hemeroteca

Felipe González recibe la nacionalidad colombiana

11 DE diciembre DE 2014. 09:00H Dirigentes

img_DD17286_0_DD17286_MG427958.jpg

"Es bueno poder decirle que es uno de nuestros compatriotas, que esta es su patria que lo quiere y lo admira". Con estas palabras, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, selló el acto por el cual ese país americano le concedió al expresidente del Gobierno español (1982-1996) la carta de ciudadanía.

González, destacó el mandatario colombiano, "triplicó el Producto Interno Bruto per cápita, modernizó España, la insertó en Europa, le abrió las puertas a un proceso de desarrollo como pocos países han tenido en el mundo, en la historia del mundo".

En un acto desarrollado el 2 de diciembre en la Casa de Nariño (palacio de Gobierno, en la capital Bogotá) del que participaron también los expresidentes colombianos Belisario Bettancourt y César Gaviria, Santos dijo que González ha estado siempre dispuesto a colaborar con Colombia y dijo sentirse honrado de poder decir que es su "amigo personal".

Colombia es uno de los 24 países con los que España mantiene convenios que suponen que los ciudadanos de ambos países no están obligados a renunciar a su nacionalidad de origen para poder adquirir la segunda.

Conspiraciones

En su alocución, Santos recordó que González participó en diversos momentos de las negociaciones de paz con la guerrilla. "Felipe ha estado empeñado desde hace mucho tiempo" en ese propósito, dijo el jefe de Estado, citando a continuación un episodio que incluyó al nobel de Literatura Gabriel García Márquez, amigo de ambos.

"Nos fuimos con Gabo a Madrid, a preguntarle si él estaría dispuesto, y dijo pues sí, yo siempre estoy dispuesto", recordó Santos, actualmente en un nuevo proceso de negociaciones con las FARC, guerrilla que actúa hace medio siglo en ese país.

"Cuando estábamos en la mitad de esas conversaciones, llama Julio Sánchez y me dice: 'aquí en Colombia hay un escándalo mayor porque dicen que usted está conspirando para tumbar al Gobierno'". El Gobierno era el de Ernesto Samper, actual secretario general de la Unasur, que presidió el país entre 1994 y 1998.

"Años más tarde, continúa Santos, en el Congreso quisieron hacerme una moción de censura por supuestamente haber querido conspirar contra Samper. Felipe me rescató con una carta de dos frases: 'estábamos buscando la paz, no tumbando gobiernos', frases por las cuales estoy inmensamente agradecido, porque si no, no estaría aquí en la Presidencia", evocó el mandatario.

Tapete rojo

Por su parte, el exdirigente del PSOE ha prometido cumplir la Constitución y la ley colombiana. "No pueden imaginar la satisfacción que me produce sentirme tan colombiano como español y tan español como colombiano", ha dicho González.

"He estado vinculado más de la mitad de mi vida a América Latina y dentro de ese vínculo ha tenido un lugar siempre especial Colombia", dijo el ahora hispano-colombiano.

Al referirse al actual momento del proceso de paz de Colombia, González dijo que es "irreversible" y sostuvo que las negociaciones, que ahora se desarrollan en Cuba, auguran "el comienzo de una época nueva".

"En estos momentos, en los que se termina una época y comienza otra, quien quisiera revertir lo que ha ocurrido y el futuro que viene para Colombia pagaría un precio muy alto. Recibir la ciudadanía en estos momentos me honra, más que ninguna distinción, y todas las he agradecido", dijo González durante la ceremonia.

Después de 13 años en el poder y tras haber perdido las elecciones de 1996 ante José María Aznar (Partido Popular), González renunció al partido, cumpliendo desde entonces agendas de las fundaciones Progreso Global y Tomás Meabe, además de ser parte del Comité Federal del PSOE y del Comité de Sabios, denominación del Grupo de Reflexión sobre el Futuro de Europa.

"Usted sabe que aquí siempre tendrá un tapete rojo y un corazón abierto", concluyó Santos, dirigiendo la palabra a su ahora compatriota socialista.

NN IP: “Nuestro fondo de Clima y Medioambiente renta más del 16% este año”