inversion

“2023 será un año de recesión mundial”, los expertos alertan sobre lo que está por venir

Existe una gran disparidad de opiniones entre los expertos sobre lo que podría suceder el próximo curso.

02 DE diciembre DE 2022. 08:44H Patricia Malagón

Las perspectivas para el próximo año no son positivas, o al menos no lo son para el primer semestre del 2023. Las probabilidades de recesión son ahora más altas que hace unos meses y los expertos alertan sobre los riesgos que podrían surgir durante el próximo curso. Aunque, el consenso de mercado se muestra más moderado, los analistas y gestores contactados reflejan opiniones dispares sobre lo que podríamos observar. 

¿Ralentización o recesión?

Esa es la cuestión. La ralentización del crecimiento es algo que se da por sentado para el próximo año, pero ¿provocará una recesión? Esa es la pregunta del millón en estos momentos. La respuesta, por ahora, es un depende. Depende de cada región, depende de la inflación y depende de los bancos centrales.

“Prevemos que la economía estadounidense entre en recesión a finales de este año, pero con un descenso de la actividad mucho más acusado y prolongado de lo previsto por el consenso del mercado. Para combatir la inflación, la Fed tendrá que crear las condiciones para una verdadera recesión con una tasa de paro muy superior al 5%, frente al 3,5% actual, lo que no está previsto por el consenso”, asegura Raphaël Gallardo, economista jefe de Carmignac. "2023 será un año de recesión mundial", agrega Gallardo.

Una postura más moderada mantiene desde UBP al señalar que en 2023, es probable que la economía mundial registre un débil crecimiento de entre el 2% y el 2,5%, tras el 3% de 2022, con las economías desarrolladas flirteando con una recesión.

Amundi, por su parte, espera que el crecimiento global se ralentice el próximo año hasta el 2,2%, por debajo del 3,4% de 2022, con varios países desarrollados y emergentes sufriendo un estancamiento.

¿Una recesión leve?

Björn Jesch, CIO global de DWS comenta que la recesión que se avecina en EE.UU. y la eurozona será leve pero muy diferente de las anteriores. "Gracias al mercado laboral impulsado por la demografía, robusto incluso en una recesión, los trabajadores mantendrán su empleo -en su mayor parte-, los ingresos de los hogares se mantendrán estables y los consumidores seguirán consumiendo", aseguró Jesch. Sin embargo, la recuperación tras la recesión será también muy modesta con unas tasas de crecimiento del 0,3% (2023) y el 1,2% (2024) para la zona euro, y del 0,4% y el 1,3% para Estados Unidos.

Deutsche Bank mantiene una postura más moderada en cuanto a las perspectivas macroeconómicas del próximo curso. La entidad espera una recesión suave en Europa y un repunte de la actividad económica a partir de la segunda mitad de 2023. "Los altos niveles de ahorro acumulado, las ayudas de los gobiernos y unos mercados de trabajo fuertes, junto con unos inventarios de gas en Europa al 100% explicarían que la profundidad de la recesión sea leve. La economía debería remontar a mediados de 2023 una vez los bancos centrales hayan llegado al final de las subidas y gracias al apoyo fiscal", ha explicado Rosa Duce, Chief Investment Officer de Deutsche Bank España, durante un encuentro informativo.

Como se ha visto, las opiniones de los expertos son muy variadas. Todos coinciden en una ralentización de la economía, pero no hay consenso en cuanto a la profundidad de esa posible recesión. Pero, lo que parece claro es que los riesgos del mercado siguen siendo elevados ante las sorpresas negativas que puedan producirse. Algo que también puede generar oportunidades de inversión.
 

Artículos relacionados

Alemania desafía las expectativas, pero todo apunta a recesión
Salvador De Miguel: “Sabemos que habrá una recesión, pero nadie sabe cómo de grave va a ser”
¿Caminamos hacia una recesión importante?
La polémica del día... España podría entrar en recesión en 2023
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"