gestoras

La sólida demanda de activos living en Europa se mantiene ante la voluntad de los inversores

Una encuesta de JLL pone de manifiesto que el 59 % de los inversores incrementará su inversión en activos living en Europa en 2021, pero cerca del 80 % destaca la escasez de productos adecuados como principal barrera a la inversión

03 DE mayo DE 2021. 22:30H Funds&Markets

0819d01c05b775d9ba8e4235cd8e5452.jpg

Un nuevo estudio publicado hoy por JLL muestra que la inversión en activos living aumentará durante 2021, tras el sólido desempeño del mercado a lo largo de 2020 que resultó en la asignación de 83.400 millones de euros al sector.

La tercera edición de la encuesta Living Investor Survey de JLL consolidó las opiniones de más de 40 participantes que representaban alrededor de 9.500 billones de euros en activos totales gestionados, de los cuales 100.000 millones de euros están invertidos en activos living en Europa. Los activos living —que aglutinan cinco subsectores: alojamiento de estudiantes, viviendas de uso compartido, inmuebles multifamiliares, viviendas asequibles y activos de uso sanitario— conformaron el 13 % de la asignación de activos por parte de los participantes, un nivel que aumentará hasta el 21 % si se cumplen por completo los ambiciosos objetivos de inversión. Dado que solo un 11 % de los participantes buscan disminuir su asignación a los activos living, la búsqueda de activos aptos para la inversión está pasando a ser cada vez más competitiva.

El porcentaje de participantes que busca ampliar su asignación a activos living se ha incrementado de forma estable desde la primera edición de la Living Investor Survey y ha pasado del 41 % al 59 %, y el efecto de la pandemia no ha hecho sino poner de manifiesto el potencial inversor en este sector. Si bien la incertidumbre derivada de la pandemia persiste, se prevé que los activos living de elevada calidad en Europa sigan siendo un interesante segmento para la inversión en los próximos años. Aunque los inversores se muestren decididos a aumentar su asignación al sector, el 78 % de los encuestados ha identificado que la escasez de productos aptos es la principal barrera para lograrlo. Además, los participantes de la encuesta no creen que el equilibrio entre la oferta y la demanda de oportunidades con grado de inversión vaya a mejorar a corto plazo.

Jeremy Eddy, Head of Living, International Capital Markets, EMEA en JLL, comentó: "El mercado de inversión en activos living europeos alberga una dinámica y variada gama de oportunidades. Los inversores encuentran cada vez más oportunidades para asignar capital de cara a satisfacer sus necesidades en los segmentos de living en al menos doce países. En los últimos doce meses, se ha producido una aceleración de la inversión en estos activos, a medida que los propietarios buscan reposicionar sus carteras, inyectar nuevo capital en el sector y aprovechar las ventajas que éste puede ofrecer. La actividad de inversión, que supone una oleada más que una tendencia de pequeñas dimensiones, tiene por objeto tanto lograr acuerdos en áreas bien consolidadas como ir más allá para captar las oportunidades de diversificación que representan los activos living".

Si bien solo el 8 % de los participantes opera en los cinco subsectores de living, las previsiones de JLL apuntan a que esta cifra aumentará hasta el 27 %. Resulta evidente que se está produciendo una gran transición hacia las inversiones con capacidad de diversificación en el sector living y los inversores aumentarán sus capacidades operativas para cumplir estos objetivos. No solo se trata de mayor variedad, sino que casi dos tercios (63 %) de los encuestados afirmó estar buscando profundizar en al menos un mercado más.

Al abordar las barreras de entrada desde el prisma de la inversión, el 78 % de los participantes identificó que la escasez de productos adecuados les impide invertir, lo que está fomentando que un número creciente de inversores busque oportunidades de acuerdos junto con promotoras de cara al futuro. Esto queda reflejado en el hecho de que el 30 % de la totalidad de la actividad de adquisición en 2020 se concentró en activos cuya construcción aún no había finalizado.

Tom Colthorpe, Senior Analyst for Living EMEA en JLL, afirmó: "Dado que casi un tercio de la inversión en activos living se dirigió a promociones, existe un ingente potencial para mejorar de forma significativa los estándares medioambientales. En vista de que el 85 % de los participantes ha establecido criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG) para sus inversiones, esta nueva oleada de activos living incorporará credenciales ecológicas y tendrá objetivos sociales integrados desde el principio. Asimismo, se logrará un mayor valor social a través de soluciones tecnológicas que otorguen un mayor control a los inquilinos y los clientes para optimizar su experiencia".

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"