miércoles, 20 junio 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

ACS creció un 6,8% en 2017 y reduce su deuda a mínimos

01 de marzo de 2018. 09:00h

Las ventas del Grupo ACS en 2017 han alcanzado 34.898 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,1% gracias principalmente a la buena evolución de la actividad de construcción. En términos comparables, sin considerar el impacto del tipo de cambio, el incremento es del 10,7%. La deuda neta del Grupo ACS se sitúa en mínimos históricos hasta alcanzar los 153 millones de euros a finales de 2017, disminuyendo un 87,4% desde cierre de 2016. El beneficio bruto de explotación (EBITDA) de 2017 ha alcanzado los 2.279 millones de euros, aumentando un 12,6% con un margen sobre ventas del 6,5%, 20pb mayor que el del año anterior. La distribución geográfica de las ventas muestra la amplia diversificación del Grupo, donde América del Norte representa un 45% de las ventas, Europa un 20%, Australia un 20%, Asia un 9%, América del Sur un 5% y África el restante 1%. Las ventas en España suponen un 13% del total de las ventas. La cartera a finales de 2017 ascendía a 67.082 millones de euros, con un incremento del 1%. La apreciación del euro frente a las demás divisas ha tenido un impacto negativo en la cartera de más de 5.200 millones de euros, por lo que el crecimiento sin considerar este efecto sería del 8,8%. El beneficio neto atribuible del Grupo asciende a 802 millones de euros, un incremento del 6,8%, del 15,5% si excluimos la aportación de Urbaser en el periodo anterior. Este crecimiento aumenta hasta el 17,0% si adicionalmente se elimina el impacto de la variación del tipo de cambio. El beneficio de la actividad de Construcción crece un 24,4%, respaldado por la excelente evolución de Hochtief y sus filiales, cuya contribución al beneficio consolidado del Grupo aumenta en un 35%. El beneficio neto del área de Servicios Industriales crece un 4,6% gracias al impulso de la actividad internacional y el repunte del mercado español. Por su parte el beneficio neto de Servicios alcanza los 37 millones de euros, que corresponde a Clece tras la venta de Urbaser y Sintax a finales de 2016. El impacto neto de Corporación asciende a 59 millones de euros.