fondos

Fondos de inversión que luchan contra el cambio climático que seguir de cerca

Una reciente encuesta de la gestora Legg Mason apuntaba que siete de cada diez inversores españoles estaría dispuesto a pagar más comisiones si su capital se invierte en compañías con criterios ISR.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Héctor Chamizo

shutterstock-723591637_41-131616_20190304091535.jpg

El compromiso con la sostenibilidad es cada vez más alto. No solo en el entorno del día a día y de la filosofía individual de cada uno, sino en el entorno de la inversión. Algo que se canaliza en el cada vez más elevado abanico de vehículos que invierten en empresas bajo el prisma del ISR. Es decir, productos que aplican los criterios de inversión socialmente responsables.

La teoría de que este tipo de fondos proporciona menos rendimientos a las carteras cada vez queda más en entredicho. De hecho, es más bien lo opuesto. Tanto que a día de hoy hay algunos que están plasmando rentabilidades que superan el 15% en lo que va de año. Un porcentaje bastante alto y que está por encima del comportamiento global del mercado, aún teniendo en cuenta el fuerte rebote de los dos primeros meses del ejercicio.

Los inversores valoran hasta tal punto la importancia de invertir con esta filosofía que, según una reciente encuesta de la gestora Legg Mason, siete de cada diez inversores españoles pagarían comisiones de gestión más altas para garantizar que su capital se invierta únicamente en firmas que siguen la ISR.

En esta línea, un 44% de los inversores eligen los fondos o las empresas en las que invierten por criterios ESG, considerando los más importantes los factores medioambientales. Por tanto, ¿qué vehículos pueden ser de interés con estos factores?

Uno de ellos, sin lugar a dudas, sería el Allianz Climate Transition, de la gestora Allianz GI. Se trata de un fondo que invierte en acciones de empresas europeas que están preparadas para llevar la cabo la transición hacia un modelo económico más bajo en carbono. La selección de valores la realiza combinando el análisis financiero, el de los criterios ISR y el climático para tener una diversificación adecuada.

Otro producto a tener en cuenta sería el Climate Action de Amundi, que tiene como meta principal identificar e invertir en empresas, independientemente de su sector de actividad, que monitorizan los riesgos del cambio climático en sus estrategias y se comprometen a realizar esfuerzos para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Para poder identificar estas compañías, CPR ha establecido una colaboración exclusiva con CDP, una organización no gubernamental internacional referente en la publicación y distribución de datos medioambientales oficiales de las compañías.

También acumula más de un 15% de retorno el fondo Jupiter Global Ecology Growth, de Jupiter AM. Este activo tiene exposición a compañías de todo el mundo que den una respuesta positiva al desafío que plantean la sostenibilidad medioambiental y el cambio climático.

Asimismo, DWS Invest Climate Tech centra la atención en valores que tienen la capacidad de restringir o disminuir el cambio climático. Este ejercicio plasma rentabilidades del 16,7%.

Por último, el fondo Global Climate Change Equity, de Schroders, está centrado en empresas que se beneficiarán de los esfuerzos para acomodar o limitar el impacto del cambio climático mundial y acumula una rentabilidad en este comienzo de año del 13,3%.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"