jueves, 21 junio 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

EEUU será el primer productor de petróleo en 2023

07 de marzo de 2018. 09:00h

La Agencia Internacional de la Energía (IEA, según sus siglas en inglés) ha publicado recientemente un estudio en el que prevé que EEUU adelantará a Rusia en 2023 como mayor productor mundial de petróleo, gracias a un aumento de su producción estadounidense que podría llegar a cubrir el 80% del crecimiento de la demanda mundial. Según la IEA, la producción petrolera estadounidense aumentará en 2,7 millones de barriles diarios los próximos cinco años, hasta un total de 12,1 millones de barriles diarios. Ese incremento entre 2018 y 2023 supone cerca de la mitad del crecimiento previsto a nivel global durante este periodo, estimado en 6,4 millones de barriles. Superar los 12 millones de barriles de crudo diarios supondría que el país, además de convertirse en primer productor mundial, quedaría muy cerca de igualar su producción y su demanda interna. De este modo, EEUU revertirá así su tradicional papel de país importador de petróleo y se situaría muy cerca de la autosuficiencia. Además, el director de la IEA, Fatih Birol, estima que si los precios suben más de lo esperado, el suministro petrolero de EEUU podría incrementarse aún más. Por ello, prevé que el abastecimiento de los mercados esté garantizado, teniendo en cuenta el avance estadounidense y el mantenimiento de la producción de crudo en Canadá, Brasil y Noruega. Sin embargo, el informe de la IEA urge a la industria a aumentar las inversiones para mantener el crecimiento de la oferta petrolera a partir de 2020, tras el fuerte retroceso en 2015 y 2016. Por ello, Fatih Birol ha señalado que "la imagen de inversión global es débil, lo que sigue siendo motivo de preocupación, se necesitarán mayores inversiones para compensar la disminución de los campos petrolíferos". Por su parte, la producción de crudo dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) moderará su crecimiento, que se augura en 750.000 barriles al día durante los próximos cinco años. La IEA señala que la mayor parte del crecimiento de la producción se atribuye a países de Oriente Medio, especialmente Iraq, que compensará la reducción del suministro en Venezuela. Mientras, la agencia internacional de la energía estima que la demanda de petróleo aumentará hasta 2023 en 6,9 millones de barriles diarios, hasta un total de 104,7 millones de barriles. El organismo señala a China como motor de este avance, aunque ha advertido del impacto de las políticas contra la contaminación implementadas por Pekín.