martes, 13 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

Cuatro predicciones para el futuro del trabajo

29 de diciembre de 2017. 09:00h
  • Cuatro predicciones para el futuro del trabajo

Stephane Kasriel, vicepresidente del Consejo para el futuro del trabajo del Foro Económico Mundial, desarrolla cuatro predicciones laborales para el nuevo año. 1. La inteligencia artificial y la robótica crearán más trabajos si aprendemos a guiar la innovación El fundador de Uber, Elon Musk, ha declarado en varias ocasiones que la inteligencia artificial es "la mayor amenaza a la humanidad". Sin embargo, el impacto de la inteligencia artificial en el trabajo no significa el fin del empleo. Al fin y al cabo, las máquinas no pueden crearse a sí mismas. Este nuevo escenario debería ayudarnos a encauzar la innovación de manera responsable, lo que significa alimentar nuevas oportunidades, no cerrarse a ellas. Musk no es el único que se apunta al carro del "alzamiento de las máquinas". Cada generación anterior a la nuestra ha temido un cambio tecnológico masivo. Si vemos los últimos datos, la automatización ha creado, que no destruido, más trabajos y parece que la tendencia continúa al alza. Es cierto que desaparecerán puestos de trabajo en pocos años, pero aún es complicado saber qué perfiles se necesitarán dentro de 30 años. El vicepresidente del Foro Económico Mundial cree que habrá puestos de trabajo suficientes, el problema será la falta de habilidades para ocuparlos. "En 2018 caeremos en la cuenta de que no es un asunto de humanos frente a máquinas, sino de hombres y máquinas trabajando en tándem para resolver los problemas mundiales". 2. Las ciudades competirán entre sí en una guerra por el talento Cuando Amazon desveló que invertiría más de 5.000 millones en la construcción de su segunda mayor sede, recibió más de 200 propuestas de ciudades diferentes. Las metrópolis de todo Estados Unidos llegaron a extremos insospechados para atraer la atención de Jeff Bezos, fundador de Amazon y mayor fortuna mundial. Nueva York iluminó el icónico Empire State de "naranja Amazon", otros municipios optaron por comprar cientos de productos aleatoriamente en su página web y escribieron reseñas de cinco estrellas en cada una o improvisaron un modelo del nuevo edificio hecho con las cajas de envío de la compañía. Una de las ciudades que se mantuvo apartada de la histeria colectiva fue San José, en California. Su alcalde, Sam Liccardo optó por el talento antes que por la exención de impuestos. En una columna de opinión publicada en el Wall Street Journal, Liccardo explicó que "las grandes empresas como Amazon quieren estar donde se encuentra el talento tecnológico". La guerra por el talento en el futuro tendrá como campo de batalla las ciudades, no las empresas. Mientras la tecnología avanza en facilitar la vida en sociedad y el teletrabajo se va imponiendo, la gente decidirá el lugar de residencia que más les convenga, no el que esté más cerca de su lugar de trabajo. 3. La mayoría de los trabajadores serán autónomos en 2027 Hoy en día, más de 57 millones de trabajadores en Estados Unidos son autónomos (cerca de un 36% del total). De acuerdo a las estimaciones del estudio Freelancing in America 2017, la mayor parte de los trabajadores serán autónomos en 2027, gracias a las generaciones más jóvenes. La mitad de los millenials estadounidenses son freelancers. A la vez, se espera que aumente la contratación de autónomos por parte de las empresas para llenar los vacíos de talento. De hecho, de acuerdo a un informe del Instituto de Internet de Oxford, las llamadas "plataformas de talento" en las grandes empresas se incrementaron un 26% en el último año. 4. La educación será más eficaz De acuerdo a los estándares internacionales de evaluación, como PISA, parece que nuestro sistema educativo es ineficiente. La manera en la que educamos a las nuevas generaciones no las prepara de forma eficaz para los empleos actuales. La idea de estudiar matemáticas, ciencias o arte en disciplinas separadas no se corresponde con la resolución de problemas en el mundo actual. Preparar a los estudiantes para los empleos de mañana implica romper con la incomunicación dentro de la educación. Kasriel se muestra optimista con el futuro de la educación con ejemplos de centros educativos experimentales como Holberton en San Francisco, fundado por Sylvain Kalache y Julien Barbier o el Colegio Wildflower en Boston, de Babur Habib y Doug Schachtel. "Estas instituciones ponen el listón de dónde estará el futuro de la educación. Repensaremos la forma en la que el talento se desarrolla y se emplea y prepararemos a los estudiantes para un aprendizaje vital mejor adaptado a la rápida evolución de las habilidades", concluye Kasriel.