ahorro

¿Por qué invierten los españoles en depósitos bancarios?

Los depósitos bancarios están recuperando su atractivo entre los ahorradores tras las subidas en los tipos de interés

02 DE diciembre DE 2022. 08:43H Altea Tejido

Depósitos bancarios

La inversión en depósitos bancarios es un producto tradicionalmente elegido por los españoles, a pesar de que presentan unas rentabilidades muy bajas. En Dirigentes consultamos con los expertos a qué se debe esta tendencia y si son recomendables estos productos para incrementar los ahorros. 

¿Por qué se invierte en depósitos bancarios?

El perfil de los inversores en España ha presentado históricamente un carácter conservador. Como apunta David Tinajero, analista de AFI “los ahorradores en España no aceptan muy bien el riesgo” y este es el motivo por el cual deciden meter sus ahorros en depósitos.

Los depósitos bancarios a plazo fijo “han cumplido a la perfección el papel de activo de inversión prácticamente libre de riesgo”, señala Tinajero.

Además, los depósitos y cuentas de ahorro hasta los 100.000 euros, están garantizados por el Fondo de Garantía de depósitos y en caso de cierre de un banco comercial, este respondería y se encargaría de proveer de liquidez a los ahorradores si resultan penalizados. 

Ricardo Palomo, catedrático de la Universidad CEU San Pablo, explica que la tradición de los españoles por invertir en depósitos o pasivos viene de años anteriores cuando “estaban bien remunerados” y eso ha quedado “en cierta tradición o continuación” desde generaciones anteriores. “Se trata de una inversión conservadora”.

En el otro lado, también influye que España es un país que cuenta con una gran densidad de entidades financieras y muchas oficinas, lo que convierte a los depósitos en un producto “cercano” y que da tranquilidad porque es sencillo. Al estar gestionado por el banco, la rentabilidad está garantizada y no se somete a volatilidad.

En este sentido, Leticia Poole, profesora de la Universidad Europea de Valencia coincide con quea que la preferencia de los depósitos por parte de los ciudadanos responde a la seguridad que les transmite que sean productos que ofrecen los bancos, “donde pueden acudir con su cartilla” y comprobar sus cuentas.

Además, y en línea con Tinajero, la profesora manifiesta la importancia de la presencia del fondo de garantía de depósitos, que responde ante sus ahorros.

“Los ciudadanos conocen que los intereses reales son bajos, pero les da tranquilidad mantener el nominal de sus depósitos y prefieren estas opciones a otras inversiones cuyo riesgo es más alto”, añade.

¿Es recomendable esta elección?

Los bancos centrales han mantenido los tipos de interés en territorio negativo durante muchos años, lo que no favorecía a los depósitos. En el caso europeo, el BCE mantuvo la tasa de facilidad de depósitos en el -0,5% hasta hace pocos meses lo que lastró durante años a este tipo de productos.

“Los bancos comerciales se vieron obligados a no ofrecer depósitos o a hacerlo en combinación con otros más arriesgados”, señala el analista de AFI. El dinero de los ahorradores, por lo tanto, se centró en productos más rentables y con mayor riesgo, como, por ejemplo, los fondos de inversión, afirma David Tinajero. 

Sin embargo, la tendencia se está revirtiendo en la actualidad y los depósitos y cuentas de ahorro han recuperado cierto atractivo para los ahorradores españoles, que mantienen su perfil principalmente conservador en cuanto a la inversión.
En esta línea, el profesor Ricardo Palomo, manifiesta que es posible que los depósitos incrementen la rentabilidad en los próximos meses, ante la expectativa de que el BCE siga subiendo los tipos de interés.

Aunque la subida de las rentabilidades en los depósitos no será tan elástica ni tan rápida y, además, como añade el profesor de CEU, “estas subidas están siendo más altas en materia de crédito, por el impacto del euríbor y de ofertas financieras y menos altas en la parte de depósitos”, lo que supone un incremento de los márgenes de los bancos.

El analista de AFI coincide con que las rentabilidades de los depósitos se incrementarán, aunque de una forma más lenta, en la medida en la que el endurecimiento de la política monetaria se mantenga en lo que queda de 2022 y la primera mitad del 2023.

“Actualmente algunos depósitos ya ofrecen rentabilidades del 2%, por lo que no sería descabellado ver un incremento de estas a medida que los tipos de interés oficiales suban durante los próximos 6 meses”, señala.
Aunque, David Tinajero de AFI añade, que ahora “solo los bancos comerciales de menor tamaño están empezando a ofrecer estos productos, ante el rechazo de los grandes bancos a reintroducirlos en su oferta”.

Leticia Poole, profesora de la Universidad Europea de Valencia, apostilla, en este sentido, que hasta ahora las entidades no están trasladando las subidas de tipos de interés a los depósitos bancarios porque tienen “un exceso de liquidez”, pero se espera que en la medida en la que los bancos amorticen los préstamos “privilegiados” a raíz de la pandemia, con el BCE, se incrementen las rentabilidades en estos productos.

Ricardo Palomo, catedrático de CEU San Pablo, señala que la inversión en depósitos es recomendable si se realiza una diversificación y en estos depósitos se invierte una de las partes, ya que presentan rentabilidades pequeñas, que en ningún caso superan la tasa de inflación.

“No es una forma de conseguir aumentar el dinero existente, sino más bien de preservarlo”, afirma el profesor de CEU.

¿Hay alternativas similares que sean mejores que los depósitos?

El depósito bancario es uno de los productos con menos riesgo del mercado, junto con las letras del tesoro o la inversión en deuda pública y, como señala Ricardo Palomo, catedrático de CEU San Pablo, “cualquier otra opción de inversión sería dirigida hacia mercados financiero a través de fondos de pensiones, acciones, fondos de inversión, etc. que incrementarían la variabilidad”.

La profesora de la Universidad Europea de Valencia apunta que los valores de la bolsa que hayan sido castigados y tengan ahora una buena proyección, serían una buena alternativa de inversión. Entre ellos, Poole, destaca a las empresas industriales como Acerinox o Inditex o a los valores bancarios con presencia internacional como Banco Santander o BBVA.

Asimismo, Leticia Poole, señala a las letras del tesoro como buena opción ya que “están cerrando al 2,37%” y van subiendo “por encima de los depósitos bancarios”.

David Tinajero, analista de AFI, considera que hay un gran abanico de inversiones alternativas, dependiendo del perfil del ahorrador, desde fondos de inversión, fondos cotizados, ETF o los propios mercados bursátiles.
 

 

Artículos relacionados

Los depósitos bancarios incrementan su rentabilidad pero no al ritmo que marca el BCE
Cómo repercutirá la subida de la facilidad de depósito en la banca europea
Solo un 7,4% del ahorro se deposita en Planes de Pensiones frente al 63,5% de la OCDE
¿Ahorrar con un depósito o invertir? Esto es lo que debes saber para elegir
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"