DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Sábado, 15 de junio de 2024
D
D

Bolsas y Mercados

Oportunidades de mercado ante la escasez de gas: nuevas necesidades de la UE

El mercado del gas está en el centro de todas las miradas, fundamentalmente desde que comenzó la invasión en Ucrania por parte de Rusia, batalla que ha hecho elevar el precio de la commoditie casi un 60%. EEUU y sus aliados marcaron claras sanciones económicas contra el país de Putin para desmontar sus números y, […]

22 jul 2022

El mercado del gas está en el centro de todas las miradas, fundamentalmente desde que comenzó la invasión en Ucrania por parte de Rusia, batalla que ha hecho elevar el precio de la commoditie casi un 60%.

EEUU y sus aliados marcaron claras sanciones económicas contra el país de Putin para desmontar sus números y, entre ellas, la clara dependencia del gas ruso de los europeos es la que más quebraderos de cabeza está causando. Ahora el mercado observa la situación de cerca y los inversores se preguntan hacia dónde apostar en este complejo sector energético.

Las limitaciones del gas ruso: consecuencias para la economía europea

Aunque las principales potencias del bloque del viejo continente hayan reducido su consumo de gas proveniente de Rusia, lo cierto es que los últimos anuncios de Gazprom han inquietado a los mercado. La compañía, la mayor de Rusia y con el monopolio de las exportaciones de gas ruso por gaseoducto, señaló el pasado 14 de julio la limitación de los suministros de gas natural ante caso de fuerza mayor de tareas de mantenimiento, limitándolos así al 40% de su capacidad o sin reanudar los flujos tras el mantenimiento de los gaseoductos. Este jueves, el gas ruso ha vuelto a fluir a través del mayor gasoducto entre Rusia y Alemania, Nord Stream 1, después de una interrupción de 10 días, aliviando algunos de los temores inmediatos de Europa sobre el suministro. Pero no ha sido suficiente.

Los ojos se han posado ahora en los posibles racionamientos de gas y en sus consecuencias para la economía. 

"A la vista del 60% que falta y de la inestabilidad política, no hay razones para dar el visto bueno todavía", escribió en Twitter el presidente del regulador de la red alemana, Klaus Mueller.

Por su parte, Fitch Ratings señalaba este jueves que las empresas de la UE siguen enfrentándose al riesgo de paralización del gas, a pesar del reinicio de Nord Stream. 

“La situación en Ucrania sigue siendo el principal riesgo para Europa. El cese o la mayor reducción del suministro de gas puede cuestionar la evolución de las secuencias de beneficios corporativos”, concreta Laurent Denize, Director de Inversiones ODDO BHF AM. 

“La atención del mercado ha empezado a trasladarse a otra fecha límite, que probablemente se produzca la semana siguiente, ya que la turbina que falta para el gasoducto ha sido entregada a Alemania y tardará un par de días más en llegar a Rusia y ser instalada. Sólo entonces podrá Rusia hacer funcionar técnicamente el gasoducto según las cantidades habituales y, por tanto, sólo entonces el mercado tendrá una mejor comprensión de la voluntad de Rusia de volver a suministrar cantidades significativas de gas natural a Europa”, indicaba esta semana Gergely Majoros, miembro del comité de inversión de Carmignac. 

La situación ha llegado a ser tan tensa que incluso la Comisión Europea ya ha emitido advertencias a este respecto, así como medidas de ahorro de la materia prima. 

El organismo indicó el miércoles en el proyecto "Ahorrar gas para un invierno seguro” que una interrupción del suministro de gas ruso podría reducir el PIB de la Unión Europea hasta en un 1,5% si el próximo invierno es frío y la región no toma medidas preventivas para ahorrar energía. “El impacto en el PIB podría ser de entre el 0,6% y el 1% si el parón coincide con un invierno medio”, aclara Silvia Dall'Angelo, economista senior de Federated Hermes Limited haciéndose eco del informe. 

“La Comisión Europea también está planeando una serie de recomendaciones a los Estados miembros -que incluyen reducciones en el uso de la calefacción y la refrigeración y algunas medidas basadas en el mercado- para compensar el impacto de una posible interrupción total por parte de Rusia, su mayor fuente de importaciones. Esta medida será voluntaria, y se pedirá a los gobiernos que informen en septiembre con medidas concretas. La Comisión también se reservará el derecho de forzar recortes de consumo si fuera necesario más adelante”, indica la experta, que hace hincapié en que “el mayor reto de la UE este invierno es garantizar reservas de gas suficientes para hacer frente a los picos de demanda de calefacción y electricidad”. 

El documento de la UE resalta que aunque los niveles de almacenamiento del año pasado fueron 10 puntos porcentuales menos que en el periodo 2016-2018, actualmente están en línea con la media histórica, por encima del 63%, o lo que es lo mismo, 46 días de consumo invernal. 

En España, el Gobierno de Pedro Sánchez ya ha señalado que el mercado del gas es el arma de Putin por excelencia y ha querido dejar claro que el riesgo de falta de gas natural está presente.

Cabe destacar que hasta ahora, y en palabras del jefe de la política energética de la UE, Kadri Simson, los países de la UE han reducido su demanda combinada de gas en sólo un 5%, a pesar de los meses de disminución del suministro ruso y de la subida de los precios. 

Muchos estados de la UE se oponen a la reducción propuesta por la CE

A pesar de todas las complicaciones, lo cierto es que la propuesta, por el momento voluntaria, de la Unión Europea de que los países miembros reduzcan el consumo de gas en un 15%, no ha caído muy bien en los distintos países del bloque. 

Y aunque en nuestro país Pedro Sánchez ya recalcó su disconformidad con la idea de la Comisión, lo cierto es que, tal y como informa la agencia de noticia Reuters citando a algunos funcionarios, en la reunión de diplomáticos nacionales de la UE celebrada el miércoles, al menos 12 de los 27 Estados miembros plantearon sus dudas sobre la propuesta,

El principal punto de choque de la medida es si la UE debe tener el poder de hacer que los objetivos sean vinculantes, y de esta forma, países como Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Malta, los Países Bajos, Polonia y Portugal fueron algunos de los que indicaron que Bruselas no debería poder hacerlo sin dar primero la palabra a los países, y posiblemente el veto. "Los Estados miembros quieren tener la capacidad de activar ellos mismos los mecanismos de crisis. Esto no es algo que quieran regalar a la Comisión", dijo un funcionario de la UE a Reuters. 

Según la propuesta de la Comisión, el organismo consultaría al Grupo de Coordinación del Gas del bloque, formado por representantes de los países, antes de hacer obligatorio el objetivo y necesitaría la aprobación de una mayoría reforzada de al menos 15 países de la UE para convertirse en ley.

Por otra parte, algunos de los países señalan que imponer el mismo objetivo a todos los países no es el enfoque correcto. Entre ellos se encuentra España y Portugal, debido a que no cuentan con Rusia entre sus principales proveedores de gas, y también Hungría, cuyo gobierno ordenó este mes la prohibición de exportar gas.

Cómo está reaccionando el mercado

Las cotizaciones de los futuros del gas natural están sufriendo, ante el cambiante panorama geopolítico, vaivenes propios de un mercado inestable, aunque de tendencia alcista importante.

Ahora, los temores a los cortes de suministro ruso parecen ganar la partida. Un ejemplo de ello es que el pasado miércoles la commoditie se llegó a disparar hasta los 116 euros/MWh en el mercado de Amsterdam. 

En lo que respecta a perspectivas, los analistas de XTB indican que el precio del gas puede llegar a los 300 euros/MWh en las próximas semanas. ”A pesar de estas medidas de austeridad, no deberíamos sorprendernos si los precios del gas en la bolsa de valores de Ámsterdam saltan al rango de 200-250 euros/MWh. Incluso el nivel de 300 euros/MWh es posible", explica Manuel Pinto, analista del bróke.

Cabe destacar que, tal y como concreta el servicio de análisis de XTB, analizando la evolución del precio de diferentes materias primas desde el inicio de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el gas natural es la materia prima que ha experimentado un mayor porcentaje de subida, con un 59,98% de subida desde que estallara la guerra en Ucrania.

Alternativas de inversión energética en este contexto de mercado

Ante esta situación de escasez suministro de gas y de lucha constante geopolítica con Rusia, es importante señalar algunos de los sectores que pueden verse beneficiados a raíz de esta coyuntura, algo que se puede traducir como oportunidades de inversión. 

XTB apunta que, como alternativa a este gas ruso, la UE tiene la opción de reiniciar las centrales eléctricas de carbón, pero resalta que estas también tienen una capacidad energética limitada. 

“En este caso, conviene prestar atención al potencial aumento significativo de la demanda de permisos de emisión de CO2, salvo que se suavice la normativa al respecto. Sin embargo, lo más probable es que la demanda se reduzca y no solo en el sector industrial, sino también en el uso de la calefacción. Bloomberg señala que Europa podrá reemplazar aproximadamente la mitad de la oferta rusa, por lo que la respuesta de Europa a la hora de ajustar la demanda tendrá que ser realmente decidida. Todo esto indica que no solo notaremos más frío este invierno, sino que nuestra cartera también perderá peso”, apunta Pinto.

El analista recalca además, respondiendo concretamente a una pregunta realizada por Dirigentes qu las empresas más beneficiadas en este caso, al igual que pasaría en general con cualquier producto, son aquellas que se dedican a la comercialización y su venta. "En este caso por tanto el sector energético debería ser el más beneficiado como se demostró en la presentación de los pasados resultados trimestrales donde particularmente Repsol además se benefició de las alzas del petróleo. Sin embargo, el reciente impuesto planteado por el gobierno a estas compañías hace que crezcan las dudas sobre su posible beneficio futuro. Por otro lado, en el intento de los gobiernos para buscar energías alternativas podemos encontrar a las empresas de energías renovables como las grandes beneficiadas, ya que a mayores precios del gas habrá una mayor celeridad por buscar vías alternativa", apunta. 

 

Desde la gestora DWS ponen atención al sector del carbón y advierten de los costes medioambientales que esta nueva tendencia pueden suponer. “Pensemos ahora en las empresas que operan en Europa. A medida que se reducen el suministro y la demanda de gas ruso, el Viejo Continente está reconectando a la red eléctrica centrales térmicas de carbón ante el riesgo creciente de que este invierno haya que racionar el uso industrial del gas natural. Como se está quemando más carbón para generar electricidad, la demanda de créditos de carbono también está aumentando en la UE”, indica Michael Lewis , Head of Research ESG. 

Que añade: “Nuestro Gráfico de la Semana muestra en qué medida la escasez de gas ha empujado los precios del carbón hasta nuevos máximos, dada la posibilidad de que los fundamentales de los mercados europeos de carbono empeoren aún más”. 

DWS - Precios carbon

Fuente: DWS - precios del carbón en máximos 

“Esto se produce en un momento crítico para las credenciales medioambientales de Europa. En algunos círculos, la credibilidad de la Comisión Europea se ha visto dañada por la decisión de la semana pasada de clasificar la energía nuclear y el gas natural como energías sostenibles. En los próximos meses, podría aumentar el riesgo de que, a medida que aumente el precio del carbono, surjan voces a favor de inyectar más créditos de carbono en el sistema a través de la reserva de estabilidad del mercado. Aunque esta medida podría suavizar el impacto de la escasez de gas ruso, también podría suponer un importante revés para los esfuerzos mundiales contra el cambio climático, cuyas repercusiones se extenderán más allá de Europa y de 2022”, concluye el experto.

Desde Schroders plantean dos escenarios posibles ante el encarecimiento de los combustibles fósiles rusos.“El aumento de los precios de los combustibles fósiles es fundamental para reducir el consumo de energía con alto contenido de carbono e incentivar la transición a cero. Ese es el papel que desempeña la tarificación del carbono.Por un lado, la guerra y las subsiguientes sanciones energéticas contra Rusia podrían acelerar esa dirección”. 

Sin embargo Irene Lauro, economista de la gestora, también reconoce que, por otro lado, “el aumento de los precios del gas podría amenazar la asequibilidad de la energía, favoreciendo la vuelta del carbón”, y precisa: “La primera prueba clave es que las emisiones del sector eléctrico de la UE han aumentado considerablemente desde el inicio de la invasión, lo que indica que se ha producido un retorno parcial al carbón como fuente de electricidad”. 

Tal y como señala la experta, en marzo, las emisiones del sector eléctrico de la UE ya habían aumentado más de un 20% interanual. “Es probable que las emisiones sigan aumentando a lo largo de 2022, ya que Rusia está reduciendo la capacidad del gasoducto Nord Stream 1, uno de los principales conductos del gas ruso hacia Europa”, destaca. 

Schroders

Fuente: Schroders

“En medio de la preocupación por nuevos recortes en el suministro de gas antes del invierno, Alemania y Austria han anunciado recientemente que están planeando reabrir plantas de carbón paralizadas para la generación de electricidad. Una reducción repentina de las exportaciones energéticas rusas podría ser muy perjudicial para los países europeos. La OCDE ha calculado que una disminución del 20% de los inputs de producción energéticos importados puede reducir la producción bruta europea en más de un punto porcentual, con grandes diferencias entre países. Lituania y Grecia serían los más afectados, con una reducción del PIB superior al 2%, mientras que Francia, Dinamarca e Irlanda serían los menos expuestos, con un impacto en el crecimiento inferior al 0,7%”, concluye.

Artículos relacionados

Bolsas y Mercados

El IBEX Gender Equality alcanza la cifra récord de 58 componentes tras su revisión anual

El IBEX Gender Equality se revaloriza un 10,8% en lo que va de año, y el IBEX® Gender Equality Total Return, un 12,5%
Bolsas y Mercados

La Fed se pone ‘hawkish’ y pronostica un solo recorte de tipos en 2024

La Fed mantiene los tipos en su reunión de junio y solo prevé un recorte en 2024.
Bolsas y Mercados

La Fed enfrenta una nueva reunión, ¿qué se puede esperar?

La Reserva Federal vuelve a reunirse este mes de junio para valorar la política monetaria y emitir nuevas proyecciones en cuanto a tipos de interés, crecimiento e inflación.
Cargando siguiente noticia:


Recibe un email al día con las noticias de Funds&Markets



Carlos González: "El value presenta una oportunidad histórica"


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po



© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados