DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Sábado, 13 de julio de 2024
Últimas noticias
D
D

Inversión

Los selectores de fondos creen que la recesión es "inevitable"

Tras un año de inflación elevada, agitación geopolítica y subida de los precios de la energía, los selectores de fondos profesionales esperan más de lo mismo en 2023, ya que el 62% a nivel mundial creen que será absolutamente necesaria una recesión para controlar la inflación, según una encuesta publicada hoy por Natixis Investment Managers […]

14 feb 2023

Tras un año de inflación elevada, agitación geopolítica y subida de los precios de la energía, los selectores de fondos profesionales esperan más de lo mismo en 2023, ya que el 62% a nivel mundial creen que será absolutamente necesaria una recesión para controlar la inflación, según una encuesta publicada hoy por Natixis Investment Managers (Natixis IM). La convicción varía según regiones, del 74% de Asia, al 57% de Norteamérica, mientras que en la región de Europa, Oriente Próximo y África (EMEA)  el porcentaje es del 65%.

Natixis IM encuestó a 441 selectores profesionales de fondos en empresas que gestionan más de 30 billones de dólares en activos totales de clientes, procedentes de las principales plataformas de gestión de patrimonios, banca privada y seguros de todo el mundo. Cuando se les preguntó por el año que se avecina, la inflación (70%) y los tipos de interés (63%) siguen siendo las principales preocupaciones de las carteras y un potencial error por parte los bancos centrales (52%) se sitúa como el mayor riesgo económico. En el caso de EMEA, el miedo a un error de política monetaria se eleva al 57%. Los cambios en las prácticas comerciales también pesan en sus mentes, ya que al 62% de los selectores profesionales de fondos les preocupa que el paso de un comercio global a una producción más nacional y a la deslocalización amiga obstaculice el crecimiento.

Todos estos riesgos llegan en un momento en el que el sector de la gestión de patrimonios se enfrenta a cambios drásticos, ya que los inversores buscan servicios de planificación financiera más completos y las empresas se esfuerzan por adaptar sus ofertas para satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes. En consecuencia, los selectores no sólo tienen que hacer frente a los retos del mercado que se avecinan, sino también ofrecer nuevas opciones de inversión.

A pesar de las difíciles perspectivas, los selectores profesionales de fondos siguen siendo optimistas de cara al año que viene, ya que el 73% afirma que mantendrá o aumentará sus previsiones de rentabilidad media, que se sitúan en 8,8%. En EMEA, donde el promedio esperado de retorno a largo plazo es ligeramente inferior (8,5%), la convicción positiva es incluso mayor, pues llega hasta el 76%, superando a las regiones de Norteamérica y de Reino Unido.

Aunque pocos creen que necesitarán hacer cambios totales en la estrategia de la cartera para alcanzar las expectativas de rentabilidad, están planeando pequeños pero significativos cambios en las asignaciones para navegar en el incierto entorno económico y de mercado.

Reforzar las carteras de los clientes

Aunque los selectores profesionales de fondos consideran que la inflación es un riesgo clave de la cartera, también ven una oportunidad potencial en las subidas de los tipos de interés que vienen con ella. Tres cuartas partes creen que el aumento de los tipos de interés propiciará un resurgimiento de la renta fija tradicional, y el 51% (una cifra que sube al 61% en el caso de EMEA) afirma que aumentará sus inversiones en deuda pública, y otro 46% informa de que incrementará sus asignaciones a empresas con grado de inversión (52% en EMEA). 

En el lado de la renta variable, los selectores profesionales de fondos parecen ser relativamente optimistas para 2023, ya que buscan cambiar la ponderación de la renta variable para captar el lado alcista de las alteraciones del mercado. Seis de cada diez (59%) son alcistas con respecto a las acciones, un 9% más que los inversores institucionales encuestados un mes antes*.

Los selectores profesionales de fondos también tienen previsto mitigar el riesgo mediante el uso continuado de alternativas. Casi seis de cada diez afirman que recomiendan aumentar las asignaciones en inversiones alternativas debido a los mayores niveles de riesgo. La opinión sobre el riesgo es tan fuerte que el 63% afirma que cree que las inversiones alternativas deben formar parte de las carteras de los jubilados para ayudar a mitigar su exposición. 

Dentro de los alternativos, los selectores profesionales de fondos son los más propensos a aumentar las asignaciones a infraestructuras (48%), seguidos de la renta variable privada (43%), las estrategias de rentabilidad absoluta (32%) y la deuda privada (31%). A la hora de la verdad, el 64% cree que las carteras compuestas por un 60% de renta variable, un 20% de renta fija y un 20% de alternativos superarán a la cartera tradicional 60:40 en 2023 (58% en EMEA). 

La gestión activa destaca en un mercado de incertidumbre

Para respaldar esta afirmación, las recomendaciones de asignación muestran que los selectores están considerando las inversiones activas como una herramienta fundamental para gestionar las carteras de los clientes en el entorno actual. El 80% de los inversores profesionales afirma que la gestión activa es necesaria para encontrar alfa durante una recesión, y el 72% cree que las inversiones activas superarán a las pasivas; un dato que se eleva a casi el 75% en EMEA. 

Además, el 54% de los selectores profesionales de fondos prevén que una recesión revelará las principales carencias de las inversiones pasivas, y a más de la mitad (67%) les preocupa que los grandes flujos de entrada y salida de inversiones pasivas exacerben los ya elevados niveles de volatilidad del mercado. Esto ha llevado al 59% de los selectores profesionales de fondos a plantearse aumentar las asignaciones a fondos activos este año.

Los cambios normativos impulsan el interés por la ESG 

Se espera que la inversión sostenible experimente el mayor incremento de asignaciones en 2023, con un 61% de los selectores profesionales de fondos que afirman que aumentarán las asignaciones, cifra que llega al 74% en EMEA, donde la MIFID III exige que todos los asesores financieros hablen de inversión sostenible con sus clientes. Sólo el 48% de los selectores profesionales de fondos en Norteamérica tiene previsto aumentar las inversiones sostenibles. 

Muchos también están buscando activos privados para mejorar su oferta de sostenibilidad, y el 30% informa de que recurrirá a los mercados privados para la inversión de impacto. Esto refleja la tendencia más amplia hacia los activos privados en general. Incluso cuando el panorama de los rendimientos empieza a cambiar, el 50% afirma que aumentará su oferta de inversiones privadas y el 44% cree que los activos privados constituirán un refugio seguro para los inversores.

Crear una experiencia de inversión más coherente

Las carteras modelo están cobrando cada vez más importancia para los selectores de fondos profesionales, ya que buscan gestionar las expectativas de los clientes y unificar las ofertas de inversión, y el 79% afirma que su empresa ofrece algún tipo de programa modelo.

El 82% cree que los modelos les permiten ofrecer a los clientes una experiencia de inversión más coherente y el 86% afirma que los modelos proporcionan un enfoque racionalizado. El 76% también afirma que ofrecer modelos a sus clientes les ayuda a gestionar su propia exposición al riesgo. Las capacidades de los modelos ESG cobrarán protagonismo en 2023, ya que casi la mitad (49%) de los selectores profesionales de fondos afirman que su empresa tiene previsto añadir carteras sostenibles a su oferta. 

A medida que los selectores buscan aumentar su oferta de modelos, también recurren a gestores externos. Las encuestas anteriores de Natixis IM muestran que el uso autodeclarado de gestores externos por parte de los selectores se ha más que duplicado en dos años, pasando del 11% en 2021 al 24% en 2023 (25% en EMEA). 

Sophie del Campo, responsable de distribución de Natixis Investment Managers para el Sur de Europa, Latam y US Offshore, afirma: "Los selectores de fondos profesionales están realmente preocupados por lo que nos deparará 2023, ya que prevén elevados niveles de inflación, tipos de interés en niveles elevados y una mayor volatilidad de los mercados. En estas circunstancias con tan poca visibilidad, la gestión activa y el análisis de carteras cobran una importancia crucial. La renta fija ha vuelto con fuerza, ante el nuevo entorno de tipos, se vuelve a analizar ideas más temáticas enfocadas a la sostenibilidad que han sufrido especialmente en el 2022 y fuente de mayor diversificación como la gestión alternativa liquida o ilíquida que ha demostrado su factor de diversificación y estabilidad en las carteras. Los selectores de fondos están actuando en consecuencia, reasignando las carteras de sus clientes. En conclusión, este año será de cambios tácticos para generar ingresos".
 

Artículos relacionados

Inversión

Las previsiones de Eurizon son positivas para los principales mercados si el crecimiento económico avanza como se prevé

La desinflación mundial, no vinculada a una recesión, debería ser favorable incluso para los mercados emergentes, incluida China
Inversión

“Consideramos la agricultura como una opción atractiva para la gestión de riesgo de los inversores”

Entrevista con Pedro Nonay, director del programa especializado en Agro-Commodities del IEB, sobre la inversión en agricultura.
Inversión

Dunas Capital AM apuesta por el crédito de calidad y los bonos flotantes para la segunda mitad de año

El equipo gestor de Dunas Capital AM espera que los tipos de interés de largo plazo repunten, especialmente en Europa, y opta por los plazos cortos en lo que se refiere a renta fija.
Cargando siguiente noticia:


Recibe un email al día con las noticias de Funds&Markets



Manuel Pinto: "los bancos españoles siguen siendo una buena oportunidad de inversión"


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po



© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados