jueves, 16 agosto 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

El IPC sube un 1,1% en 2017

12 de enero de 2018. 09:00h
  • El IPC sube un 1,1% en 2017

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se ha mantenido estable durante el mes de diciembre (0,0%) y cierra 2017 con un aumento del 1,1%, una décima menos de lo esperado y seis décimas inferior a la contabilizada durante el mes anterior, cuando se sitúa en el 1,7%, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, la subida generalizada de los precios sufre un ascenso menor que la subida salarial pactada en convenio (1,43%), aunque por encima de la subida del sueldo a los funcionarios (1%) y de las pensiones, que suben un modesto 0,25%, con las consiguientes pérdidas de poder adquisitivo. Se trata de la décimosexta tasa positiva que encadena el IPC después de que en septiembre de 2016 registrara un repunte del 0,2%. La cifra más alta tuvo lugar en enero de 2017, cuando fue del 3%. Desde entonces, el índice ha experimentado subidas y bajadas hasta colocarse en el citado 1,1%. El organismo achaca esta cifra al descenso producido en partidas como transporte, que reduce su variación anual más de un punto y medio hasta el 1,9%, fruto de los precios de los carburantes, la bajada del coste del gasóleo para calefacción, así como por un incremento del precio de la electricidad menor que el producido en 2016. Ocio y cultura, con una variación anual del 0,6% también empujan a la baja el indicador. Destacan alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa se reduce cinco décimas, hasta el 1,7%, influido por el precio de las frutas, así como por las legumbres y hortalizas, principalmente. Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye alimentos ni precios energéticos, se mantiene en el 0,8%, tres décimas por debajo del IPC general. Por regiones, la tasa anual disminuye en todas las comunidades autónomas durante el mes de diciembre. Los descensos más acusados han tenido lugar en La Rioja, Aragón, Castilla y León y Cataluña, con bajadas de ocho décimas en la primera y siete décimas en las restantes. La Comunidad de Madrid, en cambio, es la que menos rebaja su variación anual, pasando del 1,5% en noviembre al 1,2% a cierre de año.