DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Viernes, 19 de abril de 2024
D
D

Bolsas y Mercados

Razones por las que el dólar podría caer más

Que el dólar ha entrado en una fase bajista promovida por todo el movimiento de expansión monetaria desencadenado por la Fed a raíz de la pandemia de Covid-19 en marzo es un hecho. Y Olivia Álvarez, analista de Monex Europe, cree que la debilidad seguirá varios meses más, aunque reconoce que es una previsión que […]

Divisas

30 oct 2020

Que el dólar ha entrado en una fase bajista promovida por todo el movimiento de expansión monetaria desencadenado por la Fed a raíz de la pandemia de Covid-19 en marzo es un hecho. Y Olivia Álvarez, analista de Monex Europe, cree que la debilidad seguirá varios meses más, aunque reconoce que es una previsión que está sujeta a determinados factores, como pueden ser los resultados de las elecciones presidenciales en EE.UU. o la fecha de la aparición de una vacuna contra el coronavirus. A su juicio, lo relevante a más corto plazo en la evolución del billete verde será el grado de recuperación de la economía estadounidense y sus plazos, ya que en función de ello “el dólar tendrá mayor o menor protagonismo”. 

Sin embargo, Robbie Boukhoufane, gestor de Schroders, señala que “la caída que hemos presenciado desde marzo es sólo el comienzo. Esperamos una tendencia a la baja del dólar más significativa a medio y largo plazo”. ¿Por qué?

Factores que presionan al dólar

La enorme respuesta política contra la crisis del Covid-19 combinada con la abundancia de liquidez explica en gran medida el rebote de los activos de riesgo, que se ha correlacionado con la debilidad del dólar. Además, en la primera fase de la pandemia, Asia y Europa han controlado el virus con más éxito que Estados Unidos, reduciendo el diferencial de crecimiento.

Otro de los puntos a tener en cuenta, a juicio del gestor de Schroders, es el Fondo Europeo de Recuperación dotado con 750.000 millones de euros, que cree que “conducirá a mejoras estructurales para el crecimiento” y que “hace de Europa una alternativa más viable de menor riesgo o incluso refugio que Estados Unidos. El fondo para la recuperación incluye ambiciosas propuestas de inversión en áreas como la digitalización y la economía verde, que podrían impulsar el crecimiento de la productividad a largo plazo en Europa”.

Por otro lado, la incertidumbre en torno a las inminentes elecciones presidenciales de EE.UU. no ayuda al dólar. “Estos comicios podrían tener implicaciones negativas para los activos y la moneda estadounidenses, sobre todo porque el concepto de excepcionalidad del país podría ser cuestionado bajo un liderazgo demócrata”. 

Robbie Boukhoufane menciona, además, otros cuatro factores clave que deberían contener que se produzca un repunte del dólar. Una es que, con las bajadas de tipos generalizadas en todo el mundo, el billete verde ha perdido la ventaja de rendimiento que tenía desde hace años. La segunda, que las líneas de canje y el servicio global de repos implementadas por los diferentes bancos centrales deberían evitar un repunte del dólar como ocurrió en el punto álgido de la actual crisis, en medio de una lucha de todo el mundo por asegurarse suministro de esta moneda.

El tercer factor tendría que ver con que observa un comienzo de reversión en la tendencia de primar los activos de EE.UU. por el crecimiento superior de su economía y el cuarto está relacionado con la ampliación del balance de la Fed. “Su compromiso de comprar bonos corporativos y aumentar las compras de bonos del Tesoro ha moderado la volatilidad. Una expansión agresiva de la base monetaria de Estados Unidos, y la consiguiente menor volatilidad, tradicionalmente señalan un dólar estadounidense más débil”.

¿Desdolarización de la economía?

Para Álvarez, la futura desdolarización de la economía es un tema que “siempre regresa a primer plano cuando estamos en un contexto de amplia inyección fiscal, de amplia emisión de deuda y cuando, además, se observa al oro en cotas récord y se comienza a temer por la estabilidad de las monedas fiduciarias”. En todo caso, cree que es muy pronto para que se produzca pero reconoce que es un tema que está presente a medio y largo plazo, sin ignorar que, a día de hoy, el billete verde sigue siendo “un activo ampliamente utilizado como medio para transacciones y reserva de valor a nivel internacional y ese rol probablemente seguirá por un tiempo largo”.

Desde PIMCO señalan que “las previsiones de una desaparición secular del dólar estadounidense son prematuras. Es probable que se produzca cierto debilitamiento cíclico a medida que la economía mundial se recupera, pero las perspectivas de una creciente perturbación de diversas fuentes sugieren que se producirán repetidos episodios de demanda de refugio seguro para el dólar”, apuntan.

Mientras, el experto de Schroders asegura que la tendencia a largo plazo del dólar americano depende de la velocidad con la que se produzca la "desdolarización". Y considera que el factor determinante de esto será “si una o varias alternativas viables emergen para actuar como moneda de reserva mundial. Esto incluye un probable cambio hacia una menor dependencia del dólar estadounidense como moneda preferida para las transacciones internacionales y en la cotización de materias primas”. 

Entre los posibles aceleradores de esta tendencia podrían estar “una mayor competencia en el comercio de derivados, cambios estructurales en los mercados de la energía que cotizan en monedas alternativas y la continua apertura de los mercados financieros de China”. Además, Si Europa da pasos más allá de la señal enviada con el Fondo de recuperación, léase el seguro europeo de garantía de depósitos o medidas para fortalecer el sector bancario el euro podría tomar “parte del estatus de moneda reserva que tiene el dólar americano”.

Artículos relacionados

Bolsas y Mercados

¿Camino a un 2024 sin recortes de tipos en Estados Unidos?

Los expertos empiezan a plantearse la idea de que no haya recortes de tipos en 2024.
Bolsas y Mercados

Los mercados ante el ataque de Irán a Israel: “una oleada de volatilidad y un impacto efímero”

Estos ataques de Irán a Israel parece que tendrán un impacto efímero en los mercados financieros, pero hay que telegrafiar la situación
Bolsas y Mercados

Llegan los resultados empresariales: BofA espera un desplome del 14% en Europa

La temporada de presentación de resultados empresariales correspondientes al primer trimestre del año acaba de comenzar y podría generar problemas en las bolsas.
Cargando siguiente noticia:


Recibe un email al día con las noticias de Funds&Markets



Villamor: “Podríamos ver un periodo de estanflación, pero sin una recesión grave”


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po



© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados