hemeroteca

El aluminio resiste contra viento y marea

28 DE julio DE 2017. 09:00H Funds & Markets

img_FM36490_0_FM36490_MG683665.jpg
La evolución del aluminio va muy de la mano de lo que suceda en los países emergentes y de su economía. Los últimos meses han servido de probatura por las oscilaciones que se han podido observar en su precio. Con la publicación de los datos macroeconómicos de China, parece que ahora el panorama se ha despejado en cierta medida. La pregunta versa sobre lo que puede suceder en el futuro. Con los precios rondando los1.900 dólares por tonelada, el aluminio sigue siendo muy resistente a pesar de múltiples factores que apuntan hacia un equilibrio debilitamiento del mercado. Según apuntan los expertos de Julius Baer, “el crecimiento de la oferta mundial de aluminio se acelera a lo largo de este año por China”. Pese a los recientes flujos de noticias de cierres de capacidad ilegales en el país, el crecimiento acelerado de la oferta cuenta con casi un 10% el mes pasado. Un porcentaje que es bastante sólido teniendo en cuenta todos los efectos que se encuentran sobre la mesa en estos momentos. El aumento de los inventarios nacionales a los niveles más altos en cuatro años y con los datos sobre exportaciones, el mercado chino más bien parece que se abastece. El sentimiento es, sin embargo, más alcista. Algunos esperan que el mercado se contraiga “debido a los esfuerzos del gobierno chino para combatir la contaminación de las industrias pesadas mediante el cierre de las plantas de suministro de aluminio ilegal y limitar la capacidad de crecimiento futuro”. Mientras que la interferencia gubernamental en China representa el mayor riesgo al alza dada la dependencia del mundo en los suministros chinos, “creemos que esto por lo menos ya se refleja en parte en los precios hoy en día”. Mientras que los precios se encuentran moviéndose constantemente el apoyo de un nuevo aumento de los costos de energía debido a los precios más altos de carbón, “debería suponer bandazos de corta duración si China toma medidas para aliviar la escasez de la oferta actual”. En general, “seguimos siendo de la opinión de que el exceso de oferta persistir en el mercado del aluminio por el momento”. Así pues, pese a la aceleración en el crecimiento del suministro en China, el aumento de los inventarios y las exportaciones, los precios del aluminio no lo están descontando. Mientras que la interferencia gubernamental en China representa el mayor riesgo al alza, esto está, al menos "parcialmente reflejado en los precios".
MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"