gestoras

El futuro de la gestión de activos, entre la incertidumbre y la tecnología

Los expertos han analizado lo que deparará en el futuro de la gestión de activos en un contexto como el actual.

07 DE octubre DE 2020. 14:12H Patricia Malagón

e74e82d18d6fb5d36f5431b5c82f426b.jpg

El futuro de la gestión de activos ha visto un cambio notable debido a la crisis generada por el COVID-19. A la incertidumbre del mercado hay que sumarle la aceleración de las tendencias tecnológicas dentro de la propia industria, que ha visto como el trato con los clientes ha pasado a ser mucho más digital. Por ello, y conmemorando el 5º aniversario de Carter Lane se ha celebrado una mesa con Julián Pascual, presidente de Buy & Hold, Francisco Márquez, executive sales de JP Morgan, Giorgio Semenzato, CEO de Finizens e Ignacio Fuertes, director de inversiones de Rentamarkets.

A nivel de mercado, Pascual destaca que estamos atrevesando un momento de mucha “incertidumbre” en muchos aspectos. Se desconoce cuándo estará la vacuna y si se conseguirá controlar de alguna manera la crisis sanitaria. “A nivel de índices vemos que los principales están ya en el mismo punto que antes de las grandes caídas de marzo y de abril, pero esto hay que mirarlo con cuidado. Los valores tecnológicos son los que han propiciado esta recuperación, que está siendo muy desigual y ha dejado a muchos sectores especialmente tocados”, advierte el presidente de Buy & Hold.

Por su parte, Fuertes pone el punto de mira en las políticas de los bancos centrales. “Lo que está sucediendo no es algo nuevo, desde la crisis de 2008 los reguladores han sometido al mercado a una represión financiera, que ha producido un exceso de las valoraciones de los principales activos financieros. También se ha visto un deterioro de la estructura de mercado al dejar a la banca privada con menos posibilidad de tomar riesgo. Esto nos hace entrar en dinámicas donde la correlación de los activos se ha disparado y por eso la diversificación se vuelve todavía más fundamental”.

En la parte macroeconómica, Márquez destaca que se ha producido “un shock” tremendo en la demanda. “Lo que están intentando hacer las instituciones es, por un lado, dar dinero para evitar una mayor caída de la demanda, y por otro lado, estímulos fiscales”. Pero, “pese a todo, el drama económico va a ser muy gordo y será clave que siga fluyendo el crédito”.

Cambio en la gestión

“Está habiendo un cambio estructural en la gestión de activos”, apunta el executive sales de JP Morgan. “Los clientes y los distribuidores cada vez son menos. Las entidades bancarias están desapareciendo y están surgiendo nuevas vías de distribución. Por el lado de la oferta, hemos visto también un cambio estructural. Lo que estamos viendo es un cambio de la competencia”.

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"