hemeroteca

Ciberseguridad, reto para la digitalización

28 DE septiembre DE 2016. 09:00H Funds & Markets

Vivimos en un mundo complejo, donde las compañías relacionadas con la seguridad facilitan que sea más seguro para las personas, empresas y gobiernos. Hay que tener en cuenta que con la globalización, con mayor circulación de personas, bienes y servicios en todo el mundo, el desarrollo demográfico y tecnológico, la aceleración de la complejidad e innovaciones tecnológicas, crean desafíos como terrorismo, ataques cibernéticos y amenazas para la salud, que exigen soluciones confiables. Ello requiere de grandes inversiones, que seguirán creciendo más que la economía, hasta el punto que es previsible que estas industrias crezcan anualmente al 9%, de dos a tres veces más que el PIB mundial, con altas barrera de entrada, potencial de márgenes y atractivo perfil rentabilidad-riesgo.

En concreto la seguridad cibernética es un reto para la digitalización. Hay que tener en cuenta que Euromonitor estima que el comercio electrónico seguirá creciendo al 12,5% anual compuesto, frente a 4,8% del comercio tradicional. Pero los piratas informáticos no solamente atacan instituciones financieras. En 2014, el número de incidentes detectados alcanzó 177.339 por día. Ransomware, una nueva amenaza, generó en 2015 hasta 24 millones de dólares de ingresos a ciber-extorsionistas y otros 325 millones en daños indirectos (desinfección, restauración de copia y seguridad). Además, la regulación genera oportunidades y las empresas de seguridad y recuperación de datos pueden aumentar las ventas al 15% anualmente los próximos cinco años.

Así, es destacable el buen comportamiento de las empresas de seguridad tecnológica. De hecho hemos aumentado el peso de este segmento, altamente fragmentado, con elevada actividad en fusiones y adquisiciones. Recientemente Symantec ha publicado resultados muy sólidos y cerrado la adquisición de Blue Coat y Fleetmatics ha sido objeto de un anuncio de compra por Verizon en aproximadamente 2.400 millones (una prima del 40%).

En conjunto favorecemos empresas que pueden ampliar márgenes y crecer en beneficios, con abundante efectivo. Es un universo de 300 compañías, muchas de las cuales no están en los índices tradicionales y que suman una capitalización de 500.000 millones de dólares. Además conviene el equilibrio entre valores defensivos relacionados con servicios de seguridad (de alta visibilidad de flujos de caja, como protección personal, gestión de residuos peligrosos o inspección y certificación industrial) y los más cíclicos de seguridad física (airbags, sistemas de visión nocturna, video vigilancia, protección, policía y herramientas forenses) y tecnologías (Internet, biometría).

Destaca la exposición a acciones de Estados Unidos, que cuenta con mercados de capitales más eficientes para compañías de mediana y pequeña capitalización. La exposición a emergentes es indirecta, a través de exportadoras.

Pictet Security excluye compañías con 5% o más de ventas en armamento o contratos en defensa (además de las dedicadas a producción, desarrollo, prueba o mantenimiento de energía nuclear). Sobre la selección puntúa modelo de negocio, calidad de gestión y atractivo financiero, teniendo en cuenta liquidez y volatilidad, para una cartera de 50 a 70 acciones de alta convicción.

Yves Kramer, co-gestor de Pictet Security, especialista sectorial en tecnología.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"