fondos

Fondos Small y Mid Caps USA

Si uno cree en la recuperación de las bolsas tras la progresiva desescalada de las economías, entonces debe pensar en invertir en pequeñas capitalizaciones.

17 DE julio DE 2020. 07:03H Morningstar (Fernando Luque)

Los small y mid caps suelen salir de las recesiones con más fuerza que los large caps. Además, a largo plazo, tradicionalmente los pequeños valores suelen hacerlo mejor que las grandes compañías, como mostramos en el gráfico adjunto. A continuación, destacamos tres fondos de renta variable mid-small caps americanas que tienen una calificación cualitativa positiva por parte de los analistas de Morningstar.

Fuente: Morningstar Direct

Neuberger Berman US Small Cap

Un equipo capaz y un enfoque prudente hacen que el Neuberger Berman US Small Cap sea una buena opción para invertir en pequeñas capitalizaciones americanas. Judy Vale y Bob D'Alelio han gestionado juntos este fondo domiciliado en Irlanda desde su creación en julio de 2011 y el fondo domiciliado en Estados Unidos desde agosto de 1997, aunque la antigüedad de Vale en el cargo se remonta a 1994. Cada uno tiene 40 años de experiencia en la industria.

El equipo de gestión aplica un enfoque conservador, de baja rotación dentro del universo de small caps. No está interesado en las compañías con crecimientos llamativos; en cambio, busca compañías fuertes con baja deuda y una alta rentabilidad sobre activos. Sus analistas analizan por lo menos 10 años de estados financieros para encontrar compañías con flujos de caja crecientes y ver cómo se utiliza. Buscan empresas con ventajas competitivas defendibles, con perspectivas de unas tasas estables y modestas de crecimiento. La mayoría son rentables. Vale y D'Alelio se adentran en nuevas compras de forma gradual, asegurándose de que su tesis es correcta. Suelen comprar y mantener los valores por largos períodos y también salen de manera gradual. La estrategia se ha situado predominantemente en el área de pequeñas y medianas compañías de crecimiento dentro del Style Box de Morningstar.

La convicción de los gestores da a la cartera un alto active share, del 92% frente al índice Russell 2000 en los últimos años. Este enfoque prudente ha dado lugar a un sólido historial a largo plazo y un atractivo perfil de riesgo y rentabilidad.

Schroder ISF US Small & Mid-Cap

Robert Kaynor, que tiene 20 años de experiencia en análisis fundamental e inversiones, se convirtió en el único gestor el 31 de marzo de 2019, cuando Jenny Jones, la veterana gestora con 30 años de experiencia, se retiró. Kaynor se unió en 2013 como analista senior y en enero de 2014 fue nombrado director de análisis.

El universo de inversión del fondo es de alrededor de 2.000 compañías cuyos límites de capitalización de mercado son de 750 millones a 10.000 millones de dólares en el momento de la compra. La mitad de estas compañías se eliminan inmediatamente por preocupaciones de gestión o de liquidez inadecuada, o si la empresa opera en una industria poco atractiva con bajas barreras de entrada o presiones de precios. El gestor prefiere las empresas que disfrutan de altas barreras de entrada, ventajas competitivas con flujos de caja sostenibles y un buen crecimiento de las ventas y los beneficios. El resultado es una beta inferior a uno y un perfil relativamente defensivo. La cartera se divide en tres partes distintas.

La mitad del fondo suele invertirse en acciones en las que el mercado ha subestimado el potencial de crecimiento secular de los ingresos y los márgenes (crecimiento a precios equivocados), lo que se refleja en el precio de las acciones. Entre el 20% y el 50% se mantiene en acciones con ganancias constantes, pero con perspectivas de crecimiento moderado. Hasta un 10% puede invertirse en operaciones de cambio de rumbo a corto plazo cuando una gestión o una emisión de productos ha perjudicado temporalmente el precio de las acciones, pero existe un claro catalizador para que la empresa vuelva a su anterior perfil de crecimiento. Esta diversificación entre los diferentes tipos de acciones debería ayudar a limitar el riesgo en relación con los competidores del fondo. Los niveles de efectivo se han mantenido generalmente alrededor del 8% porque Jenny Jones quería liquidez para hacer frente a cualquier reembolso, aunque Robert Kaynor lo ha bajado al 4,5%.

La estrategia sigue beneficiándose del mismo equipo de analistas, formado por seis analistas sectoriales experimentados que han mantenido el rumbo a lo largo del período En el que Kaynor ha aumentado sus responsabilidades. Desde que asumió el papel principal, otro miembro del equipo ha sido promovido a director de análisis y un miembro más junior se ha encargado de las tareas analíticas cuantitativas. Sería sorprendente que la naturaleza defensiva del enfoque, con una beta inferior a uno, cambiara.

Robeco US Select Opportunities

El Robeco BP US Select Opportunities y su fondo gemelo estadounidense, el John Hancock Disciplined Value Mid Cap, reabrieron sus puertas a nuevos inversores en marzo de 2019 tras persistentes salidas de dinero. La estrategia sigue siendo una de las opciones de mediana capitalización más fiables de EE. UU. y merece una calificación de analista de Morningstar de Silver.

El fondo combina eficazmente el análisis cuantitativo y el fundamental. El equipo quant de Boston Partners clasifica los valores de mediana capitalización y ADRs de EE.UU. basándose en valoraciones relativas (40% del peso del modelo), el momentum (40%) y la salud empresarial (20%). Los analistas fundamentales miran más en detalle las acciones que tienen una buena puntuación y están atentos a situaciones especiales, como los spin-offs. El gestor principal de larga trayectoria, Steven Pollack, quien ha dirigido la estrategia desde julio de 2001, luego escoge acciones con catalizadores que pueden desbloquear valor durante el próximo año o dos, lo que explica la rotación del 53% del fondo en el año 2019.

La implementación del proceso por parte de Pollack es concienciado. Distribuye las apuestas de la cartera, compuesta por unas 125-150 acciones, entre varios nombres atractivos dentro de una industria, pero todavía puede ser selectivo en la gestión del riesgo. Por ejemplo, después de una producción mundial de automóviles más débil de lo esperado, vendió la posición de la estrategia en el fabricante de piezas y equipos de automóviles BorgWarner en abril de 2019, pero se aferró al fabricante de equipos de sensores TE Connectivity porque le gusta que sus perspectivas se beneficien del crecimiento de los híbridos y los automóviles eléctricos.

La preocupación por las limitadas perspectivas de crecimiento ha mantenido la estrategia ligera en empresas de servicios públicos frente al Russell Midcap Value Index desde que Pollac se hizo cargo en 2001. Eso puede ser perjudicial en los shocks a corto plazo, como en el mercado bajista de mediana capitalización de 2018 entre el 30 de agosto y el 25 de diciembre, cuando el fondo perdió más que el índice de referencia. Sin embargo, la estrategia se ha recuperado el año pasado, y su rendimiento a largo plazo ha sido excelente. Hasta junio de 2019, la ganancia anualizada de la estrategia del 9,85% en aproximadamente 18 años superó al índice por 50 puntos básicos y se ubicó en el decil superior de su categoría Morningstar de renta variable de mediana capitalización de EE.UU.



Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"