fondos

“Nuestras gestoras en general ven posibilidades en emergentes”

Javier Mallo, responsable de Legg Mason para España y Portugal, responde a distintas cuestiones sobre el entorno de la inversión y los fondos de inversión.

13 DE septiembre DE 2018. 20:41H Héctor Chamizo

javier-mallo_69758_20180913204410.jpg

La industria de fondos de inversión sigue creciendo exponencialmente. Sin embargo, encontrar rendimientos se antoja una tarea cada vez más ardua. En este sentido, Javier Mallo, responsable de Legg Mason para España y Portugal, habla sobre los pilares en los que se cimenta el entorno actual y dónde pueden hallarse los activos con mayor atractivo.

La industria de fondos de inversión sigue avanzando con bastante fuerza a nivel patrimonial. ¿Qué perspectivas manejan de cara a lo que resta de año? ¿Seguirá una tendencia al alza como se ha visto hasta ahora (según datos de Inverco)?

Efectivamente la industria de fondos de inversión goza de muy buena salud a nivel patrimonial y las gestoras de fondos internacionales hemos jugado un papel muy relevante en su crecimiento. En la medida en que las firmas, tanto nacionales como extranjeras, sigamos siendo capaces de ofrecer alternativas que se adapten a los inversores españoles en términos de diversificación, rentabilidad-riesgo y flexibilidad creo que la industria continuará con una tendencia al alza en los próximos meses.

Uno de los debates que permanece en escena, cada vez con más fuerza, es el de la gestión activa frente a la pasiva. ¿Cuál es su punto de vista? ¿Por qué elegir gestores activos para inversiones de largo plazo?

De manera general, ambas estrategias tienen cabida en las carteras. La gestión pasiva es una buena opción para aquellos inversores que deseen mantener una cartera más a corto plazo. Sin embargo, creemos que la gestión activa es la más adecuada para satisfacer las necesidades financieras de los inversores a largo plazo. Se trata una estrategia con interés creciente, especialmente entre los inversores institucionales.

Además, en España y otros países tenemos el debate de las pensiones abierto y las rentabilidades que se pueden obtener en el largo plazo. Muchos expertos siguen indicando que hay que dejar al margen la apuesta por los planes privados y centrarse en fondos de inversión, puesto que pueden proporcionar mayores rendimientos. ¿Está de acuerdo?

Realmente creo que, a la hora de construir una cartera centrada en largo plazo, como el caso de la jubilación, se hace imprescindible contar con un asesoramiento profesional que estudie a fondo el perfil de riesgo y los objetivos financieros de cada persona. Del mismo modo, tal y como hemos mencionado antes, la diversificación de la cartera es clave para obtener rentabilidades a largo plazo y, pensando en el ahorro de cara a la jubilación, sería conveniente considerar la combinación de ambos productos (planes de pensiones privados) y fondos de inversión.

Asimismo, el inversor español siempre opta por moverse más a obtener retornos a medio plazo y pierde cierta perspectiva temporal. ¿Considera que falta educación financiera en nuestro país?

No sólo considero que falta educación financiera en términos de cantidad y de calidad, sino que también es ahora más necesaria que nunca. Los motivos son varios. Por un lado, debemos tener en cuenta que la oferta de productos de inversión es cada vez más amplia y cuenta con un mayor nivel de sofisticación. Por otro lado, entender que los episodios de volatilidad de los mercados como el que estamos viviendo actualmente constituyen riesgos pero también oportunidades y, por lo tanto, las decisiones de inversión deben estar basadas en unos objetivos y horizonte de inversión definido.

Moviéndonos hacia el contexto de los mercados, el riesgo político no ha terminado por desaparecer durante todo este año: la amenaza de guerra comercial, las tensiones geopolíticas, las dudas en Europa en el terreno político. ¿Sigue siendo momento de apostar por vehículos de inversión pese a estas incertidumbres?

Sin duda, durante los primeros meses del año hemos visto bastante volatilidad y es precisamente en estos periodos donde los fondos de inversión de gestión activa están mostrando un mejor comportamiento. Debemos de tener en cuenta que las inversiones deben realizarse siempre con un horizonte temporal que vaya más allá de lo que esté pasando en un ejercicio concreto. Es cierto que está siendo un año con muchos desafíos para los gestores, pero debemos aprender a valorar un vehículo y su rentabilidad desde una perspectiva más amplia. Por ello, creo que los fondos de inversión siguen siendo y serán un producto de inversión que deben estar presentes en cualquier cartera.

Mucho se está hablando de emergentes a tenor de la política monetaria de Estados Unidos y por la relación directa que tienen con las materias primas muchos de estos países. ¿Para ustedes sigue siendo momento de mirar hacia estas regiones?

Nuestras gestoras en general ven posibilidades en los mercados emergentes, tanto en renta fija como en renta variable. En renta fija según Brandywine Global, algunos mercados emergentes ofrecen actualmente un punto de entrada interesante en términos de valoraciones. Creemos que algunos bonos y divisas de mercados emergentes se están negociando con un descuento considerable. Contamos con ciertas posiciones en los mercados de renta fija emergentes que van a contracorriente, como México. Asimismo, priorizamos la exposición a las materias primas.

En cuanto a renta variable, tal y como afirma Kim Catechis, responsable de mercados emergentes de nuestra filial de renta variable Martin Currie, la mayoría de mercados emergentes exhibe un crecimiento del PIB sólido y sostenible que acelera la tendencia natural de la urbanización. Así, el sector tecnológico ha cobrado una importancia significativa y constituye un importante catalizador del crecimiento a escala mundial. Además, seguimos apreciando un considerable descuento en las valoraciones en comparación con los mercados.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"