inversion

Marber: "Todas las clases de activos de los mercados emergentes parecen baratas tras la caída de 2022"

Entrevista con Peter Marber, director de mercados emergentes de Aperture Investors

29 DE noviembre DE 2022. 08:24H Patricia Malagón

Los mercados emergentes se han comportado, algunos de ellos, relativamente bien en este 2022. Aunque, la fortaleza del dólar también ha provocado severas correcciones en algunas clases de activos. Por eso, Peter Marber, director de mercados emergentes de Aperture Investors, considera que ahora mismo hay una gran oportunidad al invertir en este segmento del mercado.

Hemos visto en 2022 como algunos mercados emergentes como Brasil se han comportado especialmente bien, ¿qué papel han jugado en un año que  no ha sido nada bueno en la mayoría de activos?

Sí, algunos mercados latinoamericanos han resistido mejor que la mayoría de los emergentes, como Brasil, México, Chile y Perú. Estos países aumentaron sus tipos de interés locales de forma agresiva y, como resultado, sus monedas han mantenido su valor en comparación con la mayoría de las divisas a nivel global. A su vez, eso ha ayudado a que los precios de sus acciones y bonos locales se mantengan mejor que muchos países cuyas monedas se han depreciado mucho en 2022.

¿Cómo les está afectando la fortaleza del dólar?

La fortaleza del dólar estadounidense ha creado inflación en muchos países que importan productos básicos, y también aumenta la deuda externa de un país en dólares estadounidenses en relación con sus economías locales. Esta combinación endurece las condiciones monetarias y provoca una desaceleración económica. Una región que también se ha comportado bien es Oriente Medio, donde muchos países se han beneficiado de las divisas vinculadas al dólar estadounidense y de la firmeza de los precios de la energía debido a la invasión rusa de Ucrania. Sudáfrica es otro país digno de mención que ha aguantado mejor gracias a los fuertes precios de las materias primas.

De cara al 2023, con una posible recesión en el horizonte y la mayor sensibilidad de este tipo de mercados, ¿qué podremos esperar?

Cabe esperar que la fortaleza del dólar disminuya en algún momento a medida que la Reserva Federal se acerque al final de su ciclo de subida de tipos. Ya hay algunos indicios de que el dólar estadounidense se está debilitando y los inversores han vuelto a aumentar su exposición a monedas distintas del dólar tras un largo año en el que han hecho lo contrario.

¿Dónde encontráis un mayor atractivo por clase de activo y por área  geográfica?

Todas las clases de activos de los mercados emergentes parecen baratas tras la caída de 2022. Los bonos merecen sin duda una mirada dada la subida de los rendimientos en todo el mundo. Los diferenciales de crédito también son más baratos, especialmente en el espacio BB y BBB, y hay más oportunidades de bonos en dificultades de las que he visto en más de una década. 2023 podría ser el año en que los inversores redescubran los bonos tras más de una década de tipos de interés muy bajos. 

China no está atravesando su mejor momento debido a la ralentización del crecimiento y a sus políticas de Covid-0, ¿es ahora buen momento para apostar por el país?

Creo que el panorama en China se ha visto enturbiado por la política de Covid-0, que ha provocado una desaceleración de la economía, junto con un pobre sentimiento entre los inversores extranjeros. El reciente pleno del gobierno llevó a muchos a creer que el Partido Comunista puede tener mayores prioridades que el crecimiento económico, un cambio con respecto al pasado, basado en que muchos reformistas económicos del círculo de gobierno del presidente Xi fueron sustituidos por otros considerados leales. El país ha experimentado una caída de las reservas de divisas de más del 6% en 2022, una cifra muy elevada dado que las próximas exportaciones han sido bastante fuertes. Algunos creen que esto se debe a que los inversores extranjeros están abandonando los mercados. Técnicamente, los activos chinos parecen baratos, pero los inversores realmente necesitan analizar la política china y decidir si quieren una exposición a largo plazo y en qué sectores centrarse. Si se quiere jugar en China, los valores defensivos del sector del consumo y las áreas de reapertura de Covid, como la hostelería y el juego, podrían ser buenas jugadas.
 

Artículos relacionados

Deuda local de los mercados emergentes: el carry triunfa sobre el pesimismo
Los mercados emergentes registran un fuerte repunte en la emisión de bonos verdes en 2021
El 80% de los inversores españoles podrían incrementar su posición en Deuda Emergente
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"