fondos

Los fondos multiactivos tampoco fueron un refugio ante la volatilidad

Según un estudio de Natixis los fondos multiactivos, pese a la diversificación que se les supone, no hicieron un buen 2018.

12 DE febrero DE 2019. 11:03H Patricia Malagón

shutterstock-761654386_41-126871_20190212110320.jpg

Una de las grandes premisas económicas para realizar una inversión es que la diversificación es clave para mitigar el riesgo. Existe un consenso común en el cual los gestores recomiendan siempre apostar por diferentes activos, ya sea diversificando por regiones, por sectores o por renta fija o variable, además de la inversión alternativa. Dentro de los fondos, los multiactivos se presentan, a priori, como una buena opción para mitigar la volatilidad y reducir el riesgo de la inversión. Sin embargo, en el último estudio de Natixis se revela que estos fondos no han hecho bien su función.

El análisis de las carteras de inversión en siete mercados realizado por el Departamento de Consultoría y Análisis de Carteras de Natixis Investment Managers reveló que los fondos multiactivos no brindaron la diversificación prevista y, en lugar de eso, mostraron correlaciones elevadas con las carteras de los asesores. Esto sugiere que los fondos multiactivos replicaron en gran medida lo que los propios asesores estaban haciendo. Aseguran en la gestora que mientras que estos fondos aseguraban aumentar la renta variable europea y emergente, realmente lo que hicieron fue aumentar la exposición en la estadounidense.

“Es natural que los inversores busquen refugio frente a la volatilidad de los mercados diversificando las carteras, pero de nuestro análisis se desprende que en 2018 la mayoría de los fondos multiactivos se quedaron a medias y en su mayor parte no consiguieron diversificar, lo que contribuyó a las pérdidas de las carteras”, afirma Juan José González de Paz, consultor senior en el equipo de Dynamic Solutions de Natixis Investment Managers.

Aunque no todos los fondos de la categoría se han comportado de la misma manera, por ejemplo, en el caso de los fondos mixtos defensivos EUR, de los 270 analizados por Morningstar, solo dos de ellos consiguieron rentabilidades negativas en el año. Sin embargo, es cierto que la rentabilidad anualizada a 3 años o más es peor. Lo mismo ocurre con los fondos flexibles EUR, quienes no lo hicieron del todo mal.

El mercado que mejor aguantó fue Italia, donde las pérdidas se cifran en el 3,2% en la cartera media de los asesores, debido a un menor peso de la renta variable. Los asesores de Italia presentaban una exposición media a renta variable de tan solo el 20%, mientras que en el Reino Unido y EE. UU. mostraban una postura más alcista expresada en unas ponderaciones en renta variable superiores al 50% en las carteras de riesgo moderado.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"