funds-markets

Los metales preciosos siguen brillando en el mercado

El oro, la plata, el platino y el paladio registran subida superiores al 14% en los útlimos doce meses.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Patricia Malagón

shutterstock-203849551_41-217468_20190925190719.jpg

Los metales preciosos están viviendo tiempos dorados en el mercado, y nunca mejor dicho. El oro ha registrado una revalorización en el año del 24,2% y ha pasado de estar en 1.230 dólares por onza a superar los 1.500, incluso hace unos días rompió la barrera de los 1.550. Con el oro en máximos de seis años, el resto de metales preciosos también iniciaron un rally parecido.

“La razón del rally del oro es en gran medida geopolítica, centrada principalmente en las guerras comerciales (el oro podría subir a más de US$1800/onza si los riesgos geopolíticos siguen siendo elevados).”, añade Nitesh Shah, director de análisis de WisdomTree.

Pero no solo el oro está dentro de los metales preciosos, la plata, el paladio y el platino continúan con buen tono. En el caso de la plata la revalorización anual ha sido del 27% subiendo de los 14 a los 18 dólares por onza. Aunque, los motivos de este rally son menos comprensible ya que suele haber una correlación entre el oro y la plata, cuando el primero sube, la segunda baja. “La plata suele subir cuando no hay riesgos geopolíticos porque aumenta la demanda industrial. Mientras que el oro sube cuando si los hay, así que el rally de la plata puede ser un arma de doble filo”, añade el experto.

El platino también pinta en verde. En los últimos doce meses ha crecido un 15% y hace solo unos días la onza superaba los 950 dólares, aunque actualmente está por debajo de los 915. El motivo, en esta ocasión, no tiene tanto que ver con lo geopolítico y sí con lo industrial. Este metal es muy empleado por los coches diésel para controla las emisiones de gases contaminantes a la atmosfera, y el aumento de este tipo de vehículos junto con las regulaciones climáticas chinas (más exigentes) han hecho que la demanda aumente.

En el caso del paladio la subida sigue siendo espectacular con una revalorización del 56,5% en doce meses. La onza de este metal está por encima de los 1.600 dólares, lo que ha hecho de él un metal más valioso que el oro. El motivo del rally es muy parecido al del platino, ya que el paladio es el metal empleado por los vehículos de gasolina. Solo que en este caso se ha juntado las huelgas de los trabajadores de algunas de las minas más importantes y la escasez de demanda.

“La demanda industrial de paladio podría sufrir un golpe después de que el impulso inicial haya terminado. Las ventas mundiales de automóviles -el motor de la demanda de platino y paladio- se están ralentizando y es probable que sufran por la recesión mundial”, concluye el analista.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"