nombre propio

Perspectivas de los mercados mundiales: ¿van a bajar los tipos de interés?

Opinión de Steven Bell, economista jefe para EMEA de Columbia Threadneedle.

17 DE agosto DE 2023. 11:30H Steven Bell

La inflación avanza en la dirección correcta y parece que los tipos de interés en EE.UU. están en su nivel máximo o cerca de él. ¿Y el Reino Unido y Europa?

Esperamos bajadas de tipos en EE.UU. a finales de año, pero no hasta 2024 en Europa

En términos de inflación, Estados Unidos parece ir por buen camino. El desplome de la inflación general es positivo, pero lo más importante es que la inflación subyacente también tiende a la baja. Si los salarios siguen el mismo camino, como vemos que está ocurriendo, Estados Unidos podría experimentar un aterrizaje suave.

Europa y el Reino Unido van a la zaga, con las perspectivas de crecimiento e inflación entrelazadas, ya que una inflación rígida implica más subidas de los tipos de interés y, por tanto, más riesgos para el crecimiento.

En general, mejoramos nuestras expectativas, aunque persiste el riesgo de una leve recesión. La deuda pública sigue siendo atractiva, pero las perspectivas de la renta variable han mejorado.

Gráfico 1: Los consumidores estadounidenses gastaron por encima de sus ingresos reales

Estados Unidos, camino de una "desinflación inmaculada"

Con una inflación general que ya ha bajado al 3,0%, la Reserva Federal parece tener a la vista su objetivo.

Aunque la inflación subyacente sigue siendo del 4,8%, también está bajando. Nuestras previsiones muestran que el componente clave de la inflación de los alquileres se dirige hacia el 4%. Esto deja la inflación salarial en torno al 5%, cuando debería situarse por debajo del 4% para que la Reserva Federal alcance su objetivo general de inflación. Pero los datos recientes muestran que las empresas, cuyos márgenes de beneficio se están reduciendo, ya no pagan más por el personal.

Con una inflación general baja, lo que significa que los aumentos salariales menores siguen impulsando el poder adquisitivo, fomentando así la moderación de las demandas salariales, pensamos que EE.UU. podría efectivamente dirigirse hacia un aterrizaje suave.

Las empresas ya no pierden personal en favor de rivales mejor pagados.

Gráfico 2: Inflación salarial % de variación interanual

Importante punto débil en Europa

Persisten los datos económicos sorprendentemente malos para Europa, con la Eurozona en recesión técnica. El sector manufacturero está sufriendo claramente más en la actual recesión, que es un elemento de mayor calado para la economía europea.

Los consumidores europeos, a pesar de ser menos pesimistas, siguen siendo reacios a gastar los ahorros acumulados, a diferencia de los estadounidenses y, cada vez más, de los británicos.

Aunque una nueva recesión leve sigue siendo un riesgo para la poco dinámica economía europea, seguimos viendo un camino hacia la recuperación. Los consumidores europeos empezarán en algún momento a gastar parte de sus ahorros acumulados, mientras que el ciclo manufacturero repuntará a medida que se recupere la economía mundial.

Los PMI bajan, con una notable debilidad en la Eurozona.

  Buenos días:  Queremos compartir el último comentario de mercado publicado por Steven Bell, economista jefe para EMEA de Columbia Threadneedle que analiza las perspectivas de tipos de interés en los mercados mundiales: EE.UU., Europa y el Reino Unido.  El comentario está disponible en su versión original, en inglés, en este vínculo.  A continuación incluimos y adjuntamos, para referencia, una traducción del comentario.  Si quieres más información, por favor no dudes en contactarnos.  Un saludo,  Juan Acevedo  Perspectivas de los mercados mundiales: ¿van a bajar los tipos de interés?  La inflación avanza en la dirección correcta y parece que los tipos de interés en EE.UU. están en su nivel máximo o cerca de él. ¿Y el Reino Unido y Europa?  Esperamos bajadas de tipos en EE.UU. a finales de año, pero no hasta 2024 en Europa  En términos de inflación, Estados Unidos parece ir por buen camino. El desplome de la inflación general es positivo, pero lo más importante es que la inflación subyacente también tiende a la baja. Si los salarios siguen el mismo camino, como vemos que está ocurriendo, Estados Unidos podría experimentar un aterrizaje suave.  Europa y el Reino Unido van a la zaga, con las perspectivas de crecimiento e inflación entrelazadas, ya que una inflación rígida implica más subidas de los tipos de interés y, por tanto, más riesgos para el crecimiento.  En general, mejoramos nuestras expectativas, aunque persiste el riesgo de una leve recesión. La deuda pública sigue siendo atractiva, pero las perspectivas de la renta variable han mejorado.  Gráfico 1: Los consumidores estadounidenses gastaron por encima de sus ingresos reales (adjunto)  Estados Unidos, camino de una "desinflación inmaculada"  Con una inflación general que ya ha bajado al 3,0%, la Reserva Federal parece tener a la vista su objetivo.  Aunque la inflación subyacente sigue siendo del 4,8%, también está bajando. Nuestras previsiones muestran que el componente clave de la inflación de los alquileres se dirige hacia el 4%. Esto deja la inflación salarial en torno al 5%, cuando debería situarse por debajo del 4% para que la Reserva Federal alcance su objetivo general de inflación. Pero los datos recientes muestran que las empresas, cuyos márgenes de beneficio se están reduciendo, ya no pagan más por el personal.  Con una inflación general baja, lo que significa que los aumentos salariales menores siguen impulsando el poder adquisitivo, fomentando así la moderación de las demandas salariales, pensamos que EE.UU. podría efectivamente dirigirse hacia un aterrizaje suave.  Las empresas ya no pierden personal en favor de rivales mejor pagados  Gráfico 2: Inflación salarial % de variación interanual (adjunto)  Importante punto débil en Europa  Persisten los datos económicos sorprendentemente malos para Europa, con la Eurozona en recesión técnica. El sector manufacturero está sufriendo claramente más en la actual recesión, que es un elemento de mayor calado para la economía europea.  Los consumidores europeos, a pesar de ser menos pesimistas, siguen siendo reacios a gastar los ahorros acumulados, a diferencia de los estadounidenses y, cada vez más, de los británicos.  Aunque una nueva recesión leve sigue siendo un riesgo para la poco dinámica economía europea, seguimos viendo un camino hacia la recuperación. Los consumidores europeos empezarán en algún momento a gastar parte de sus ahorros acumulados, mientras que el ciclo manufacturero repuntará a medida que se recupere la economía mundial.  Los PMI bajan, con una notable debilidad en la Eurozona  Gráfico 3: Índices PMI compuestos

El Reino Unido, un caso atípico en materia de inflación... pero mejora en camino

Las decepcionantes cifras de inflación del Reino Unido se deben al efecto retardado del aumento de los costes de importación, que tardan doce meses en repercutir en la cadena de suministro. La debilidad de la libra esterlina el año pasado ha sido sustituida por su fortaleza, lo que significa que el impulso del 2% a la inflación se revertirá este año, con otro descenso del 1% previsto para 2024.

Otro factor positivo es que, a juzgar por los índices PMI, la economía británica va realmente bien, a la par que la estadounidense, y desde luego mejor que la europea, a pesar de toda la negatividad de los titulares de prensa.

Aunque se presta mucha atención a las dificultades actuales de los mercados inmobiliario e hipotecario, creemos que los costes de las hipotecas probablemente han tocado techo y que, aunque los precios de la vivienda bajarán en torno a un 10% desde su máximo, lo peor ya ha pasado, lo que deja los precios aún por encima de los niveles anteriores a la crisis.

Gráfico 4: El impulso de la inflación por la debilidad de la libra esterlina en 2022 se invertirá

Las perspectivas de la renta variable han mejorado y Japón parece especialmente atractivo

Somos mucho más constructivos sobre las perspectivas de la renta variable. Aunque nuestras expectativas de beneficios para el S&P 500 siguen estando por debajo del consenso de previsiones del mercado, están en línea con las expectativas de los inversores medios, que también se muestran acertadamente escépticos ante las previsiones actuales de los analistas.

Preferimos el mercado de renta variable del Reino Unido, que está barato y desfavorecido, frente al mercado de renta variable estadounidense, que está caro y en el que se han descontado muchos de los beneficios potenciales de la IA.

Nos gusta la renta variable japonesa, donde los beneficios aumentan y se incrementa la rentabilidad para los accionistas. Medido por los dividendos y las recompras de acciones, el porcentaje de retorno a los inversores del índice TOPIX está ahora al mismo nivel que el del S&P 500.

La deuda pública parece atractiva, dados los elevados rendimientos sin riesgo disponibles. Estos rendimientos deberían bajar a medida que la inflación tienda a la baja, hacia los objetivos de los bancos centrales, desencadenando recortes de los tipos de interés.

Una visión más positiva de la economía estadounidense, combinada con una tendencia más débil para la Eurozona, significa que hemos cerrado nuestra exitosa apuesta contra el dólar estadounidense frente al euro.

Gráfico 5: BPA del S&P 500

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"