fondos

Un fondo para combinar salud, medioambiente y rentabilidad

El fondo NN (L) Health & Well-being, artículo 9 según el reglamento SFDR, consigue combinar el impacto medioambiental, los Objetivos de Desarrollo Sostenible para mejorar la calidad de vida de las personas y la rentabilidad financiera.

01 DE agosto DE 2022. 13:34H Patricia Malagón

La ONU, mediante sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), creó 17 áreas en las que se debería avanzar para ir a un mundo más respetuoso con el medioambiente, pero también donde la calidad de vida de todos los habitantes del planeta fuera mejor. Por eso, desde la gestora NN IP decidieron lanzar su fondo llamado NN (L) Health & Well-being combinando la inversión de impacto positiva y el respeto con al medioambiente con la repercusión social. Así, este fondo se ha enfocado en seis de esos 17 ODS para promover y mejorar la calidad de vida de toda la población, especialmente de la más desfavorecida.

El fondo sigue un enfoque de inversión de impacto y centra sus inversiones en empresas que contribuyen de forma positiva a la consecución de uno o varios objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, relacionados con la salud y el bienestar, por ejemplo, el consumo saludable, la buena forma física y mental, la prevención de enfermedades y su tratamiento, así como los servicios que contribuyen a mejorar la calidad de vida.

¿Cuáles son los retos?

En la actualidad, más de 500 millones de personas viven en condiciones de extrema pobreza, y más de 800 viven sin electricidad y sin acceso al agua potable. Algo que, aunque desde Occidente se vea lejano, crea pérdidas superiores a los 500.000 millones de dólares. Por otro lado, dentro de la salud hay una descompensación con 2,8 billones de personas sufriendo desnutrición y 2,3 con problemas de salud por sus malos hábitos alimenticios. Al mismo tiempo, un gran porcentaje de la población mundial no tiene acceso al sistema financiero, lo cual impide que progresen en la vida.

Todos estos retos están haciendo que haya empresas trabajando en conseguir revertir esta situación y, además hacerlo de forma rentable. Por ello, este fondo lo que hace es perseguir y estudiar a esas compañías que trabajan en dar un mejor tratamiento y acceso al agua potable, aquellas que promueven hábitos más saludables, compañías que están avanzando en el campo de la medicina para crear más soluciones a enfermedades actuales y también aquellas que quieren expandir el mundo financiero a quienes no tienen acceso al mismo.

Algunos ejemplos de inversión en el fondo

  • CHR Hansen: es el líder en cultivos alimentarios y enzimas. Utilizando microbios que ofrecen soluciones naturales para sustituir el azúcar y los ingredientes artificiales, garantizar la seguridad alimentaria y mejorar la salud.
  • Dexcom: líder en tecnología médica especializada e innovadora que ha desarrollado monitores continuos de glucosa para pacientes diabéticos.
  • Scheinder Electric: Soluciones de automatización energética y digital para hogares, edificios, centros de datos infraestructuras e industrias.

Proceso de inversión

Entre todas las compañías que mejoran la calidad de vida de las personas y reducen también nuestra huella de carbono, se hace una primera selección de más de 8.500 compañías. Después se aplica un filtro de exclusión, ya que “no invertimos en empresas implicadas en actividades que incluyen, entre otras, el desarrollo, la producción, el mantenimiento o el comercio de armas polémicas, la producción de productos de tabaco, la minería de carbón para centrales térmicas o la producción de arenas petrolíferas”, explican en la gestora.

Tras el filtro de exclusión, se aplica un filtro financiero centrado en buscar las compañías con ratios sólidos y que puedan ofrecer estabilidad en la cartera desde el punto de vista económico. Después se siguen aplicando filtros, hasta llegar al análisis fundamental para componer una cartera de unos 40 valores. “El fondo se esfuerza por añadir valor por medio del análisis de las empresas, la implicación y la medición de la repercusión. El fondo no tiene un valor de referencia. El MSCI AC World (NR) se utiliza como índice de referencia para comparar la rentabilidad financiera a largo plazo”, señalan.

Gestión activa con las empresas del portafolio

Por último, las empresas que están dentro de la cartera también reciben estímulos para seguir mejorando al entablar un dialogo activo con los gestores del fondo. Así, se hace uso del voto corporativo para mejorar la gobernanza de la empresa tanto en criterios ambientales como de gestión interna de la compañía. Así, se pretende mejorar también la transparencia de las actividades de las compañías y sus avances en los ámbitos ya mencionados.

Por todo ello, el fondo se clasifica como un producto financiero con un objetivo de inversión sostenible, conforme a lo descrito en el Artículo 9 del Reglamento (UE) sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros.

Rentabilidad 

Según los datos de Morningstar, el fondo ganó un 3,49% en 2020, un 23,48% en 2021 y registró una caída del 14,95% en 2022 hasta el mes de mayo. Por lo que, desde 2020 mantiene una rentabilidad superior al 12%, a pesar de las caídas en bolsa registradas durante 2022, con el S&P 500 y el Nasdaq cayendo a dos dígitos en esos cinco primeros meses del año.

Noticia actualizada: 01-08-2022 01:34

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"