viernes, 14 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Fondos

"España ofrece grandes oportunidades en Inversión Socialmente Responsable"

Clémence Moullot, analista senior de Edmond de Rothschild Asset Management, especializada en Inversión Socialmente Responsable, identifica grandes oportunidades en España

04 de diciembre de 2018. 00:01h Francisco Criado
  • Image

Clémence Moullot, analista senior de Edmond de Rothschild Asset Management, especializada en Inversión Socialmente Responsable, identifica grandes oportunidades en España. Según Moullot, las compañías españolas están bien posicionadas en los mercados internacionales, especialmente en sectores poco convencionales para la ISR, a pesar de que no existe ninguna normativa al respecto. Amadeus, Santander y Gestamp forman parte del porfolio de la gestora. Las grandes tendencias macroeconómicas como el Cambio Climático hace que los inversores demanden la aplicación de criterios Ambientales, Sociales y Gubernamentales (ESG por sus siglas en inglés) en las estrategias de inversión.

¿Por qué vale la pena invertir teniendo en mente los criterios de la Inversión Socialmente Responsable (ISR)?

El valor de la Inversión Socialmente Responsable está en su capacidad de combinar los criterios convencionales añadiendo un extra en base a la gestión responsable. En este sentido, se pueden considerar estrategias de reducción de emisiones de CO2 o de mejora de gobierno corporativo que finalmente redunda en una reducción de los riesgos y de un potencial impacto en la reputación de la compañía.

¿Es cierto que seguir estos criterios en la selección de activos ofrece beneficios a largo plazo?

Hay muchos estudios y muy diversos que valoran los beneficios de la SRI, pero dado que hace solo 10 años que lanzamos nuestro primer fondo de ISR, somos cautos a la hora de elaborar proyecciones de beneficio a largo plazo. Sin embargo, lo que es evidente es que se pueden generar oportunidades y reducir el riesgo si en la inversión se tienen en cuenta aspectos como el cumplimiento de la regulación sobre gobierno corporativo, el cambio climático, o el bienestar de los trabajadores. De esta forma, se puede reducir la volatilidad y mejorar el rendimiento.

¿Cuál es la estrategia de selección para la ISR de Edmond de Rothschild?

El criterio de Edmond de Rothschild Asset Management para la inversión de capital en las empresas que tienen en su cartera es “Best In Universe”. Esto quiere decir que no existe una selección en base al sector, sino que nos limitamos a escoger las mejores compañías en términos de ESG, así como por su desempeño financiero.

En España, Edmond de Rothschild Asset Management ha invertido en empresas como Amadeus o el Grupo Santander, y más recientemente en Gestamp. Esta última tiene una estrategia muy interesante para la reducción del consumo energético en la producción de componentes para vehículos, además de mejorar la seguridad.

En su opinión, ¿cómo están aplicando las empresas españolas las estrategias de responsabilidad y sostenibilidad en comparación con otros mercados internacionales?

A nivel global, España tiene muy buenas compañías en términos de ESG. Hay empresas de capitalización mediana muy interesantes, más allá de las limitaciones por sectores que encontramos en otras economías como pueden ser la estadounidense o la alemana, donde el cumplimiento de estos criterios se limita a sectores como el automóvil y los servicios públicos, como las empresas de suministro eléctrico. Lo más sorprendente en este caso es que a pesar de que en España no existe una regulación para fomentar el uso de estrategias empresariales en base a criterios ESG, las compañías sí que los tienen en cuenta, lo que es muy positivo.

¿Cuáles de los criterios de ISR tienen más peso en vuestros fondos?

Damos mucha más importancia a los criterios de impacto. En el ámbito medioambiental, nos fijamos mucho en los productos y servicios de la compañía. Por ejemplo, la estrategia de inversión de un banco es más importante que su propio consumo energético. En la inversión es donde realmente podemos medir su impacto. En el sector del automóvil, valoramos más la reducción de las emisiones de CO2 en los coches que fabrica, no solo la de sus plantas de producción.

En el ámbito social, analizamos si el producto aporta valor añadido a la sociedad, si la compañía está haciendo bien las cosas, de forma responsable, etc.

¿Crees que la ISR está creciendo como condición sine qua non para los inversores hoy?

El énfasis de los medios de comunicación sobre temas como el cambio climático y asuntos sociales, con nuevas regulaciones a nivel nacional, europeo e internacional, genera una mayor demanda de inversiones responsables por parte de nuestros clientes. Algunas entidades bancarias con una importante actividad en retail tienen como objetivo ser 100% responsable en base a criterios de ISR, al menos en Francia, para 2020, que está muy cerca.

Por otro lado, ¿crees que se está convirtiendo en una moda del sector o va más allá?

A estas alturas no podemos decir que sea una moda, sino una tendencia continuada. Todos los bancos se están especializando en ISR, por lo que consideramos que ha venido para quedarse.

¿Crees que una compañía que no respete los criterios de ISR puede ser sostenible a largo plazo?

Habrá un momento en el que el riesgo se habrá materializado, que se concretará en un fallo. Por ejemplo, la restitución de la polución tendrá un impacto financiero en una compañía.

¿Cuáles son las principales posiciones de Edmond de Rothschild Euro Sustainable Growth?

Tenemos importantes posiciones en una amplia variedad de sectores financieros. Nos gusta trabajar con el sector del seguro y el reaseguro. Realmente es una solución a los asuntos relacionados con el desarrollo sostenible porque son los principales observadores de los riesgos del cambio climático.

Nos centramos en compañías de seguros que demuestran tener procesos y políticas de ESG muy fuertes. Por ejemplo, preferimos aquellas que no invierten ni aseguran el carbón o en mineras que extraen carbón, por lo que tienen menos riesgos que otras compañías de seguros.

No obstante, Amadeus es la segunda compañía donde nos posicionamos. En esta compañía, las mujeres representan un 37% de los empleados y un 30% del equipo directivo (la media europea es del 10%). La diversidad cognitiva ayuda a optimizar la toma de decisiones en periodos económicos complejos e inciertos.

¿Qué os diferencia del resto de gestoras que trabajan con una estrategia de ISR?

La principal diferencia es que somos analistas financieros Y analistas de ISR. En nuestra opinión, no pueden ir separados el uno del otro, por lo que trabajamos mano a mano con inversores más tradicionales, sin priorizar uno sobre el otro.

Otro factor diferencial es que hacemos análisis interno para todas las compañías europeas, lo que nos permite conocer muy bien a las compañías. Nos reunimos con ellos todos los años y no dependemos de las actualizaciones de los rating de firmas externas en caso de emergencia como consecuencia de una polémica.

¿A qué perfil de inversor se adapta mejor la ISR? ¿Qué retornos pueden esperar los inversores que apuestan por este fondo?

Tenemos muchos inversores institucionales y en banca privada. En principio, uno de los criterios más importantes es que no se trata de un tipo de inversión a corto plazo. Sin embargo, los inversores pueden esperar un buen rendimiento esperado, además de un bajo riesgo en materia de ESG y una volatilidad inferior, por eso presentan un valor añadido como inversión a medio/largo plazo.

¿Tienen capacidad de medir la equidad de género en el desempeño de las compañías?

En este sentido, analizamos principalmente la composición de los equipos a nivel ejecutivo, del Consejo de Administración y del Equipo de Dirección, puesto que los tres niveles son muy importantes. A nivel del Consejo de Administración, la legislación francesa obliga a su cumplimiento, por lo que todas las empresas han mejorado en este aspecto.

A nivel ejecutivo es un elemento clave. Todavía nos sorprende cuando conocemos a una compañía del sector retail donde la dirección recae únicamente sobre hombres. Les decimos: ¿no veis que hay un desajuste entre la composición de la compañía y el perfil de vuestros clientes? La respuesta siempre es que existen dificultades para encontrar mujeres cualificadas, pero siempre hay mujeres en esas compañías y solo tendrían que hacer algunas promociones. Es algo muy importante.