fondos

Robeco: “La inversión por factores es adecuada para desviarse realmente del mercado”

Factores como el Valor, el Momentum y la Baja Volatilidad ofrecen oportunidades en diferentes sectores, regiones y países, así como en diferentes clases de activos. Sobre esa premisa trabaja Maarten Polfliet, responsable del equipo de gestión de Conservative Equities de Robeco, quien explica a Dirigentes cómo combina todo ello para hacer la selección de cartera.

26 DE febrero DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

6f62aad7c688e702226215be26210a3f.jpg

Aunque las cifras en Europa distan de las que se observan en EE.UU, la gestión pasiva va en aumento frente a la gestión activa. En este contexto, ¿qué aporta la Inversión por factores?

En primer lugar es destacable el hecho de que suele darse un malentendido sobre lo que es la inversión pasiva. Básicamente solo hay una inversión pasiva. Se trata de una estrategia que rastrea un índice ponderado de capitalización de mercado, al no necesitarse transacciones cuando las ponderaciones cambian debido a los movimientos de precios. Todo lo demás que se desvía del índice de capitalización de mercado, como los indicadores de Valor ó Momentum, son estrategias activas. Aunque se puede realizar un seguimiento de estos con una estrategia “pasiva” de “buy & hold”, los inversores tienen que entender que estos índices se basan en elecciones subjetivas humanas. Durante largos períodos históricos la investigación académica ha mostrado que ciertos factores o características de las acciones ofrecen un mejor rendimiento ajustado al riesgo que el mercado. La lógica económica detrás de esto se basa en sesgos de comportamiento, así como en la conducta racional de los inversores. Los factores como el Valor (las acciones con precios bajos en comparación con sus valores fundamentales tienden a tener un mejor desempeño), el Momentum (las acciones con una buena evolución pasada tienden a continuar su tendencia positiva) y la Baja Volatilidad (las acciones con un perfil de bajo riesgo ofrecen rendimientos con riesgo menor), ofrecen oportunidades en diferentes sectores, regiones, países, así como en otras clases de activos, por ejemplo, en créditos. Como tales, la inversión por factores es adecuada para desviarse realmente del mercado y, por lo tanto, ofrecer diversificación, además de la inversión pasiva.

Habla de factores como el Valor, el Momentum, la Baja Volatilidad... Como gestor que aplica la Inversión por factores, ¿cómo afronta el proceso de selección de valores para la cartera? ¿Cómo combinar todos estos factores?

Dentro de nuestra estrategia de Conservative Equities, seleccionamos acciones con características de bajo riesgo (baja beta, baja volatilidad y bajo riesgo distress), ya que este tipo de acciones ofrecen rendimientos con un riesgo esperado sustancialmente menor. Esto da como resultado un mejor perfil de rendimiento ajustado al riesgo que el mercado. Simultáneamente, queremos ser selectivos y preferimos acciones de bajo riesgo que remuneren a los accionistas con altos ingresos, nuestra medida de valoración preferida para una estrategia defensiva, a través de recompras de dividendos o acciones. Además, también aplicamos el momentum de precios, las revisiones de beneficios y el sentimiento para seleccionar acciones de bajo riesgo con una tendencia positiva. Al tener en cuenta estos factores de rendimiento selectivos, podemos mejorar el rendimiento esperado por unidad de riesgo, a la vez que mantenemos la oferta de perfil defensivo con acciones de bajo riesgo.

Tradicionalmente se comparan las inversiones en valor con las de crecimiento pero, ¿están necesariamente contrapuestas?

Estamos de acuerdo en que los académicos ven en el valor un tipo de acciones con un precio bajo para sus fundamentales, como el valor en libros, los beneficios o los flujos de caja. Sin embargo, los índices de crecimiento se basan en el crecimiento histórico y esperado de los beneficios, y no tanto en la selección de acciones con un precio alto por fundamentales. Así que, sí existen acciones que aportan valor y características de crecimiento.

Los dos fondos que gestiona, a priori, están orientados a inversores conservadores. ¿En Europa dónde está encontrando las mejores oportunidades ahora? ¿Cuáles son las principales posiciones que tiene en cartera? ¿Y a nivel global?

Nuestra estrategia de Conservative Equities trata de evitar pérdidas para preservar el capital y ofrecer un rendimiento e ingresos adecuados. La estrategia funciona particularmente bien durante los mercados bajistas y las condiciones de mercado volátiles. En un entorno muy alcista, el fondo podría quedar retrasado respecto del mercado general y, sin embargo, ofrecer buenos rendimientos en términos absolutos. A largo plazo, esperamos retornos de capital estables y altos ingresos con un riesgo a la baja considerablemente menor. Esto es, claramente lo opuesto de la especulación. Como tal, se adapta a todos los inversores de capital, y ciertamente a los más conservadores. En Europa, y en todo el mundo, las acciones preferidas de bajo riesgo con características atractivas de Valor y Momentum se pueden encontrar en los sectores de servicios públicos, bienes raíces, bienes de consumo básico y finanzas, especialmente compañías de seguros.

¿Le “cuadran” las valoraciones de las grandes tecnológicas estadounidenses?

Algunas grandes empresas de TI en los EE. UU. han aumentado las valoraciones, sin embargo, su crecimiento esperado también es alto. Mientras ambas circunstancias estén en línea, las altas valoraciones podrían ser razonables. Al final, todo depende de las expectativas de crecimiento y del crecimiento futuro estimado. Dentro de nuestro enfoque de Conservative Equities, preferimos acciones con bajo riesgo que remuneren a los accionistas con altos ingresos, como el flujo de caja y los dividendos, por el precio que pagamos. Esto tiene sentido para un enfoque conservador, ya que hace que la cartera sea menos vulnerable a las posibles correcciones de valoración que enfrentan las empresas altamente valoradas en caso de números decepcionantes o un menor crecimiento esperado a futuro.

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"