viernes, 14 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

Europa eleva sus previsiones de crecimiento para España

03 de mayo de 2018. 09:00h
  • Europa eleva sus previsiones de crecimiento para España

Coincidiendo con la mayoría de entidades que intentan calcular el crecimiento de España este año, la Comisión Europea prevé que la economía de nuestro país crecerá un 2,9% durante 2018. Se trata de una cifra que supera en tres décimas la previsión anterior, y que es más de medio punto mejor que la cifra que se espera para la Unión Europea (2,3%). Sin embargo, España no es inmune a las circunstancias que afectan al resto de sus vecinos europeos. El crecimiento se reducirá en 2019, de forma que alcance el 2,4%, si bien esta cifra se sitúa tres décimas por encima de las últimas previsiones. Este cálculo tiene en cuenta un descenso del consumo privado. La crisis catalana es otro de los asuntos que la Comisión Europea pone sobre la mesa. Cree que los eventos sucedidos en Cataluña han sido controlados. Como publica DIRIGENTES, la Comisión señala a las diferencias entre algunos estados donde “el desempleo sigue siendo muy elevado”, mientras que en otros “es cada vez más difícil cubrir las ofertas de empleo”. En España la tasa de desempleo es del 16,1%, aunque se prevé que caiga por debajo del 14% en 2019, el nivel más bajo desde 2008. El contraste con los datos de la Unión Europea es evidente, ya que se espera que el paro se reducirá al 7,1% en 2018 desde el 7,6% de 2017 en el conjunto de la Unión. En cualquier caso, la creación de empleo “debería continuar apoyando el consumo”, apuntan desde Bruselas. El crecimiento económico también se verá influido por el aumento de la construcción no-residencial, que crecerá durante 2018 gracias a la inversión pública en infraestructuras antes de moderarse en 2019. Por otra parte, las exportaciones crecerán con fuerza durante 2018 y 2019, a pesar de que el euro aumentará previsiblemente su valor, según la Comisión. El resultado es que las exportaciones realizarán una “contribución positiva al crecimiento”, aunque menos que en periodos anteriores. Una de las apreciaciones más destacadas que realiza la Comisión tiene que ver con el cumplimiento de los objetivos de déficit. A pesar de que señala que en Europa todos los países estarán por debajo del 3 España incumplirá su objetivo para 2018. Mientras que el objetivo oficial es del 2,2%, se espera que el déficit alcance el 2,6% en 2018. Las causas de esta desviación se encuentran en la reducción de los impuestos a las rentas más bajas y la mejora de las pensiones que prevén los Presupuestos Generales del Estado. Estos hechos “enfriarán” la reducción del déficit en comparación con 2017. Por el contrario, la Comisión aprecia que la concesión de las autopistas nacionalizadas, “si se materializa”, podría mejorar el balance del Gobierno en 2019. De esa forma, el ratio de deuda sobre el PIB ascendería al 95,9% en 2019.