fondos

UBS AM: “Llevamos positivos sobre el mercado chino desde hace tiempo”

Defiende la amplitud de la plataforma de UBS AM como la principal fortaleza de la gestora y se muestra convencido del potencial del mercado chino. Dirigentes entrevista a Álvaro Cabeza, director general de la firma para Iberia.

03 DE julio DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

bec943c8fa7b80844e217c5c932b4a66.jpg

La propuesta de UBS AM abarca todas las gamas relevantes de activos, ¿qué les está demandando el cliente español principalmente?

Las necesidades de los clientes son cada vez más amplias y subyacen lo meramente relacionado con producto. Por eso, la estrategia de UBS AM en el mercado español y a nivel global es la de ser una plataforma de servicios de inversión: gestión activa, indexada, mercados públicos, privados, soluciones de inversión, tecnología, etc. Sólo teniendo un abanico así de amplio de productos y servicios puedes aspirar a establecer relaciones estratégicas con los clientes.

El cliente español está buscando valor añadido en forma de alfa a través de gestión verdaderamente activa. Una gestión de convicción que se separa de los índices de referencia, que se apalanca en amplios equipos locales, tanto en mercados públicos como privados. Por el lado de gestión indexada, lo que los clientes nos piden son vehículos que repliquen de forma transparente índices cada vez más innovadores. Es ahí donde está precisamente el foco de nuestra división de ETFs, liderada por Nina Petrini como responsable del negocio de pasivo y ETFs para Iberia.

Son unos convencidos de que China es una oportunidad ahora, ¿por qué?

Llevamos positivos sobre el mercado chino desde hace tiempo. Si bien es cierto que la crisis actual sólo ha acelerado muchas de las temáticas que más nos gustaban de ese mercado: la transición de offline a online o la concentración de jugadores. Adicionalmente, China ha sido la primera gran economía en entrar en esta crisis y también la primera en salir –recordemos que China gozará un crecimiento positivo ya en 2020, mientras que esperamos que el resto de grandes economías desarrolladas tengan caídas del PIB cercanas al doble dígito– lo que sitúa a este país en una situación envidiable en términos relativos.

UBS AM fue la primera gran gestora extranjera en implantarse localmente en China y hemos mantenido esta posición de liderazgo hasta la actualidad.

Desde una perspectiva de inversión, China es aún un mercado bastante ineficiente, con características propias muy específicas. En renta variable, tomar apuestas fuera del índice y aprovechar las ideas generadas por un equipo local, es una apuesta ganadora. Buen reflejo de ello son los espectaculares resultados que nuestras estrategias de gestión activa han cosechado durante la última década. Así, el mensaje de que China tiene suficiente relevancia económica como para ocupar un sitio específico en una cartera diversificada está calando en el mercado.

La selección es clave, más en un gigante como China, ¿qué activos ven con mejores ojos allí?

China no es sólo renta variable: también es el segundo mayor mercado de renta fija. Los bonos de gobierno chinos ofrecen a día de hoy rentabilidades reales y nominales positivas, en contraste con la mayoría de gobiernos desarrollados. Además, durante la actual crisis se han comportado –en contra de lo que pudiera pensarse– como un activo refugio, aportando estabilidad y descorrelación en los momentos más complicados. Actualmente hay muy pocos inversores que tengan una asignación específica a renta fija china en sus carteras. Desde UBS AM pensamos que esto está a punto de cambiar.

Más allá de China, ¿por dónde pasa su estrategia actual en renta fija?

Además de nuestra visión positiva en renta fija china, tenemos preferencia por aquellos segmentos que reciben respaldo directo de los Bancos Centrales: crédito americano y europeo en grado de inversión, así como aquella deuda colateralizada con menor nivel de riesgo. En crédito por debajo de grado de inversión preferimos duraciones cortas, sobre todo en Estados Unidos. En renta fija emergente, tenemos preferencia por emisores de alta calidad en dólares –tanto públicos como privados– en contraposición a divisas emergentes, que tememos que pueden ser castigadas por una caída en los precios de las materias primas.

¿Cómo han manejado los fondos alternativos de la gestora una primera parte del año tan complicada?

Algunas estrategias alternativas gestionadas en la casa han aportado durante las abruptas caídas de marzo la descorrelación buscada en la gestión alternativa, con resultados claramente positivos en lo que llevamos de año. En activos reales –principalmente inmobiliario e infraestructuras– aún es pronto para valorar el verdadero impacto de la situación actual y la realidad que viviremos después. Es importante apuntar que en nuestros fondos inmobiliarios hemos entrado en esta crisis con el posicionamiento adecuado: una fuerte infraponderación al segmento retail y una apuesta clara por el segmento logístico, que sólo se verá reforzado por los nuevos patrones de consumo.

En gestión pasiva han apostado por los ETFs con perfil sostenible, ¿esta crisis servirá para afianzar la convicción ESG entre los inversores?

En UBS ETF somos pioneros en inversión sostenible, habiendo lanzado el primer ETF sostenible en 2011 y superando actualmente los 10 mil millones de dólares en activos bajo gestión con esta filosofía. El enfoque ha sido siempre dedicado a una selección 'verde' muy rigurosa. Durante la caída reciente, debido a una percepción por parte de los inversores del binomio riesgo/rentabilidad diferente, los retornos de nuestros ETFs sostenibles contra sus índices tradicionales ha sido realmente excepcional. 

¿Es en esta rama de negocio donde se están enfocando en España? 

Como comentaba al principio, la principal fortaleza de UBS AM es la amplitud de nuestra plataforma. La estrategia va a seguir estando enfocada en ampliar las conversaciones que tenemos con nuestros clientes, independientemente de que se traten de gestión indexada, activa, tecnología, soluciones marca blanca, etc. Y, por supuesto, todo acompañado del mejor nivel de servicio del que seamos capaces.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”