 

Es cierto que esta presión es todavía mayor en relativo a los índices por el creciente peso de la gestión pasiva, que cada vez concentra mayores flujos de capital en fondos que replican los principales índices (ETFs). La cartera de nuestro fondo Value Strategy Fund evita ese tipo de compañías con problemas, ya que nuestro análisis incluye una parte cualitativa sobre el posicionamiento de cada compañía ante las principales tendencias estructurales. Esa inquietud constante por mantener un correcto posicionamiento de la cartera ante las principales tendencias está siendo uno de los factores diferenciales para el buen comportamiento de Value Strategy Fund en su primer año de vida.

¿Por qué decidió poner en marcha Value Strategy Fund de la mano de Singular Bank?

El análisis de la calidad del equipo directivo y del accionariado de una compañía son dos factores clave de nuestro método de inversión. Ambos factores fueron también decisivos a la hora de poner en marcha este proyecto junto a Singular Bank. 

Por un lado, el equipo directivo liderado por Javier Marín ha diseñado un plan estratégico en el que un proyecto de gestión independiente como el nuestro encaja perfectamente, ya que nos beneficiamos del crecimiento conjunto sin comprometer la independencia de ambas partes. 

Por otro lado, tener como compañero de viaje a un grupo inversor líder a nivel mundial como Warburg Pincus nos aporta un nivel de estabilidad muy importante para tener una visión de largo plazo en nuestro desarrollo. 

¿Hay hueco para tanto fondo value en el mercado nacional?

Si comparamos la distribución de activos bajo gestión en España con la de otros países de nuestro entorno, la realidad es que el peso de los gestores independientes y, concretamente los que seguimos un estilo en valor, es muy inferior. Y si nos vamos a países más avanzados en la industria de gestión de activos tales como Estados Unidos o Reino Unido,

la gestión independiente en España está todavía en una fase que podríamos calificar casi como embrionaria.

España es un país en el que compañías pequeñas y medianas (muchas de ellas familiares), tienen un gran peso en la economía y la mayoría de ellas no cotizan en bolsa. Esta situación nos obliga desde hace años a los gestores españoles a mirar más allá de nuestras fronteras en busca de ideas de inversión. Esa necesidad de internacionalizar la inversión junto con un excelente nivel medio de formación académica, son seguramente los dos factores principales para que hoy en España el nivel de los equipos de gestión sea de los mejores de Europa.

En definitiva, tanto por el menor desarrollo de la industria, como por la calidad de los gestores españoles, pensamos que sí hay hueco no sólo para más fondos value, sino para el desarrollo de la gestión nacional en todas sus vertientes. De hecho, nuestro socio Singular Bank comparte esta visión, participando en otras iniciativas independientes de calidad más allá de la gestión en valor, tales como el proyecto ALMA, liderado por el gestor Omar García. 

¿Qué valor añadido aporta su equipo o su método para diferenciarse en un segmento con tanta competencia?

Nuestro método parte del principio básico de que comprar barato nunca va a dejar de tener sentido, y por eso nos consideramos inversores en valor, pero siempre que sea en compañías con una elevada Creación de Valor.

Ese foco en la Creación de Valor de las compañías es lo que nos diferencia frente a otros estilos más enfocados en la infravaloración presente.

Nuestro concepto de margen de seguridad se basa en que, si invertimos en activos que incrementan su valor año a año gracias a su capacidad de crear valor, o su precio en bolsa sube en línea con esa Creación de Valor o se incrementa su infravaloración. 

La mejor forma de entender este concepto es con un ejemplo sencillo. Si hoy compramos un barril de petróleo o un lingote de oro, dentro de un año ni el barril ni el lingote se habrán reproducido ni incrementado su tamaño. La única forma que tendremos de ganar dinero será porque su precio haya subido, reflejando su valor (asumiendo que en el momento que compramos el precio infravaloraba su valor). Por el contrario, si invertimos en una compañía que obtiene retornos sobre el capital empleado superiores a su coste de capital y que tiene la capacidad de reinvertir ese retorno en su negocio sin diluir su retorno, el valor de esa compañía crece cada año. En este segundo caso, el mercado puede reconocer hoy ese mayor valor o puede tardar meses, pero lo que sí que es cierto es que tu margen de seguridad se incrementa mientras el precio de mercado no suba.

Finalmente, nuestro método exige un adecuado posicionamiento a las principales mega tendencias de cada una de las compañías en cartera, una estructura accionarial de calidad (preferimos co-invertir con empresas familiares o con accionista de referencia) y con un balance sólido (evitamos la deuda elevada para poder disfrutar de la mayor seguridad y opcionalidad de las compañías con caja). Estos criterios son clave para garantizar una elevada Creación de Valor de nuestra cartera y evitar compañías aparentemente baratas, pero con graves problemas a medio plazo. 

¿Cuáles son sus dos principales posiciones en cartera?

Somos un fondo de método y, por ello, mantenemos una cartera prudentemente diversificada para que el método siempre prevalezca sobre las ideas individuales. Es importante explicar esto para entender que no somos un fondo de apuestas. El peso de cada compañía en cartera se va adaptando en función de su potencial ajustado por riesgo para mantener un potencial elevado en lo que definimos como “el motor de la cartera” (las primeras 10 posiciones). El peso de estas 10 compañías siempre es muy similar entre ellas con un máximo del 5% y un mínimo del 3%. Actualmente, la compañía italiana Esprinet es la primera posición y la compañía austríaca Strabag la segunda. 

¿En el mercado español, mucho más rezagado en su recuperación, está encontrando oportunidades interesantes?

En las 10 primeras posiciones sólo tenemos una compañía española, Global Dominion. Estamos en el proceso de incorporar una segunda empresa española a la cartera. Es importante destacar que somos un fondo europeo y para nosotros España es un país más. Por otro lado, analizamos las compañías desde un punto de vista global, por lo que la situación macroeconómica de un mercado o país es menos relevante que el análisis individual de cada compañía. En cualquier caso, sí que pensamos que nuestro país está más rezagado en la recuperación y, por lo tanto, es previsible que sigamos encontrando buenas ideas los próximos trimestres. 

¿Cuál es su objetivo a un par de años vista?

No tenemos un objetivo cuantitativo concreto a dos años vista. A nivel profesional, confiamos en seguir profundizando en nuestro método de Generación, Análisis y Gestión de las ideas. Honestamente, estamos convencidos de que solo conseguiremos buenos resultados a largo plazo siendo fieles a nuestro método en base a la Creación de Valor. Durante estos doce meses hemos iniciado el desarrollo de avances muy importantes, especialmente en la parte de Generación de nuevas ideas. En nuestra modesta opinión, es la parte más importante de todo proceso inversor para poder tener recurrencia en los resultados.

A nivel personal, sin duda, disfrutar con mi Equipo está gran oportunidad de poder desarrollar un proyecto que en gran medida se puede calificar de vital para todos nosotros. Tenemos la fortuna de contar con el apoyo de Singular Bank, un excelente compañero de viaje que cree en nuestra filosofía de inversión y que comparte nuestra visión de largo plazo. 


Cuatroochenta: "BME Growth será una vía más de financiación para la compañía"