gestoras

Las cuestiones climáticas y sociales en el centro del engagement de Amundi

Amundi incrementó su apoyo a las resoluciones de los accionistas que pedían una mayor transparencia e información sobre la estrategia climática y ESG de las compañías

17 DE febrero DE 2021. 18:57H Funds&Markets

78ab45b7790a7d9ba2b565011cc85c84.jpg

Amundi ha presentado hoy los resultados de su política de voto y engagement en 2020 y ha dado a conocer las acciones que se llevarán a cabo en 2021.

Durante la campaña de 2020, han participado en cerca de 4.250 juntas generales de compañías europeas e internacionales, un 19% más que en 2019, y han centrado el diálogo continuo con las compañías y su política de voto en dos temas principales: la lucha contra el cambio climático y las desigualdades sociales.

Amundi incrementó su apoyo a las resoluciones de los accionistas que pedían una mayor transparencia e información sobre la estrategia climática y ESG de las compañías, en concreto, votó a favor en el 86% de las resoluciones que demandaban una mejor integración de los objetivos climáticos. Al mismo tiempo, el Grupo entabló conversaciones sobre transición energética y cambio climático con 472 compañías y sobre protección de los ecosistemas, con 378 compañías. 

Amundi respaldó el 88% de las resoluciones de accionistas relacionadas con la remuneración de los ejecutivos y el 76% de las resoluciones de accionistas que apoyaban derechos humanos, sociales y sanitarios. También votamos en contra de planes de remuneración de ejecutivos que no contenían indicadores ESG, lo que dio lugar a un 31% de votos negativos sobre este tema. También estuvimos especialmente atentos a la cuantía de los dividendos abonados, sobre todo en el caso de compañías que se beneficiaron de ayudas estatales. Paralelamente, entablamos conversaciones con 447 compañías sobre la protección directa e indirecta de los empleados y sobre derechos humanos.

En 2021, en el período previo a la Conferencia de Glasgow sobre Cambio Climático, los dos temas prioritarios de Amundi seguirán siendo la transición energética y la cohesión social.

En consecuencia, además de la necesaria medición de las trayectorias de emisiones de dióxido de carbono de las compañías en las que invertimos, Amundi apoyará resoluciones que demanden una mayor transparencia en las estrategias de reducción de emisiones, combinadas con objetivos específicos. Asimismo, nos gustaría que un número cada vez mayor de compañías se comprometieran a reducir sus emisiones en línea con los objetivos científicos: la adopción de objetivos como parte de la iniciativa “Science Based Target” (SBTi) será, por tanto, uno de nuestros principales temas de engagement en 2021.

En relación a la remuneración de los ejecutivos, Amundi se asegurará de que esté en línea con la evolución de la compañía, en un nivel aceptable respecto a los índices de referencia del mercado, y de que integre completamente los objetivos ESG específicos, incluida la remuneración variable anual. Con respecto a los dividendos, Amundi prestará especial atención a garantizar que la política de distribución no socave la capacidad de inversión a largo plazo de la compañía, debilite su solidez financiera o dé lugar a una distribución del valor añadido que sea desfavorable para los empleados.

“Como gestor de activos, Amundi tiene el deber de proporcionar a sus clientes inversores rendimientos sólidos y consistentes a largo plazo, junto con una contribución positiva a las principales cuestiones sociales y a la estabilidad de las economías. Esta responsabilidad se ha visto especialmente acentuada en el contexto de la crisis social derivada de la pandemia, en un momento en el que la transición energética apenas se ha acelerado cinco años después de la adopción del Acuerdo de París”, explica Jean-Jacques Barbéris, Director de la División de Clientes Institucionales y Corporativos y de ESG de Amundi.

“Desde 2010, Amundi ha sido pionero en inversión responsable y en 2018, marcamos una nueva etapa en nuestra responsabilidad con la sociedad con un plan a tres años que incluye tener en cuenta sistemáticamente la evolución ESG en nuestro diálogo como accionistas con los emisores y en nuestras decisiones de voto en las juntas de accionistas”, añade el CEO de Amundi, Yves Perrier. “Esta estrategia se aplica de tres formas complementarias: el diálogo permanente con las compañías, la consideración de los criterios ESG en las decisiones de inversión y una política de voto que incorpora estos criterios”.

El pasado 15 de febrero de 2021, Yves Perrier envió una carta a 500 CEOs y presidentes de compañías cotizadas internacionales, en la que se describen estas dos cuestiones prioritarias que guiarán la política de voto de Amundi en 2021.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"