DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Viernes, 01 de marzo de 2024
D
D

Inversión

¿Dónde está el atractivo en las materias primas?

Las materias primas, en su mayoría, no han arrancado 2020 con el mejor pie. De las 35 principales, solo 11 registran un rendimiento positivo en los dos primeros meses del año. Algo que es comprensible debido a la crisis sanitaria causada por el coronavirus de Wuhan. La velocidad de contagio con la que se ha […]

08 abr 2020

Las materias primas, en su mayoría, no han arrancado 2020 con el mejor pie. De las 35 principales, solo 11 registran un rendimiento positivo en los dos primeros meses del año. Algo que es comprensible debido a la crisis sanitaria causada por el coronavirus de Wuhan. La velocidad de contagio con la que se ha expandido la enfermedad ha provocado que varias ciudades chinas quedasen totalmente paralizadas, de hecho, más de 60 millones de personas no pudieron salir de sus casas durante varios días. A esto se le sumó el cierre temporal de algunas fábricas.

Todo ello ha provocado que la demanda de algunas materias primas se viera disminuida por la paralización económica temporal. El mejor ejemplo lo ha representado el petróleo, que se ha ido a mínimos de 2017 a pesar de que la OPEP ha aprobado un recorte de producción de 1,8 millones de barriles al día. Pero, no todo es malo dentro de las commodities, ni mucho menos, ya que los metales preciosos siguen deslumbrando y el oro ha alcanzado máximos de 2012.

El paladio, hasta el momento, registra la mayor subida. En los primeros dos meses de 2020 ha elevado su precio un 34% y en los últimos tres años ha subido más del 231%. El oro también registra buenas cifras, aunque más moderadas, se ha estirado más de un 10% en el arranque de curso y se eleva por encima del 27% en los últimos años. Sin embargo, el barril de Brent y el de WTI han caído más de un 15% entre enero y febrero de 2020.

Metales preciosos

El paladio, el oro y la plata han registrado un buen comportamiento en el arranque de 2020 siguiendo la línea de lo que venían haciendo. Únicamente el platino es el único de los metales preciosos importantes que ha caído (menos de un 0,5%) en estos dos primeros meses.

“Vemos un fuerte soporte para los metales preciosos que está impulsado por la cobertura de la demanda de los inversores contra la incertidumbre económica y política, y por la ampliación de las posiciones de oro de los bancos centrales”, explica Michel Salden, gestor de Vontobel Asset Management. Este experto explica, además, que el hecho de que los metales preciosos suban al mismo tiempo que el dólar se fortalece, se explica porque los tipos de interés reales siguen a la baja. “Lo que significa que hay factores fundamentales muy positivos detrás del repunte de los metales preciosos. El oro y los metales preciosos están inversamente correlacionados con las tasas de interés reales casi al 1-1.”, sostiene.

Los riesgos políticos y la crisis generada por el coronavirus también han provocado que estos metales se mantengan fuertes. "El entorno de riesgo está dando lugar a que activos históricamente seguros como los metales preciosos, los bonos del tesoro de los Estados Unidos y el dólar de los Estados Unidos estén recibiendo mayores entradas. Esperamos que continúe la tendencia del rendimiento positivo de los precios de los metales preciosos a medida que el riesgo del nuevo desconocido conocido, el coronavirus, y los mayores riesgos geopolíticos sigan asolando los mercados financieros”, asegura Aneeka Gupta, director de análisis de WisdomTree.

El oro

Es, sin duda, el activo refugio por excelencia. A él miran tanto los inversores de renta fija, que no encuentran en los bonos una rentabilidad positiva, como aquellos que quieren diversificar su cartera añadiendo cierta protección. Pero no solo eso, los principales bancos centrales de los países emergentes han disparado la compra del metal tanto en 2018 como en 2019 por encima del 60%. “Estas instituciones están usando el oro como un depósito de valor para apoyar a sus reservas de divisas. Estas compras han estado dominadas por los mercados emergentes, como China, Rusia, Turquía y Polonia, que quieren tener una reserva independiente”, comenta Laure Peyranne, directora de ETFs para Iberia y Latinoamérica de Invesco.

“En cuanto al mercado de la deuda, siempre ha habido un vínculo muy fuerte entre el oro y los bonos”, explica Gilles Seurat, gestor de multiactivos de La Française AM. El rendimiento real del bono a 10 años de EE.UU., tras alcanzar un máximo del 1,15% en noviembre de 2018, corrigió hasta al -0,15% (21 de febrero 2020). Durante ese tiempo, el oro subió de 1.230 a 1.620 dólares. “La correlación entre los dos activos es consistentemente alta”, añade Seurat.

Aunque, el experto matiza: “tener oro no es nada fácil. Desde el pico de 2011 hasta el mínimo de 2015, el oro perdió un 45% de su precio en euros, y cerca de un 40% desde principios de 1996 hasta finales de 1999. Su volatilidad es cercana a la de una asignación de acciones. Por esta razón, preferimos ser cautelosos con el oro en la asignación de activos. Además, el oro no reporta ningún cupón o dividendo”.

Pese al riesgo que señala Seurat, el jefe de análisis de WisdomTree se muestra positivo con el rendimiento futuro del metal dorado. "Es probable que las asignaciones de oro entre los inversores mundiales sigan creciendo en un entorno de rendimientos bajos/negativos junto con una creciente incertidumbre. Creemos que el oro seguirá siendo un activo importante en la cartera de los inversores, ya que sirve como diversificador estratégico y como cobertura contra las turbulencias del mercado".

Desde Invesco también señalan los aspectos positivos del oro en un momento de mercado como el actual. Peyranne comenta que el metal supone un “colchón en caso de volatilidad del mercado de renta variable”, al mismo tiempo ayuda a “diversificar la cartera” y “presta una cobertura frente a la inflación”.

Paladio

Dentro de los metales preciosos es preciso prestar atención al paladio, ya que ha subido más de un 231% en los últimos tres años. La razón de la subida se explica porque es un metal muy útil para controlar las emisiones de gases nocivos de los vehículos diésel y gasolina. Tanto es así que este metal puede absorber hasta 900 veces su propio volumen en hidrógeno molecular. Por tanto, lo hacen un elemento ideal para ser utilizado en los catalizadores de los vehículos.

“Dentro de los metales preciosos, estamos fuertemente a favor del paladio”, asegura Michel Salden. “Se trata de un mercado pequeño y un nicho que está experimentando desequilibrios estructurales de oferta y demanda, impulsados por la industria automovilística que utiliza mayores volúmenes de paladio para cumplir con las normas de emisión. Hasta ahora la demanda está impulsada más por factores físicos que especulativos. El paladio y hasta cierto punto el platino está asistiendo a una demanda industrial que se combina con flujos de cobertura”, explica el experto de Vontobel Asset Management.

Petróleo

Si el rendimiento de los metales preciosos está siendo muy positivo, el del petróleo está en el extremo contrario. Tanto el Brent como el WTI están cotizando por debajo de lo esperado y la crisis del coronavirus podría afectarles todavía más. Lo más preocupante para esta commodity es que, a pesar de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha introducido recortes de producción por valor de 1,8 millones de barriles al día, el precio no ha subido. “Estamos nadando en materias primas y en petróleo. La mejor prueba de ello la representa Estados Unidos, que hace unos años era importador neto de petróleo y uno de los importadores más importantes del mundo y, ahora, es exportador neto gracias a la tecnología que han aplicado en las refinerías”, comenta Daniel Lacalle, economista jefe de Tressis.

El gestor de multiactivos de La Française AM se muestra en la misma línea: “la actual producción de petróleo en EE.UU. es enorme. Ha alcanzado los 13 millones de barriles por día, es decir, el 13% de la producción mundial”, señala. “Además, los mercados muestran que las perspectivas a largo plazo de los precios no son alentadoras: la curva de futuros está en retroceso, es decir, los precios a futuro son más bajos que los precios al contado”, explica.

Por su parte, tanto Michael Salden como Aneeka Gupta señalan la importancia de medir el desarrollo y el impacto del coronavirus, que ha provocado una fuerte disminución en los viajes en avión. De hecho, el transporte aéreo de China ha caído un 70%. Por eso creen que, aunque se introduzcan más recortes en la producción, el petróleo podría seguir bajista.

Otras materias primas

Dentro de las materias primas hay un amplio abanico de posibilidades para invertir. De hecho, el arroz paddy, el cacao, el azúcar o la madera están teniendo un desempeño positivo. El arroz ha subido un 43% en los últimos 3 años, el cacao lo ha hecho en un 38%, el azúcar subió un 14% en un año y la madera acumula una revalorización del 24% en los últimos tres cursos.

En cuanto al cacao, Gupta explica el motivo de la subida: “Los productos básicos ecuatoriales, como el cacao, están menos expuestos a China y actualmente tienen vientos alcistas fundamentales que apoyan su precio. Los precios del cacao han aumentado debido a la preocupación por una cosecha media inferior en Costa de Marfil. Sin embargo, creemos que las preocupaciones por la escasez de la cosecha parecen exageradas ya que todavía hay tiempo para el período de lluvias”.

Finalmente, otra de las commodities a destacar es la carne de cerdo, que subió un 116% el pasado año por la crisis porcina china. “Tenemos una opinión positiva sobre la carne de cerdo debido a la gripe porcina asiática. China también redujo los aranceles de importación de granos y carnes de EE.UU. y se comprometió a comprar más productos de EE.UU. como parte de la FASE 1 del acuerdo comercial. Especialmente los mercados de la carne están fuertemente y globalmente mal abastecidos y están listos para un aumento de precios”, explica el experto de Vontobel Asset Management.

Artículos relacionados

Inversión

Íñigo Torroba: “El crowdlending inmobiliario permite a cualquier persona invertir en el sector con una rentabilidad interesante”

Entrevista con Iñigo Torroba, CEO de Civislend
Inversión

Fluidra bajo la lupa de las jóvenes promesas de la inversión española

Cinco equipos procedentes respectivamente de la Universidad de Navarra, EADA, ESADE, UPF Business School y Universitat Pompeu Fabra analizarán a Fluidra
Inversión

Civislend cierra 2023 con 33 millones de euros en proyectos inmobiliarios financiados, triplicando los resultados de 2022

La plataforma de crowdlending inmobiliario ha financiado 23 proyectos, 15 más que en 2022, con una rentabilidad media anual del 10,4%
Cargando siguiente noticia:

Recibe un email al día con las noticias de Funds&Markets

Villamor: “Podríamos ver un periodo de estanflación, pero sin una recesión grave”

Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po

© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados